Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » En la administración de sociedades no puede confundirse la apropiación indebida con el delito de administración desleal
En la administración de sociedades no puede confundirse  la apropiación indebida con el delito de administración desleal

En la administración de sociedades no puede confundirse la apropiación indebida con el delito de administración desleal

El Alto Tribunal establece en una reciente sentencia, que constituyen delito de apropiación indebida los actos ejecutados sobre los bienes, que tengan significado o valor apropiativo, mientras que se suponen un delito de administración desleal aquellos otros que supongan un exceso en el ejercicio de las facultades otorgadas que cause un perjuicio al patrimonio administrado.

Se concluye que no puede confundirse la apropiación indebida con el delito de  administración desleal contenido en el artículo 295 del Código Penal vigente, dentro de los delitos
societarios.

Así pues, este delito se refiere a los administradores de hecho o de derecho o a los socios de cualquier sociedad constituida o en formación que realicen una serie de conductas causantes de perjuicios, con abuso de las funciones propias de su cargo. Esta última exigencia supone que el
administrador desleal del artículo 295 actúa en todo momento como tal administrador, y que lo hace dentro de los límites que procedimentalmente se señalan a sus funciones, aunque al hacerlo de modo desleal en beneficio propio o de tercero, disponiendo fraudulentamente de los bienes
sociales o contrayendo obligaciones a cargo de la sociedad, venga a causar un perjuicio típico.

En este sentido, el exceso que comete es intensivo, en tanto en cuanto su actuación se mantiene dentro de sus  facultades, aunque indebidamente ejercidas. Por el contrario, la apropiación indebida, conducta  posible también en los sujetos activos del delito de administración desleal del artículo 295, supone  una disposición de los bienes cuya administración ha sido encomendada que supera las facultades  del administrador, causando también un perjuicio a un tercero.

Se trata, por lo tanto, de conductas  diferentes, y aunque ambas sean desleales desde el punto de vista de la defraudación de la  confianza, en la apropiación indebida la deslealtad supone una actuación fuera de lo que el título de  recepción permite, mientras que en la otra, la deslealtad se integra por un ejercicio de las facultades del administrador que, resulta perjudicial para la
sociedad, pero que no ha superado los límites propios del cargo de administrador.

En definitiva, se entiende que constituirán delito de apropiación indebida los actos ejecutados sobre los bienes recibidos por alguno de los títulos típicos, que tengan significado o valor apropiativo, mientras que constituirán delito de administración desleal aquellos otros que supongan un uso inadecuado de los bienes sobre los que se tienen facultades para administrar, mediante un exceso en el ejercicio de las facultades otorgadas que cause un perjuicio al patrimonio administrado.

 

Puede consultar el texto completo de la sentencia en www.casosreales.es Marginal nº 70352445

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

La denuncia en vía penal es una forma de ejercer la acción civil de responsabilidad e interrumpe la prescripción

La denuncia en vía penal es una forma de ejercer la acción civil de responsabilidad e interrumpe la prescripción

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha establecido que la denuncia en vía penal, con sus posibles efectos en el orden civil, supone una forma de ejercicio de la acción civil de responsabilidad ante los tribunales e interrumpe la prescripción. El Alto Tribunal, concluye que la referida doctrina no encuentra excepción por razón del resultado que la denuncia llegue ... Leer Más »

No existe simulación contractual entre los contratos de préstamo y leasing inmobiliario

No existe simulación contractual entre los contratos de préstamo y leasing inmobiliario

En una reciente sentencia, la Audiencia Provincial de Madrid, ha determinado que los contratos simulados son aquellos en los que subyace el contrato realmente querido por las partes bajo la apariencia de un contrato distinto y diferente; normalmente los contratos simulados responden a la necesidad de ocultar una finalidad ilícita que subyace en el contrato aparente. Así, el ejemplo más habitual en ... Leer Más »

La jurisdicción civil es la competente en materia de seguros de responsabilidad de la administración

La jurisdicción civil es la competente en materia de seguros de responsabilidad de la administración

En el presente caso, en primera y segunda instancia se desestimó la demanda, al apreciar falta de jurisdicción para conocer de la pretensión ejercitada, siendo competente la jurisdicción contencioso-administrativa. Por ello, la parte recurrente interpuso recurso extraordinario por infracción procesal por vulneración de las normas sobre competencia objetiva, defendiendo que el objeto sobre el que versaba la demanda se centraba en ... Leer Más »

Es trabajo efectivo el tiempo que invierten las enfermeras para transmitirse información en cambios de turno

Es trabajo efectivo el tiempo que invierten las enfermeras para transmitirse información en cambios de turno

El Alto Tribunal, en una reciente sentencia ha establecido que el tiempo que dedican las enfermeras a transmitirse información sobre los pacientes para garantizar la continuidad asistencial de los mismos entre un turno y otro ha de considerarse tiempo efectivo de trabajo y computarse dentro de su jornada ordinaria, en tanto en cuanto, se trata de obvia actividad profesional, como es el ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon