Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » No cabe indemnización por retrasar licencias de primera ocupación cuando pesa una medida cautelar penal de paralización de la construcción
No cabe indemnización por retrasar licencias de primera ocupación cuando pesa una medida cautelar penal de paralización de la construcción

No cabe indemnización por retrasar licencias de primera ocupación cuando pesa una medida cautelar penal de paralización de la construcción

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha desestimado el recurso presentado por un promotor inmobiliario que pretendía una indemnización de 1,8 millones de euros del Ayuntamiento de Castro Urdiales por retrasar la concesión de licencias de primera ocupación.

De este modo, el tribunal de apelación confirma la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Santander, que en septiembre del pasado año rechazó esta pretensión al considerar que no se daban los elementos para estimar una responsabilidad patrimonial de la administración local.

Según relata la sentencia, la empresa promotora obtuvo licencia de obras en una unidad de ejecución del Plan General de Ordenamiento de Castro Urdiales que, posteriormente, ha sido objeto de un proceso penal.

Finalizada la edificación, el promotor solicitó licencia de primera ocupación pero el Ayuntamiento no resolvió expresamente dado que sobre la citada unidad de ejecución pesaba una medida cautelar de suspensión de construcción.

El promotor decidió entonces recurrir ante los tribunales el silencio administrativo del Ayuntamiento y el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 estimó la pretensión y concedió las licencias de primera ocupación.

Como consecuencia de tal pronunciamiento, el recurrente entiende que el ayuntamiento incurrió en un funcionamiento anormal, por lo que inició el procedimiento de responsabilidad patrimonial que ahora concluye.

En su recurso, consideraba que el retraso en la concesión de las licencias le había ocasionado un daño consistente en un mayor gasto por mantener unos inmuebles que podía haber vendido antes, un lucro cesante porque el precio de las viviendas se había depreciado, y un daño moral.

 

Daño antijurídico

 

Sin embargo, tanto la Sala como el Juzgado niegan que el daño sea “antijurídico” y que, por tanto, merezca una indemnización.

Tal y como señalaba el juez de instancia en su sentencia, el promotor “parece obviar la compleja situación de la UE 1.34 por la pendencia, todavía, de un proceso penal”, y añadía que “la decisión administrativa de no conceder la licencia no es absurda, irrazonable ni arbitraria”.

Por su parte, la Sala recuerda ahora que “en ningún caso se podría otorgar licencia de ocupación en el año 2010 a las viviendas de la unidad de ocupación 1.34 cuando existía una medida cautelar penal”, y añade que hasta que no se levanta la misma, en noviembre de 2012, y se permite la terminación de las viviendas, “no tiene sentido que el Ayuntamiento actuase”.

 

El retraso no justifica la reclamación

 

“Es muy importante ordenar temporalmente las actuaciones urbanísticas y no cabe duda de que sin licencia de obras no se puede construir y, por lo tanto, y sin entrar en el fondo del asunto y en si se completó la urbanización obligatoria, no se pueden otorgar licencias de primera ocupación, y menos pretender que se concedan unas licencias de unas edificaciones cuya construcción estaba paralizada por un procedimiento penal”, añade.

En este sentido, explica la Sala que “de darse los requisitos legales para conceder la licencia, las mismas se podrían haber otorgado a partir de diciembre de 2012 (cuando se levanta la medida cautelar), lo que supone que haberse otorgado judicialmente en febrero de 2013 no supone ningún retraso de tal índole que justifique una reclamación de responsabilidad patrimonial”.

Finalmente, el tribunal añade que el recurrente no ha acreditado que efectivamente se haya producido un aumento en los gastos de la edificación, la depreciación en la venta de las viviendas o los daños morales.

 

Puede leer la Sentencia completa en www.casosreales.es 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El TS condena al Estado a pagar una indemnización de 500.000 euros a un preso que quedó inválido tras sufrir una afección en la cárcel

El TS condena al Estado a pagar una indemnización de 500.000 euros a un preso que quedó inválido tras sufrir una afección en la cárcel

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha reconocido el derecho a cobrar una indemnización de 500.000 euros a un preso que quedó en situación de gran invalidez tras sufrir una grave infección –empiema epidural T3-T9 con compresión severa medular- por entender que se habría evitado o minorado el resultado de su lesión si le hubiesen realizado un diagnóstico distinto al que ... Leer Más »

En un juzgado de lo penal pueden imponerse penas superiores a 5 años

En un juzgado de lo penal pueden imponerse penas superiores a 5 años

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha establecido que la competencia reconocida al juez penal no imposibilita la imposición de penas superiores a cinco años, sino el que enjuicie delitos cuya pena abstracta de prisión, exceda de cinco años, es decir, en los supuestos concursales, cualquiera que sea a la regla de aplicación de la pena, la competencia la ... Leer Más »

Se puede modificar en suplicación en grado de IP sin alterar los hechos probados

Se puede modificar en suplicación en grado de IP sin alterar los hechos probados

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha determinado que en los pleitos sobre invalidez permanente, cabe interponer recurso de suplicación de carácter estrictamente jurídico-sustantivo, es decir, es posible admitir como cierto el cuadro de dolencias que el magistrado de instancia estableció en su sentencia y discrepar exclusivamente sobre la calificación que en derecho corresponde a las mismas. El hecho ... Leer Más »

El Constitucional declara la inconstitucionalidad del artículo 76 e) de la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro

El Constitucional declara la inconstitucionalidad del artículo 76 e) de la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro

El fundamento de la duda de constitucionalidad planteada estriba en que el legislador español, al trasponer la Directiva 87/344/CEE, ha dispuesto en el art. 76 e) de la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro una sumisión a arbitraje de los conflictos surgidos entre asegurador y asegurado en el seguro de defensa jurídica, siempre que tal sea la voluntad expresada por ... Leer Más »

Se confirma la constitucionalidad del régimen de notificaciones electrónicas obligatorias

Se confirma la constitucionalidad del régimen de notificaciones electrónicas obligatorias

Según el Tribunal Supremo, son acertadas las razones que la Audiencia Nacional desarrolla en la sentencia de instancia para rechazar la inconstitucionalidad pretendida por la parte recurrente sobre la base de la posible vulneración del derecho fundamental de tutela judicial efectiva del art. 24 CE y el requisito de reserva de ley para la regulación del ejercicio de los derechos ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon