Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Tras un divorcio, los hermanos pueden ser separados pero respondiendo siempre al interés de los menores
Tras un divorcio, los hermanos pueden ser separados pero respondiendo siempre al interés de los menores

Tras un divorcio, los hermanos pueden ser separados pero respondiendo siempre al interés de los menores

 La decisión se basa en que la motivación de las sentencias consiste en la exteriorización del iter decisorio o conjunto de consideraciones racionales que justifican el fallo. De esta forma, la motivación de las sentencias se presenta como una exigencia constitucional establecida en el artículo 120.3 CE configurándose como un deber inherente al ejercicio de la función jurisdiccional en íntima conexión con el derecho a la tutela judicial efectiva que establece el artículo 24 CE ( STC 144/2003 de julio y STS de 5 de diciembre de 2009 ). Esta Sala ha venido exigiendo la aplicación razonada de las mismas que consideran adecuadas al caso en cumplimiento de las funciones o finalidades que implícitamente comporta la exigencia de la motivación: la de permitir el eventual control jurisdiccional mediante el efectivo ejercicio de los recursos, la de exteriorizar el fundamento de la decisión adoptada, favoreciendo la comprensión sobre la justicia y corrección de la decisión judicial adoptada, y la de operar, en último término, como garantía o elemento preventivo frente a la arbitrariedad ( SSTS 5 de noviembre de 1992 , 20 de febrero de 1993 y 18 de noviembre de 2003 , entre otras).

 Pero también, como resulta lógico, hay que señalar que esta exigencia de motivación no autoriza a exigir un razonamiento judicial exhaustivo y pormenorizado de todos los aspectos y perspectivas que las partes pudieran tener de la cuestión que se decide, sino que deben considerarse suficientemente motivadas aquellas resoluciones que vengan apoyadas en razones que permitan invocar cuáles han sido los criterios jurídicos esenciales fundamentadores de la decisión, es decir, la ratio decidendi que ha determinado aquélla ( de 29 de abril de 2008 de 22 de mayo de 2009 y 9 de julio de 2010).

 Esta Sala (STS de 25 octubre 2012, Rc. 912/2011 ) ha venido repitiendo que “la revisión en casación de los casos de guarda y custodia solo puede realizarse (…) si el juez a quo ha aplicado incorrectamente el principio de protección del interés del menor a la vista de los hechos probados en la sentencia que se recurre”, tal como afirma la STS 154/2012, de 9 marzo , con cita de las SSTS 579/2011, de 22 julio y 578/2011, de 21 julio . La razón se encuentra en que “el fin último de la norma es la elección del régimen de custodia que más favorable resulte para el menor, en interés de este”.”(…) La interdicción del nuevo examen de la prueba en casación se mantiene en estos procesos, tal como se ha dicho repetidamente por esta Sala y solo cuando se haya decidido sin tener en cuenta dicho interés, podrá esta Sala examinar, como ha hecho ya, las circunstancias más adecuadas para dicha protección” ( SSTS 11 de enero y 27 de abril de 2012 ).

 El interés del menor ( SSTS 17 junio 17 octubre 2013) es la suma de distintos factores que tienen que ver no sólo con las circunstancias personales de sus progenitores y las necesidades afectivas de los hijos tras la ruptura sino con otras circunstancias personales, familiares, materiales, sociales y culturales que deben ser objeto de valoración para evitar en lo posible un factor de riesgo para la estabilidad del niño.

 El Tribunal de Instancia ha valorado el interés de los menores que confía a la guarda y custodia de la madre, atendiendo a criterios que la Sala (STS de 25 octubre de 1012 ) considera útiles para ello, como es la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor -la madre atendía a la familia y el cuidado de los hijos-, su actitud personal- adecuada según el equipo psicosocial-, los deseos manifestados por los menores- explorados judicialmente en presencia del Ministerio Fiscal y del equipo psicosocial no muestran rechazo hacia la madre-.

 La única objeción sería que el Tribunal prescinde de la admonición de procurar no separar a los hermanos. Sin embargo, como hemos recogido en el resumen de antecedentes, tal decisión se motiva y resulta lógica, razonable, no arbitraria y, lo que es importante, respetuosa con el interés de los menores, pues al convivir el que es mayor de edad con la madre y los dos menores de más edad con el padre, por decisión de ellos a la que presta su conformidad los progenitores, nunca sería posible la convivencia plena de todos los hermanos con un solo progenitor. La solución más positiva, tras la ruptura, y de ahí que se hable de “mal menor”, es la que se adopta, acompañada de un régimen de visitas y comunicaciones que, fielmente ejecutado, impedirá la ruptura o enfriamiento de los lazos afectivos entre los hermanos.

 El Supremo desestima el recurso extraordinario de infracción procesal y el recurso de casación interpuesto.

Puede leer el texto completo en www.ksp.es Marginal: 69393497

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Una compañía puede utilizar datos personales sin consentimiento si ha existido autorización previa a otra empresa

Una compañía puede utilizar datos personales sin consentimiento si ha existido autorización previa a otra empresa

El TJUE concluye que si un cliente ha consentido la transmisión de datos de carácter personal a una empresa de telefonía, el tratamiento de dichos datos por otra empresa, sin que dicho usuario haya renovado su consentimiento, no vulnera el contenido esencial del derecho a la protección de datos de carácter personal. En el caso planteado, se determina que si ... Leer Más »

Aunque esté autorizada una intervención telefónica que no tiene base indiciaria suficiente es nula

Aunque esté autorizada una intervención telefónica que no tiene base indiciaria suficiente es nula

El Alto Tribunal establece que para realizar una intervención telefónica, no tiene porque exigirse una información exhaustiva de la policía, pero si se debe comprobar si las informaciones que proporcionan representan objetivamente un sustrato que racionalmente hace pensar en la probable comisión de un delito. El Tribunal Supremo, determina en una reciente sentencia que la resolución judicial que acuerda una ... Leer Más »

Copiar el catalogo de productos de una empresa competidora no es competencia desleal

Copiar el catalogo de productos de una empresa competidora no es competencia desleal

El Tribunal Supremo ha concluido en una reciente sentencia, que el hecho de que una empresa adopte para la venta al publico un catalogo de productos, copiado en apariencia y presentación del propio de una compañía competidora, no constituye competencia desleal. En el caso planteado, en instancia, se establecía la existencia de competencia desleal, por considerar que la conducta de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon