Inicio » Noticias Jurídicas » Nula por falta de pruebas la condena de prisión a un hombre acusado de agresión sexual a su mujer
Nula por falta de pruebas la condena de prisión a un hombre acusado de agresión sexual a su mujer

Nula por falta de pruebas la condena de prisión a un hombre acusado de agresión sexual a su mujer

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha anulado la condena a nueve años, nueve meses y dos días de prisión a un hombre acusado de agredir sexualmente a su esposa por entender que su condena se apoya sólo en el testimonio de ésta y no ha sido corroborado por otros elementos de prueba. El tribunal tampoco considera probados los delitos de amenazas en el ámbito de la violencia de género y de injurias leves por los que fue condenado el acusado, motivo por el que también acuerda su absolución.

La sentencia explica que en este caso el tribunal considera razonable la cuestión suscitada en este recurso “no solo por la debilidad de los fundamentos de la imputación, y las inferencias sostenibles desde los datos objetados por la defensa, sino, muy concretamente por la indebida exclusión de la oportunidad de probar la coartada ofrecida por ésta”.

La Sala estima el recurso de casación interpuesto por el acusado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Burgos que le impuso dicha pena y concluye que se ha vulnerado su presunción de inocencia: a) la única prueba directa del hecho se ha limitado al testimonio de la víctima, b) la valoración que realiza la sentencia de instancia apenas cuenta con otro aval que la percepción subjetiva por el tribunal de la instancia de la testigo al declarar, pero sin que aquél aporte razones suficientes para desvanecer las dudas que surgen de los argumentos dados por la defensa, y c) la ausencia de toda huella del hecho y la exclusión de medios de prueba cuya aportación intentó la defensa, no solamente privan de corroboración a la imputación sino que hacen poco razonable rechazar la contrapuesta hipótesis alternativa que formula por aquella defensa, de lo que deriva una duda sobre la veracidad de la declaración de la imputación.

El tribunal señala que la sentencia recurrida admitía que tomaba en consideración fundamentalmente el testimonio de la denunciante y que no existían datos para objetivar la agresión sufrida. En concreto, señala que atribuyó la credibilidad de la víctima a que declaró con serenidad y contundencia, y a que no apreció motivos espurios en ella para denunciar a su marido. Asimismo, señala el tribunal, apoyó la tardanza en denunciar en la creencia religiosa de la víctima, y explicó la falta de corroboración en que la agresión se cometió en la intimidad. Por último, recuerda que concluyó que la no percepción de signos del acto violento por la madre y el hermano de la mujer, que vivían con ellos, se debió a las acciones del acusado para evitarlo, tapando la boca a la víctima.

En estas circunstancias, “tal discurso se muestra débil para justificar la conclusión ya que apenas se reduce, como verificación de la tesis incriminadora, a la mera sensación experimentada por el Tribunal ante la escenificación del testimonio, lo que remite su convicción subjetiva más al ámbito de la intuición que al de la reflexión. Como débil es que, en esa misma línea de convicción a partir de la percepción, se confiera trascendencia a la guisa con que presentó su relato el acusado para negar la imputación y que la Sala tuvo la impresión de no ser demostrativa de suficiente rebeldía. No solamente porque no nos describe esa manera de responder, por lo que no podemos valorar si la impresión del tribunal está justificada. Sino porque remite a los alegatos del acusado sobre una deuda de la denunciante con su familiar o la pretensión de custodia del hijo, que no se analizan como reveladoras de atisbo alguno de achantamiento del acusado con la imputación”.

Para el tribunal, “la debilidad se realza cuando se excluyen los motivos espurios prescindiendo de toda referencia a que existió una proximidad temporal entre aquella denuncia y la demanda de divorcio fundada precisamente en buena medida en los hechos denunciados, según alega el recurso y no desmiente al sentencia”. La Sala destaca que el tribunal de instancia no tomó declaración como testigo al jefe del acusado, cuya importancia es notoria en la medida en que podía dar cuenta de la presencia de éste en España o en territorio francés en relación a la fecha exacta del hecho denunciado.

La Sala añade que “cuando de la declaración testifical se trata y más si es uno y única prueba, no parece que parámetros como persistencia, verosimilitud y ausencia de contradicciones o de motivos espurios en la declaración sean suficientes, ni los únicos atendibles, para satisfacer aquel canon que legitime esa valoración por pretendidamente racional. La justificación constitucional exigible debe ir más allá de las meras impresiones subjetivas sentidas por el receptor de la prueba. Y desde luego de las insistencias externas al proceso, por numerosas e incluso comprensibles que puedan ser éstas”.

“La racionalidad de la credibilidad otorgada al testigo, también cuando es la víctima, -destaca el tribunal – obliga a exponer las concretas razones por las que se pueden despejar las dudas que podían suscitar la presencia, e incluso la ausencia, de datos, susceptibles de ser alegados en descargo por la defensa del imputado. En particular en relación con el escenario o el objeto o cuerpo de la persona sobre la que recae la acción delictiva, al tiempo o después del hecho, cuando el delito sea de aquellos cuya ejecución es acompañada o seguida habitualmente de vestigios o huellas en aquellos lugares, objetos o cuerpos”.

(Fuente:LaMoncloa)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El Supremo volverá a analizar la reciente sentencia del Impuesto de Hipotecas

El Supremo volverá a analizar la reciente sentencia del Impuesto de Hipotecas

Debido a la Sentencia que se dictó recientemente por la Sala 2ª de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, la misma se ha planteado si cambiar el giro jurisprudencial. Esta sentencia dictaminaba que era el banco quien tiene que pagar íntegramente el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en vez del particular que hubiera firmado la hipoteca. Esto ha tenido una repercusión económica social (como ... Leer Más »

El Banco es el que tiene que pagar el impuesto de las hipotecas

El Banco es el que tiene que pagar el impuesto de las hipotecas

El Tribunal Supremo ha dictaminado que quien debe abonar el impuesto sobre actos jurídicos documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria es la entidad prestamista, no quien recibe el préstamo. En una sentencia de 16 de octubre, de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Cudero, la Sala Tercera del Tribunal Supremo (Sección Segunda) modifica su ... Leer Más »

Los Registros Civiles facilitarán el cambio de nombre a los menores transexuales

Los Registros Civiles facilitarán el cambio de nombre a los menores transexuales

La medida se adoptará de manera transitoria para dar una solución a estas familias mientras se tramita en el Parlamento la reforma de la Ley 3/2007 cuya aprobación extendería la posibilidad de rectificar la mención registral relativa al sexo a los menores de edad. La decisión se ha anunciado tras una reunión mantenida en el ministerio con la asociación de ... Leer Más »

Entra en vigor el Reglamento sobre el auxilio judicial internacional

Entra en vigor el Reglamento sobre el auxilio judicial internacional

Entra en vigor el Reglamento 1/2018, sobre auxilio judicial internacional y redes de cooperación judicial internacional para regular la organización y gestionar con el apoyo del auxilio judicial internacional de las redes en materia internacional y el registro y reparto de las solicitudes de cooperación judicial internacional pasiva Con el Acuerdo del Pleno del CGPJ del 27 de septiembre se aprobaba que el ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon