Inicio » Artículos destacados » Cualidades de un buen abogado junior
Cualidades de un buen abogado junior

Cualidades de un buen abogado junior

Jose María Dutilh. Abogado. Socio-Director LeQuid Abogados

Lo ideal para garantizar la continuidad de la Firma, su adaptación al entorno, una sana rotación, y el relevo generacional mediante el acceso a la posición de socio de los nuevos profesionales que gradualmente sustituyan a los más seniors, es contar con profesionales de todas las edades pero al menos un representante de cada lustro y como mínimo de cada década.
Para ello es necesario reclutar regularmente y retener buenos abogados (as) junior que vayan integrándose en cada una de las áreas de la Firma y desarrollando su personalidad, experiencia vital a la vez que progresan en su carrera profesional dentro de la misma, permitiendo a la larga el propio desarrollo de la Firma y el cumplimiento del plan de sucesión y continuidad.

Un buen abogado junior será  aquella persona que pueda, sepa y quiera contribuir al buen desarrollo de la Firma, compartiendo misión, visión y valores, debiendo reunir cualidades objetivas pero también una buena adaptación al grupo en el que se integra.

Esa buena persona y mejor profesional nace pero también se hace, con compromiso y generosidad por parte de todos, y en ello, naturalmente,  la Firma, el equipo, el grupo tiene también una gran responsabilidad. Todos conocemos el dicho de que “para el mal escritor todas las plumas son malas”. Para el mal junior todos los Despachos son malos y para el mal Despacho todos los juniors serán malos.

Ser un buen junior es, por tanto, responsabilidad del joven profesional pero también una co-responsabilidad o una  tarea compartida por los Socios y por todos sus compañeros.

La Firma y en consecuencia el propio abogado junior debe trabajar y mejorar cada día en tres grandes grupos de tareas; las de producción, inversión y gestión, a las que el abogado junior irá incorporándose y contribuyendo de manera progresiva y debidamente tutelado o apoyado.

Las tareas de producción consisten en captación de asuntos, elaboración de propuestas, estudio de antecedentes, análisis jurídico y fáctico de los asuntos, elaboración de contratos, demandas, notas técnicas,  informes, facturación y cobro.

Los objetivos de inversión se consiguen mediante la definición de la misión y visión de la Firma, su posicionamiento, la creación de marca corporativa y personal, establecimiento de alianzas, desarrollo de relaciones institucionales y académicas, gestión del conocimiento, adaptación a las nuevas tecnologías, presencia en foros y también en redes sociales, publicaciones, conferencias, boletines de novedades, impartición de clases, etc.

Las funciones de administración requieren esencialmente a ese nivel;  la elaboración regular, preferiblemente diaria de los informes de actuaciones y tiempos y de gastos, archivo físico y digital de los asuntos encomendados, alimentación regular de las bases de datos, colaboración en la redacción de minutas y desglose de actuaciones.

Para el buen desempeño de las labores relacionadas anteriormente se requiere un buen conocimiento técnico, motivación, capacidad de aprendizaje constante, capacidad de expresión clara tanto verbal como escrita pero también cualidades de inteligencia emocional para interactuar leal y adecuadamente con clientes, compañeros y otros profesionales; colegas, procuradores, peritos, jueces, personal de juzgados, notario y personal de la oficina notarial, Registros (mercantil, Propiedad, Oficina Española de Patentes y Marcas) auditores, administradores concursales, prensa, colaboradores, proveedores, etc.

Contar con un buen conocimiento técnico puede lograse con esfuerzo y estudio en una buena Universidad, realización de prácticas profesionales, aprendizaje de idiomas, fundamental al menos un alto nivel de inglés, y estudios de postgrado en la especialidad en la que se tengan mejores cualidades y sobre todo interés.

Posteriormente un buen abogado junior debe tener una alta capacidad de motivación, disciplina y organización para estudiar todos los días y aprovechar las oportunidades del denominado “training on the job”. Para ello nuestra experiencia recomienda leer la prensa general y económica cada día al iniciar la jornada y visitar las bases de datos del despacho y los boletines jurídicos. Reservarse tiempo por las tardes y una sesión más intensa a la semana para un estudio más detenido de las principales cuestiones detectadas.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 8€/mes

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El recurso extraordinario de revisión

El recurso extraordinario de revisión

Por Lara Matos Franch. Abogada de ONTIER   Sumario:   I.- Concepto II.- Motivos -Que al dictar el acto se hubiera incurrido en error de hecho que resulte de los propios documentos incorporados al expediente. -Que aparezcan documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida. -Que en la ... Leer Más »

El recurso de alzada

El recurso de alzada

por  Érika Fernández. Asociada Senior Vaciero Abogados   Sumario:   1.- Concepto 2.- Motivo 3.- Competencia 4.- Procedimiento 5.- Plazos 6.- Resolución El recurso de alzada se encuentra regulado en los artículos 121 y 122 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC), los cuales se completan con los preceptos generales ... Leer Más »

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Ana García Lucero. Abogada Área Derecho Mercantil de AGM Abogados   En breve: En los negocios, del mismo modo que en la vida personal, a veces surgen conflictos y discrepancias entre los miembros de una sociedad (socios/accionistas), que dificultan enormemente la toma de decisiones, complican la convivencia social y afectan al normal devenir de la propia sociedad, repercutiendo directamente en ... Leer Más »

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Francisco Muñoz Arribas Abogado. Letrado de GA_P en el Recurso de Casación   Sumario:   I.- Problema jurídico planteado; concepto de operación comercial como delimitador del objeto de la ley 3/2004 1) Delimitación del objeto y del ámbito de aplicación de la ley 2) Concepto de operaciones comerciales ii.- Doctrina contradictoria de las audiencias provinciales iii.- Sentencia 562/2017 del tribunal ... Leer Más »

El apoderado de las sociedades de capital

El apoderado de las sociedades de capital

Por Fernando cerdá albero. Catedrático de Derecho Mercantil. Abogado. Socio de Cuatrecasas   SUMARIO: Administradores y apoderados de las sociedades de capital: representación orgánica y representación voluntaria El apoderado general Apoderado general («factor») y apoderado singular Características del apoderado general (o «factor») Ámbito del poder de representación: apoderamiento general inscrito y no inscrito (factor notorio) Responsabilidad del apoderado     ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon