Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » La denegación del derecho a la justicia gratuita por ser un litigador frecuente es inconstitucional
La denegación del derecho a la justicia gratuita por ser un litigador frecuente es inconstitucional

La denegación del derecho a la justicia gratuita por ser un litigador frecuente es inconstitucional

El Tribunal Constitucional ampara a una persona a la que denegaron el beneficio de la justicia gratuita por considerar que incurría en abuso de derecho en atención al número total de litigios realizados con anterioridad y declara vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva

 

En una reciente sentencia del pasado 15 de agosto, el Tribunal Constitucional entró a valorar si la resolución dictada por la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita de la Comunidad de Madrid vulneraba el derecho a la tutela judicial efectiva de un ciudadano al que denegaban el beneficio de la justicia gratuita, que había solicitado para la interposición de una querella por falsedad documental.

La Comisión habría denegado el acceso a la justicia gratuita basándose en que incurría en abuso de derecho al haber litigado en otros procedimientos, habiendo realizado un total de 21 solicitudes de acceso, de las cuales 15 habían sido concedidas y seis denegadas con anterioridad.

El Tribunal Constitucional recuerda que la denegación del acceso a la asistencia jurídica gratuita puede vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva, en cuanto “su finalidadinmediata radica en permitir el acceso a la justicia, para interponer pretensiones u oponerse a ellas, a quienes no tienen medios económicos suficientes para ello y, más ampliamente, trata de asegurar que ninguna persona quede procesalmente indefensa por carecer de recursos para litigar». Y recuerda que el precepto constitucional “encierra un núcleo indisponible que (…) supone, sin duda, que la justicia gratuita debe reconocerse a quienes no puedan hacer frente a los gastos originados por el proceso”.

En el caso examinado por el Tribunal Constitucional, la denegación del derecho a la asistencia jurídica gratuita no se fundó en la suficiencia o no de recursos económicos para litigar, sino en un pretendido abuso de derecho derivado de que “el solicitante ha formulado 21 solicitudes”, de las cuales en 15 de ellas se le reconoció el derecho y en 6 se le denegó. Por tanto, su denegación se justificó en atención al número total de peticiones formuladas y a la circunstancia de que algunas de ellas no prosperaron.

El Constitucional señala que esta interpretación es una restricción injustificadas y contraria a las exigencias constitucionales del derecho a la asistencia jurídica gratuita. Y añade que “por el mero hecho de que ese mismo ciudadano ya se haya dirigido anteriormente a los órganos del Poder Judicial para deducir otras pretensiones distintas, tampoco puede denegarse el derecho de justicia gratuita, del que depende directamente la posibilidad de acceder a los tribunales, con idéntico argumento sin causar el mismo sacrificio indebido del derecho fundamental que contempla el art. 24.1 CE.”

Y ello porque tal distinción llevaría a que los ciudadanos que dispongan de recursos pudieran acudir a los tribunales por cuantas pretensiones tuvieran por conveniente, mientras que aquellos que carecen de los medios necesarios sólo podrían acudir a los órganos del Poder Judicial un número determinado de veces, algo que resultaría “constitucionalmente inasumible”.

Y concluye “El número de veces en que, con amparo en el beneficio de justicia gratuita se ha litigado o pretendido litigar con anterioridad por parte del recurrente, no puede erigirse en razón para desestimar la tutela judicial solicitada por quien, invocando la carencia de recursos económicos para ello, insta de la Administración la concesión de tal beneficio, que, de conformidad con nuestra doctrina, únicamente puede serle denegado cuando no cumpla el solicitante las exigencias legalmente establecidas para su concesión y así haya quedado debidamente razonada su no concurrencia en la resolución desestimatoria.”

 

Puede leer la sentencia completa en www.casosreales.es Marginal nº 70082624

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El dolo eventual es suficiente para apreciar el delito de estafa

El dolo eventual es suficiente para apreciar el delito de estafa

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre un recurso interpuesto por el acusado de un delito de estafa que construyó, y posteriormente vendió, unas viviendas sin la licencia necesaria. El recurrente alegaba que no tenía intención de estafar, pues solicitó la licencia y pagó el suministro eléctrico de las viviendas durante meses después de venderlas, hizo arreglos y consiguió una nueva ... Leer Más »

En la plusvalía prevalece la transformación jurídica del terreno sobre la física

En la plusvalía prevalece la transformación jurídica del terreno sobre la física

El Alto Tribunal establece en una reciente sentencia que no se precisa el inicio de la actividad física de transformación de unos terrenos de cara a apreciar una plusvalía, si se efectúa la transformación jurídica mediante la  recalificación urbanística para convertir el suelo de industrial a residencial. En el caso enjuiciado, el Tribunal Supremo, considera que el hecho de haber sido ... Leer Más »

El delito leve de lesiones solo es perseguible si hay denuncia previa

El delito leve de lesiones solo es perseguible si hay denuncia previa

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia en la cual ha aplicado el régimen más favorable de los nuevos delitos leves tras la reforma del Código Penal por la LO 1/2015 a dos condenados, entre otros, por una falta de lesiones, en la que no constaba denuncia de la víctima. Los acusados habían sido condenados por un delito de detención ilegal, ... Leer Más »

Un alquiler de renta antigua puede resolverse en caso de concurso de acreedores

Un alquiler de renta antigua puede resolverse en caso de concurso de acreedores

El Tribunal Supremo establece en una reciente sentencia que puede resolverse un arrendamiento de renta antigua para conseguir la finalidad perseguida con el concurso de acreedores, que es la satisfacción de los créditos y la continuación de la actividad empresarial del deudor concursado. El Alto Tribunal legitima que el juez autorice al concursado a que se desligue de la relación ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon