Inicio » Noticias Jurídicas » El embargo preventivo en el proceso laboral: diferencias respecto al proceso civil.

El embargo preventivo en el proceso laboral: diferencias respecto al proceso civil.

Lo puede solicitar cualquier parte interesada, incluido el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA en lo sucesivo) y ser acordado de oficio por el Juez de lo Social competente.
Dos diferencias fundamentales con el proceso civil:

1º.- Se da entrada al FOGASA. Es Órgano Administrativo cuya intervención en el proceso laboral constituye una excepción a la regla general que restringe a los demandantes esta posibilidad de solicitud. Su legitimación nace de los supuestos de responsabilidad subsidiaria –supuesto de insolvencia empresarial-  o directa que tiene reconocida en el Estatuto de los Trabajadores (arts. 33 y 51, respectivamente). La condición de parte procesal no se discute pues ha sido reconocida por el Tribunal Supremo con jurisprudencia pacífica sobre la materia (entre otras, STS en recurso de casación 132/02). La LPL habla de parte interesada por lo que habrá de entender no sólo al demandante sino también al demandado reconviniente.

2º.-   El Juez puede acordarlo de oficio. Esta opción no tiene cabida en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Nace, con toda seguridad, del carácter tuitivo del derecho laboral y en favor del trabajador como parte más débil de la relación laboral.

 El embargo preventivo se puede pedir en cualquier momento del proceso antes de la sentencia.
Del simple enunciado comprobamos una diferencia constatable en relación al artículo homónimo de la LEC:

– El embargo preventivo en el proceso laboral sólo se puede instar en el proceso. Consiguientemente, no admite la LPL su petición con carácter previo a la presentación de la demanda (posibilidad sí prevista en la Ley de Ritos Civil). La LPL lo ha regulado taxativamente así, por lo que no es de aplicación la supletoriedad de la LEC.

De lo expuesto se desprende que en el proceso laboral la forma usual de petición del embargo preventivo será por medio de otrosí en la demanda principal, salvo que se pida con posterioridad a la presentación de ésta.
Entendemos y constituye usus fori que, aunque instada por otrosí, debe guardar las características propias de una demanda conforme al art. 80 de la LPL al requerir un mínimo de exigencias formalistas además de fundamentar los motivos de su necesidad.
Es excelente la práctica procesal en los Juzgados de lo Social de la formación de una pieza separada para conocer del embargo preventivo.

La LPL prevé que el órgano judicial requiera al solicitante de esta medida cautelar para que presente documentos, información testifical o cualquier otra prueba que justifique la situación alegada, todo ello en el plazo de una audiencia (24 horas). Dada la facultad otorgada al Juez de lo Social y a su prudente arbitrio lo que se persigue es tener cabal conocimiento de la apariencia del buen derecho del solicitante (fumus boni iuris) y peligro de mora (periculum in mora) del demandado, requisitos necesarios para acordar esta medida cautelar.

Como otra diferencia destacable en relación a la LEC, la LPL exime de caución al solicitante del embargo preventivo. Dos son las razones que inducen a esta exclusión:

 1º.- En la inmensa mayoría de los casos el peticionario de esta medida será un trabajador que goza del beneficio de justicia gratuita con todas sus consecuencias normativas.

 2º.- Así lo ha previsto la LPL al silenciar la necesidad de esta institución garantista. Si ya admitió la previsión de solicitud de oficio por parte del órgano judicial y dado el carácter especialmente tuitivo de este proceso, mal se avendría con el sentido y finalidad de la caución.

 Otro interrogante que nos surge es la opción o no de dar audiencia en el embargo preventivo del demandado. En principio se admitía su adopción in audita parte (sin oír a la parte contraria) y ello era y es así para salvaguardar el buen fin del embargo. Pues si se le oye o se le requiere (como preceptúa la LEC) a estos fines, podemos provocar una desaparición de bienes nada acorde con la medida cautelar que estudiamos. Se ha discutido si no se vulnera con ello el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva. El Tribunal Constitucional ya consagró la admisión de este trámite sin perjuicio de que por el órgano judicial se pueda dar entrada al demandado antes de la práctica del embargo. Insistimos, de todos modos, que la regla general es que no se oiga al mismo previamente a acordar y practicar el embargo preventivo.

 El embargo preventivo nace con visos de temporalidad y consiguientemente no procederá cuando llegué el momento del dictado de la sentencia, ya que en estos supuestos lo que faculta la ley es a pedir la ejecución definitiva o ejecución provisional (bien si los autos están firmes ora si están recurridos o se produce la solicitud en el ínterin de los 20 días naturales previstos en el art. 548 de la LEC -ahora sí, supletoria-).

 Se prevé la admisión del alzamiento o modificación del embargo preventivo dada su provisionalidad y accesoriedad del resultado del procedimiento principal

 La forma de llevar a cabo el embargo es de conformidad con lo dispuesto en la LPL y la LEC en aquello no expresamente regulado en la primera.

 Contra el auto de admisión o denegación del embargo preventivo cabrá recurso de reposición o súplica pero nunca el de suplicación al no estar esta posibilidad entre las admitida en la propia Ley de Procedimiento Laboral. Sin perjuicio de lo anterior, debe prevalecer un criterio de proporcionalidad en el acuerdo de su adopción.

 De todas formas, seamos claros y consecuentes, admitir un incidente de audiencia o un recurso de suplicación no tendrían sentido alguno por el más que lógico hecho de que cuando viniere a resolverse una u otro, casi con toda seguridad se habría dictado sentencia resolviendo definitivamente el pleito principal de que dimana la pieza separada o tramitación que ha dado lugar a aquéllos supuestos de institutos procesales.

 Cabe el embargo preventivo contra títulos judiciales distintos de las resoluciones judiciales o de título extrajudiciales impugnados.

 El embargo preventivo se dictará principalmente en procedimientos con contenido patrimonial pero no hay obstáculo para admitirlo en aquellos cuyo contenido no sea de aquella tipología.

 La LPL prevé supuestos concretos de embargos preventivos en los siguientes casos:
– Embargo preventivo en materia de Seguridad Social ex art. 141.1 de la LPL.
– Embargo preventivo en los procedimientos de audiencia al demandado rebelde. Art. 183 LPL.
– Consignaciones para recurrir ex art. 228 LPL.
– En Salarios de Tramitación del trabajador no readmitido. Art. 282 LPL.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Justicia presenta sus presupuestos con un incremento del 3%

Justicia presenta sus presupuestos con un incremento del 3%

El 91% del gasto corresponde al Ministerio de Justicia, hasta un total de 1.754 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,2% respecto a 2017, mientras que el 9% restante se distribuye entre los organismos autónomos dependientes del departamento (Mutualidad General Judicial y Centro de Estudios Jurídicos) y el Consejo General del Poder Judicial, cuya asignación se incrementa ... Leer Más »

Madrid plantea una nueva regulación sobre las viviendas turísticas

Madrid plantea una nueva regulación sobre las viviendas turísticas

La regulación de los pisos turísticos es competencia de cada Comunidad Autónoma por lo que cada una decide sobre cómo establecer el régimen sobre bienes inmuebles destinados a usos turísticos. Hace unas semanas, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, se reunió con la Mesa de evaluación, análisis, propuestas y alternativas para discutir sobre ... Leer Más »

El CGPJ establecerá los requisitos que deben cumplir los sistemas informáticos para que su uso obligatorio pueda ser exigido a jueces y magistrados

El CGPJ establecerá los requisitos que deben cumplir los sistemas informáticos para que su uso obligatorio pueda ser exigido a jueces y magistrados

La Comisión Permanente del CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) ha establecido constituir un grupo de trabajo –en el que habrá tres presidentes de Tribunales Superiores de Justicia- para elaborar un documento que establezca los requisitos que deben cumplir los sistemas informáticos para que su uso obligatorio pueda ser exigido a los jueces y magistrados. La decisión ha sido acordada ... Leer Más »

Se reforma la ley de servicios de pago para reforzar la operativa con tarjeta en internet o móviles y la seguridad en los pagos electrónicos

Se reforma la ley de servicios de pago para reforzar la operativa con tarjeta en internet o móviles y la seguridad en los pagos electrónicos

El Consejo de Ministros ha dado luz verde en primera vuelta al Anteproyecto de Ley de Servicios de Pago, con el que se transpone la Directiva 2015/2366, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre. La nueva normativa crea un marco integrado de este tipo de servicios en la Unión Europea y pretende hacer frente a los nuevos ... Leer Más »

Los abogados de Oficio incrementan un 30% sus honorarios

Los abogados de Oficio incrementan un 30% sus honorarios

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado durante el Pleno del Consejo General de la Abogacía Española, al que asisten los 83 decanos de los Colegios de Abogados y los 12 consejeros electivos, que una vez se aprueben los Presupuestos Generales del Estado para 2018 se incrementará un 30% de media los baremos que reciben los abogados adscritos al ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon