Inicio » Artículos jurídicos » Caducidad del despido. Aplicación a la conciliación administrativa previa, del artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil
Caducidad del despido. Aplicación a la conciliación administrativa previa, del artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Caducidad del despido. Aplicación a la conciliación administrativa previa, del artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Por Esteban Ceca Magán. Socio Director de Ceca Magán Abogados

Se considera presentada en plazo la demanda de conciliación, si se efectúa dentro de las 15 horas del día 21º del plazo, y al mismo tiempo se interpone la demanda judicial.

  • Antecedentes:

 

El Tribunal Supremo, Sala de lo Social, dictó una significativa Sentencia, el 3 de junio de 2013, en la que la cuestión principal que se plantea consiste en determinar si resulta aplicable, en el ámbito del cómputo del plazo de caducidad del despido, (previsto en el artículo 59.3 del Estatuto de los Trabajadores), el artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, cuando se interpone la demanda de conciliación administrativa en los términos previstos en este precepto; esto es, dentro de las 15 horas del “día 21” del plazo referido, y la demanda del Juzgado de lo Social en el mismo día en que se lleva a cabo la conciliación sin avenencia.

 

Se trata de una importante Sentencia, de singular eficacia y uso práctico; pero que ha pasado un tanto inadvertida para los profesionales del Derecho del Trabajo. Máxime, en aquellos supuestos en que, como suele coloquialmente decirse, “los plazos están para cumplirse”. Cierto. Pero con la necesaria seguridad jurídica de que los escritos sometidos a caducidad, se presentan “en tiempo”. (Como también en forma).

 

En el caso de esta destacable Sentencia, el Tribunal Supremo aclara, de forma definitiva y con doctrina unificada cara al futuro, si al despido laboral, y en concreto a la conciliación administrativa previa, resulta de aplicación o no el artículo 135.1 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

 

Decidiéndose el Tribunal Supremo, en la Sentencia que comentamos, de modo favorable a dicha aplicación.

 

Para iniciar nuestro comentario a dicha resolución, recordemos cuanto dispone el artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre presentación de escritos, a efectos del requisito de tiempo de los actos procesales:

 

“Artículo 135.1.- Cuando la presentación de un escrito esté sujeta a plazo, podrá efectuarse hasta las quince horas del día hábil siguiente al del vencimiento del plazo, en el servicio común procesal creado a tal efecto o, de no existir éste, en la sede del órgano judicial”.

  • Fundamentos de hecho:

Con este supuesto fáctico, tanto el Juzgado de lo Social de Instancia, (nº 15 de los de Valencia), como la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, intervinientes en este proceso, desestimaron la pretensión del actor. No entrando a conocer del fondo del asunto, por considerar caducada la acción objeto de la litis.

 

El demandante, músico de profesión, venía prestando servicios, inicialmente para la Fundación Pública Municipal “Conservatorio Perfecto García Chornet”, desde octubre de 1992, en virtud de diversos contratos sucesivos, temporales y a tiempo parcial, como profesor de música; hasta que, disuelta la referida Fundación por Acuerdo del Ayuntamiento de Carlet, la misma fue sucedida de manera universal por el citado Ayuntamiento, con efectos de 14 de enero de 2010, pasando el demandante desde entonces a prestar servicios por cuenta de dicha Corporación Municipal, que se hizo cargo de sus salarios, abonándoselos como contraprestación y a cambio de sus 25 horas semanales de trabajo.

 

El actor, añadidamente, tomó posesión como músico en propiedad y a jornada completa de la Banda Municipal de Castellón, el 28 de julio de 2011, fecha de su nombramiento funcionarial.

 

Advertida esta doble prestación de servicios, el Ayuntamiento de Carlet advirtió al actor de su anómala situación y le requirió para que optase por una de las dos plazas desempeñadas.

 

Contestando el demandante que entendía que no existía la aludida incompatibilidad y solicitando que se dejara sin efecto el mencionado requerimiento municipal.

 

El Ayuntamiento, por Resolución de 29 de septiembre de 2011, notificada al actor el 6 de octubre del mismo año, desestimó su pretensión y declaró al demandante en situación de excedencia, derivada del artículo 10 de la Ley 53/84, de incompatibilidades. Abriéndosele así el inicio de la acción de despido.

 

Acción que instó en fecha 8 de noviembre de 2011, mediante papeleta ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, frente a la Fundación Pública Municipal Conservatorio Perfecto García Chornet.

 

A dicho acto de conciliación compareció el Ayuntamiento de Carlet, celebrándose el mismo el día 29 de noviembre de 2011, con resultado de concluido sin avenencia.

 

Debiendo señalarse que acumulativamente el demandante presentó reclamación previa frente al Ayuntamiento de Carlet, que fue desestimada expresamente y de modo curioso el mismo día 29 de noviembre de 2011. Añadiéndose que la demanda del actor fue presentada antes de las quince horas del propio día 29 de noviembre de 2011.

 

  • Resolución 1ª instancia:

 

Con esta realidad fáctica y básicamente cronológica, el Juzgado de lo Social número 15 de los de Valencia, dictó Sentencia teniendo a la parte actora por desistida de la acción, al considerar la misma caducada por haber sido presentada fuera del plazo establecido en el artículo 59.3 del Estatuto de los Trabajadores.

 

  • Recurso:

 

No conforme el actor con el fallo dictado por la Sentencia de instancia, recurrió el mismo en suplicación, ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

 

Tribunal que con fecha 15 de mayo de 2012 dictó Sentencia desestimando el recurso de suplicación del demandante y teniendo por confirmada en todos sus términos la Sentencia de instancia.

 

  • Fundamentos del Tribunal Supremo en el presente caso:

 

No conforme el actor con este doble fallo desfavorable a su pretensión, recurrió ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, mediante recurso de casación para la unificación de doctrina.

 

Sentencia, la de 3 de junio de 2013, que es la que aquí examinamos, pasando a exponer la doctrina unificada que la misma establece y que por ello debe ser la única correcta a aplicar de futuro ante toda clase de Juzgados y Tribunales de lo Social.

 

El recurrente, en su recurso anunció e hizo suya, como contradictoria, la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, de 23 de mayo de 2006, que en un supuesto con identidad de hechos, fundamentos y pretensiones, se pronunció contradictoriamente; esto es, considerando presentada dentro de plazo la demanda de despido. Y pasando a pronunciarse sobre el fondo del asunto.

 

La cuestión que se plantea, por tanto, en el presente recurso de casación, que da origen a la doctrina correcta y unificada, no es otra que la de determinar si resulta aplicable en el ámbito del cómputo del plazo de caducidad del despido que previene el artículo 59.3 del Estatuto de los Trabajadores, el artículo 135.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, cuando se presenta la demanda de conciliación en los términos previstos en este precepto; esto es, dentro de las quince horas del “día 21” del referido plazo, y la demanda ante el Juzgado de lo Social se interpone el mismo día en que se lleva a cabo la conciliación sin avenencia.

 

Recordemos de nuevo, a estos efectos, el contenido del artículo 135.1 de la vigente Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

 

El mismo se pronuncia en los siguientes términos:

 

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Guarderías para abogados. El ejemplo de Madrid

Guarderías para abogados. El ejemplo de Madrid

  La abogacía es una profesión peculiar por diversas razones. Una de sus principales peculiaridades es su horario. Un horario muy especial que tiene como principal característica que es imprevisible. El abogado sabe cuándo empieza una reunión pero no cuándo acabará, el abogado sabe que tiene un juicio a las 10, pero no sabe si empezará a esa hora o ... Leer Más »

Los empleados dejan de ser productivos 34 minutos al día por culpa de los ruidos cotidianos de la oficina

Los empleados dejan de ser productivos 34 minutos al día por culpa de los ruidos cotidianos de la oficina

Se ha comprobado que, ya sea por agentes químicos, biológicos (bacterias, hongos, esporas…) o físicos (ruido, ambiente térmico, humedad…), una mala elección de productos, materiales y sistemas constructivos de un edificio puede provocar que los que trabajan o viven en él sufran enfermedades o dolencias de salud de todo tipo. Este fenómeno tiene un nombre: síndrome del edificio enfermo. El ... Leer Más »

Cómo reclamar al Banco Popular tras la ampliación del 2016

Cómo reclamar al Banco Popular tras la ampliación del 2016

Felipe Izquierdo Téllez. Socio Fundador de Izquierdo Asociados    LA VÍA CIVIL ES LA CONVENIENTE PARA QUE EL MINORISTA RECUPERE SU INVERSIÓN       Sostener hoy que las cuentas correspondientes al ejercicio 2016 y el folleto de la ampliación 2016, reflejaban la imagen fiel de la situación de la entidad BANCO POPULAR ESPAÑOL, S.A. (en adelante BPE), tiene la misma ... Leer Más »

El concurso necesario, una solución para resolver de manera rápida y eficaz un conflicto de sobreendeudamiento

El concurso necesario, una solución para resolver de manera rápida y eficaz un conflicto de sobreendeudamiento

Por Tapia Abogados Consultores Según datos del Consejo general del Poder Judicial, más del 90% de los concursos en España acaban en liquidación. Una situación que lleva tanto a personas físicas como jurídicas a situaciones límite e incluso a perderlo todo. Para evitar llegar a estos extremos, los expertos recomiendan afrontar el sobreendeudamiento lo antes posible cuando todavía se puede ... Leer Más »

Acreditadas lesiones en un accidente de tráfico, ¿es obligatorio aceptar un seguimiento de las mismas por parte de los servicios médicos de la entidad aseguradora responsable?

Acreditadas lesiones en un accidente de tráfico, ¿es obligatorio aceptar un seguimiento de las mismas por parte de los servicios médicos de la entidad aseguradora responsable?

Por Daniel Barjau Romero, abogado de  TRAFICOAYUDA Desde la reforma operada por la Ley 35/2015 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (en adelante LRCSCVM), hemos observado, desde una posición eminentemente práctica, como las entidades aseguradoras a través de sus servicios médicos “atosigan” al lesionado para realizar un seguimiento de sus lesiones.  En ocasiones ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon