Publicidad
Inicio » Artículos destacados » El nuevo procedimiento de divorcio ante notario
El nuevo procedimiento de divorcio ante notario

El nuevo procedimiento de divorcio ante notario

Por D. Pablo Carvajal de la Torre, Abogado y Socio fundador del Bufete Carvajal de la Torre Abogados

www.carvajaldelatorreabogados.com

 

 

El divorcio de mutuo acuerdo es el que se lleva a cabo por los cónyuges de forma amistosa, sin necesidad de un juicio, y con la simple homologación del acuerdo alcanzado entre las partes.

Anteriormente a la promulgación de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria, el divorcio de mutuo acuerdo solamente podía tramitarse ante el Juzgado de Primera Instancia, y ello aunque los hijos fueran mayores de edad. Pero, es precisamente esta Ley, la que introduce la posibilidad de que los cónyuges puedan acudir al notario a divorciarse mediante el otorgamiento de una escritura pública, siempre y cuando el divorcio sea de mutuo acuerdo y no existan hijos menores de edad o con la capacidad modificada judicialmente.

Para ello la Ley de Jurisdicción Voluntaria modifica, esencialmente, los artículos 82, 83, 87, 89 y 90 del Código Civil, el artículo 61 de la Ley del Registro Civil y el artículo 54 de la Ley del Notariado.

La escritura que ha de otorgarse ante notario deberá contener la declaración de los cónyuges de su voluntad de divorciarse y el convenio regulador del divorcio. Deberán intervenir de manera personal, puesto que se configura como un acto que no es delegable y lo harán a la vez ambos cónyuges para posteriormente firmar la escritura.

A su vez, deberán estar asistidos por letrado en ejercicio, que podrá ser uno sólo para ambos o cada uno acudir con su abogado personal. Con independencia de que ambas partes anteriormente al otorgamiento de la escritura de divorcio hayan acudido a su abogado, el legislador pretende que la asistencia letrada exista siempre en el momento de firmar la escritura para que los cónyuges puedan consultar, hablar y negociar las condiciones establecidas, en especial en el convenio que se incluye en la escritura, contando con el asesoramiento de abogado. Así pues, el letrado o letrados que asistan al divorcio de mutuo acuerdo ante notario deberán firmar también la escritura para dejar constancia de su presencia y asesoramiento.

El artículo 90 del Código Civil establece el contenido del convenio regulador que habrá de incluirse en la escritura, estableciendo también la liquidación de gananciales o del régimen económico que corresponda. La valoración del convenio se llevará a cabo por el Notario y si éste a su juicio considerase que alguno de los acuerdos pudiera ser dañoso o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges o para los hijos mayores o menores emancipados afectados, lo advertirá a los otorgantes y dará por terminado el expediente. Si fuera el caso, los cónyuges sólo podrán acudir ante el Juez para la aprobación de la propuesta de convenio regulador.

Cuando existan hijos mayores de edad o emancipados si hubiere medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar deberán prestar su consentimiento, entendiendo que el mismo es esencial y que si no se da no puede haber aprobación de convenio y tampoco divorcio.

Firmada la escritura por todos los intervinientes, el notario la remitirá al Registro Civil correspondiente para que se inscriba y quede constancia del divorcio entre los ya ex-cónyuges. Por lo que respecta a la elección de notario, los cónyuges podrán optar por cualquier notario del último domicilio común o del domicilio o residencia habitual de cualquiera de los solicitantes.

Desde el mismo momento de la firma de escritura de divorcio, producirá efecto entre las partes, sin embargo no producirá efecto ante terceros hasta su inscripción en el Registro Civil, lo cual sucede normalmente en dos o tres días hábiles. Se entenderá que hasta entonces regirá la presunción de ganancialidad de los bienes adquiridos por cualquiera de los divorciados, si bien, debido al papeleo y requisitos de la adquisición de cierto tipo de bienes (coches, inmuebles, etc) es bastante difícil que se plantee problema alguno con este tema, y más teniendo en cuenta que se aprovechará normalmente este tipo de divorcios para hacer la oportuna liquidación de los gananciales con sus correspondientes adjudicaciones.

Otro problema que se puede plantear es en relación a los hijos mayores de edad que no hayan sido traídos al procedimiento y otorgasen su consentimiento. Se supone que su derecho a alimentos ha quedado a salvo por una doble vía: la de la impugnación del acuerdo por nulidad (al no cumplir un requisito esencial) y/o reclamación ordinaria de alimentos del 142 del Código Civil, en ambos casos ante la jurisdicción ordinaria.

De lo expuesto podemos deducir que el divorcio de mutuo acuerdo ante notario tiene a su favor que es un trámite cómodo, sencillo y sobre todo mucho más económico que el divorcio de mutuo acuerdo tramitado por vía judicial.

No obstante, esta nueva posibilidad de divorcio también tiene inconvenientes, así pues puede resultar una merma en los derechos de hijos y cónyuges. Con el divorcio de mutuo acuerdo ante notario, hijos de 18 a 25 años y algunos cónyuges podrán verse privados de su posible derecho a pensión, situación que en los divorcios ante el Juez de Familia es difícil, dado que no dudan en requerir que se vuelva a redactar el convenio para evitar que alguna parte se vea privada de sus derechos o reciban pensiones ínfimas.

En conclusión, el “talón de Aquiles” de los divorcios de mutuo acuerdo ante notario puede ser su gran ventaja: de la noche a la mañana –literalmente hablando- podemos romper nuestro matrimonio, atándonos o privándonos de unas pensiones o situaciones, que de haber tenido tiempo para pensarlas, no las hubiéramos suscrito.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores

Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí .

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El mantenimiento de la integridad del know-how empresarial mediante fórmulas contractuales y de cumplimiento legal

El mantenimiento de la integridad del know-how empresarial mediante fórmulas contractuales y de cumplimiento legal

Por  Antonia Lobo.Socia de Gros Monserrat Abogados  Juan Luis Contreras.Abogado de Gros Monserrat Abogados   Hasta que se proceda a realizar la trasposición de la Directiva 2016/943 sobre Secretos Comerciales, existen distintas formas y maneras para proteger el Know-How de nuestra compañía. Las referencias legales que el Derecho nos ofrece para definir qué se entiende por know-how, coinciden en la ... Leer Más »

El secreto profesional del abogado: límites y consecuencias de su vulneración

El secreto profesional del abogado: límites y consecuencias de su vulneración

Por Fernando Badenes Abogado de King & Wood Mallesons El secreto profesional del abogado constituye unos de los pilares en los que se asienta nuestro sistema jurídico. Coincidimos con los autores que se han pronunciado en la materia[i] en que garantiza y perpetúa no sólo la relación esencial de confianza que tiene que existir entre un cliente y su letrado, ... Leer Más »

Concurso de acreedores en las entidades deportivas

Concurso de acreedores en las entidades deportivas

Por César Gilo Gómez. Abogado. Doctor en Derecho SUMARIO: I. Planteamiento de la problemática. II. Contenido de la Disposición Adicional Segunda Bis de la Ley Concursal. III. ¿Qué deudas deben satisfacerse para no descender de categoría? Nuevo orden de prelación de créditos como consecuencia del artículo 192 del Reglamento de la Real Federación Española de Fútbol. IV. Soluciones: especial referencia ... Leer Más »

Los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal para la persona jurídica

Los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal para la persona jurídica

Negro sobre blanco una vez más. La reciente sentencia del Tribunal Supremo 121/2017, de 23 de febrero, aclara lo que era una evidencia para la inmensa mayoría de la jurisprudencia y de los académicos: los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal de la persona jurídica (RPPJ), aunque sí puedan generarle la obligación civil de indemnizar ... Leer Más »

Caídas en la vía pública: la prueba en procesos seguidos por la responsabilidad patrimonial de los Ayuntamientos

Caídas en la vía pública: la prueba en procesos seguidos por la responsabilidad patrimonial de los Ayuntamientos

  Por Jordi Fontquerni i Bas. Procurador de los Tribunales En la vida práctica aparecen determinados hechos que no por ser supuestos repetidos en infinidad de ocasiones, pierden su importancia procesal, sino todo lo contrario, como ocurre con las caídas en la vía pública por parte de usuarios de la misma. Cada día es más relevante la posición procesal de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon