Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Modificación de termino municipal. Segregación de barrio de un municipio
Modificación de termino municipal. Segregación de barrio de un municipio

Modificación de termino municipal. Segregación de barrio de un municipio

La convocatoria de consultas populares relativas a los procedimientos sobre alteración de las demarcaciones municipales no corresponde a los Órganos Forales de los Territorios Históricos, sino que es competencia de los Ayuntamientos. En definitiva, la consulta popular podrá hacerse en los términos previstos en la Norma Foral 2/2003 y en la LBRL, convocada por el Ayuntamiento, y no por los Órganos Forales, a los que se atribuye esa competencia en la Norma Foral 1/2010, que no resulta de aplicación a los procedimientos de alteración de términos municipales.

El marco normativo (la Constitución, el Estatuto de Autonomía del País Vasco, la Ley 27/1983, de 25 de noviembre, de Relaciones entre la Instituciones Comunes de la Comunidad Autónoma y los Órganos Forales de sus Territorios Históricos, la Ley de Bases de Régimen Local, y la propia Norma Foral 2/2003) avala la competencia del Ayuntamiento para realizar la consulta popular en este tipo de procedimientos.

No obsta a esta conclusión que la Norma Foral 2/2003 reconozca la iniciativa e impulso, en el procedimiento de alteración de términos municipales, a la Diputación Foral, pues dicha iniciativa e impulso no puede llegar a sustituir al Ayuntamiento, alterando su competencia al respecto. Se trata de la competencia entre entes públicos territoriales distintos, y no entre órganos, que viene fijada, en la propia Norma Foral 2/2003 y en la LBRL, a los Ayuntamientos.

Tampoco puede sostenerse, en una suerte de principio de inderogabilidad singular inverso, que el autor de la norma foral pueda dispensarse a sí mismo, según el caso, de su aplicación. En fin, la complejidad y, en su caso, dilación de este tipo de procedimientos administrativos sobre alteración de términos municipales, tampoco constituye una norma habilitante de la competencia. Dicho de otro modo, cuando la tramitación municipal se retrasa, se abre un abanico de posibilidades en las relaciones interadministrativas, entre las que no se encuentra que pueda arrogarse una competencia que no se tiene atribuida.

La Norma Foral 2/2003 es norma específica, aunque anterior, y la Norma Foral 1/2010 es general, aunque posterior, de modo que ha de estarse a la norma específica en la materia, y no al criterio temporal de una norma que no resulta aplicable por razón de la materia. La norma foral de 2010 ni siquiera ha intentado evidenciar una voluntad de alterar lo dispuesto en la norma foral de 2003, en relación con las consultas populares en los casos específicos de alteración de los términos municipales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

No se vulnera a la libertad sindical si se notifica a los delegados sindicales y no comparecen en las reuniones

No se vulnera a la libertad sindical si se notifica a los delegados sindicales y no comparecen en las reuniones

Se presenta una demanda de un sindicato contra una empresa y otros sindicatos alegando una vulneración del derecho de libertad sindical. Por otra parte, la empresa argumenta que para la negociación del convenio colectivo de la empresa se celebraron 5 reuniones, citando al sindicato demandante. La delegada sindical, pese a comparecer en la primera reunión, no acudió a las siguientes ... Leer Más »

No procede indemnización si el daño económico no se contrae con la pérdida neta de una inversión

No procede indemnización si el daño económico no se contrae con la pérdida neta de una inversión

Se estima los recursos que presenta una entidad bancaria en un caso donde unos particulares adquieren unas obligaciones con la misma. Tras conseguir una pérdida de más de 21.000€ solicitan una indemnización por daños y perjuicios. En este supuesto, se plantea la determinación de un daño indemnizable, teniendo en cuenta los rendimientos económicos por los clientes, que en este caso ascendieron ... Leer Más »

La distancia del orden de alejamiento se mide por la distancia del trayecto recorrido y no por línea recta

La distancia del orden de alejamiento se mide por la distancia del trayecto recorrido y no por línea recta

El acusado es absuelto de un delito de quebrantamiento de medida cautelar. Previamente tenía interpuesto una orden de alejamiento contra la denunciante, a una distancia de 200 metros. Sin embargo, quedó probado que el mismo se encontraba a 112,96 metros medidos en línea recta del domicilio de la denunciante. El juez de lo Penal de primera instancia entiende que la ... Leer Más »

Los rendimientos de los productos suscritos se tienen en cuenta para determinar el daño en la indemnización

Los rendimientos de los productos suscritos se tienen en cuenta para determinar el daño en la indemnización

El deber de información de la entidad bancaria suele ser una de las obligaciones que tienen los contratistas. Muchos de los casos que se plantean en materia civil es si se ha viciado el consentimiento en el cumplimiento o no de dicho deber. Es el caso de dos clientes que adquirieron unas obligaciones y participaciones preferentes durante unos años, produciéndoles ... Leer Más »

No se puede apreciar una concurrencia de cosa juzgada si no concurren las necesarias identidades de partes, objeto y causa de pedir

No se puede apreciar una concurrencia de cosa juzgada si no concurren las necesarias identidades de partes, objeto y causa de pedir

En el caso que se desarrolla, una entidad que tiene una finca en un municipio de Almería constituye un derecho de superficie por 20 años a favor de otra empresa. Para ello, ambas conciertan un contrato donde la segunda empresa cedía a la primera la explotación de una estación de servicio como arrendamiento de industria “con una exclusiva de abastecimiento ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon