Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Una norma reglamentaria no puede atribuir al silencio administrativo eficacia negativa
Una norma reglamentaria no puede atribuir al silencio administrativo eficacia negativa

Una norma reglamentaria no puede atribuir al silencio administrativo eficacia negativa

La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha dictado Sentencia estimando el recurso de Casación que interpuso una particular sobre restitución de documentos incautados con motivo de la Guerra Civil, al amparo del Real Decreto 2134/2008, de 26 de diciembre.

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó los recursos de alzada interpuestos contra resoluciones anteriores que denegaban la devolución de documentos, entendiendo, entre otros motivos, que el silencio de la administración era un silencio negativo. Y que este silencio aparecía claramente establecido en el Real Decreto que es aplicable, por lo que la posterior resolución expresa desestimatoria por incompetencia, había de tenerse por válida en ese caso.

El recurso aducía que se lesionaba el artículo 43.2 de la Ley 30/1992, sobre el silencio administrativo, pues el silencio negativo establecido en el Real Decreto precisaba de una norma con rango de ley.

El alto tribunal dispone que “una norma reglamentaria, como es el Real Decreto 2134/2008, de 26 de diciembre, por el que se regula el procedimiento a seguir para la restitución a particulares de los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil , no puede atribuir al silencio administrativo una eficacia negativa.”

Pues el Reglamento establecía que si en el plazo máximo para resolver y notificar no se hubiese dictado resolución expresa, el interesado podría entender desestimada su solicitud. Estableciendo, por tanto, expresamente un silencio administrativo de carácter negativo.

Lo cual, contrastado con el artículo 43 de la Ley 30/1992,  “revela que la excepción al sistema de silencio positivo que, por aquel entonces, regulaba la Ley 30/1992, no podía ser exceptuado, regulando un efecto negativo del silencio, mediante norma de rango reglamentario, pues expresamente se requería una ” norma con rango de ley ” o norma de Derecho comunitario europeo. Téngase en cuenta, en este sentido, que el artículo 43.4.a) de dicha Ley , en la misma redacción, establecía que ” en los casos de estimación por silencio administrativo, la resolución expresa posterior a la producción del acto sólo podrá dictarse de ser confirmatoria del mismo “.”

Y añade la Sentencia “Esta consecuencia se deriva de la propia caracterización del silencio positivo como un acto administrativo declarativo de derechos, por lo que, en el caso examinado, habiendo trascurrido los plazos de silencio, que nadie discute, y siendo el silencio positivo, ex artículo 43.2 de la citada Ley , la resolución administrativa posterior, inadmitiendo o denegando, en cualquier caso no accediendo a lo solicitado, incurre en vicio de invalidez por vulneración de los expresados artículos 43.2 y 43.4.a) de la Ley 30/1992. Sin que pueda considerarse que la disposición adicional primera de la Ley 21/2005, atendida su escueta redacción, pueda prestar cobertura legal a dicha excepción.”.

Por tanto, concluye el Tribunal que “cuando se dicta la resolución de la Comunidad de Madrid impugnada en la instancia, ya se había producido la estimación presunta de la solicitud, lo que determina la restitución de la documentación y libros solicitados.”

Derecho de petición

Igualmente, tampoco considera el Tribunal Supremo que se trate del ejercicio de un derecho de petición y que, para esos casos, el silencio es negativo, pues “el derecho de petición del artículo 29 de la CE , como ya recogimos en nuestra Sentencia de 26 de octubre de 2012 (recurso de casación nº 5000 / 2011), es un derecho ” uti cives “, según declaran las SSTC 161/1988, de 20 de septiembre y 242/1993, de 14 de julio , del que disfrutan por igual todos los españoles, en su condición de tales, que les permite dirigir, con arreglo a la ley a que se remite la Constitución, “peticiones a los poderes públicos, solicitando gracia o expresando súplicas o quejas, sin que en él se incluya el derecho a obtener respuesta favorable a lo solicitado “.”

Y continúa “la delimitación negativa, legalmente establecida, avala la improcedencia de considerar, como derecho de petición, aquellas solicitudes que tienen un procedimiento específico establecido en otra ley que no sea la propia del derecho de petición. En este caso, se trata del Real Decreto 2134/2008 cuyo título ya resulta significativo, pues regula el “procedimiento a seguir ” para la restitución a particulares de los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil, lo que de entrada resulta ya incompatible con un derecho de petición.”

 

Puede leer el texto completo en www.ksp.es Marginal : 69718146

 

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Se aplica por primera vez la agravante de desprecio de género

Se aplica por primera vez la agravante de desprecio de género

La Audiencia Provincial de Oviedo ha aplicado por primera vez la nueva circunstancia agravante de desprecio de género, que entró en vigor el pasado mes de Julio de 2016 Se trata de una circunstancia introducida por la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de Marzo, en vigor desde el 1 de Julio de 2015, que se fundamenta en la mayor culpabilidad ... Leer Más »

No invalida la prueba, el hecho de que los testigos estén presentes cuando declara el acusado

No invalida la prueba, el hecho de que los testigos estén presentes cuando declara el acusado

El Alto Tribunal, en una reciente sentencia establece que aunque constituye una irregularidad que un testigo presencie la declaración del acusado, este hecho no invalida la prueba obtenida En el presente caso, la parte recurrente alegaba la limitación estipulada en el artículo 704 LECrim , donde se prevé la incomunicación de los testigos que hayan de declarar en el juicio ... Leer Más »

Las empresas podrán reclamar también la nulidad de las clausulas suelo

Las empresas podrán reclamar también la nulidad de las clausulas suelo

En una novedosa sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Toledo, se abre la puerta a que las empresas y personas juridicas puedan reclamar la nulidad de las clausulas suelo, al igual que los consumidores. Aunque el concepto de cláusula contractual abusiva adquiere un significado propio en el ámbito de la contratación con los consumidores, ello no significa que en ... Leer Más »

Los acuerdos adoptados por una comunidad de vecinos son válidos aunque su presidente no sea propietario

Los acuerdos adoptados por una comunidad de vecinos son válidos aunque su presidente no sea propietario

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha establecido que los acuerdos adoptados por una comunidad de propietarios son válidos aunque su presidente carezca de legitimación para ejercer el cargo por no ser propietario. En el caso enjuiciado, la parte recurrente alegaba la falta de capacidad y legitimación activa del presidente, por no ser propietario, y por ello solicitaba la ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon