Inicio » Noticias Jurídicas » Sin educación ni tolerancia, la Ley no puede resolver casi nada.

Sin educación ni tolerancia, la Ley no puede resolver casi nada.

Recientemente, se ha producido en Madrid un suceso (a buen seguro no será el más grave ni el más llamativo), en el que un viajero de autobús propinaba un puñetazo al conductor del mismo por no tener cambio de 10 euros. La verdad es que la trascendencia o no del caso depende del prisma con que se juzguen los acontecimientos. Al margen del calificativo penal que merezcan los hechos, la trascendencia juridica es evidente aunque le demos la nota de infracción penal leve o constitutiva de falta; ahora bien, cabe preguntarse por qué acontecimientos como el descrito se repiten constantemente en nuestra sociedad. Entiendo que Madrid es una ciudad muy complicada, que genera un alto índice de estrés y  en ese contexto, lo cierto es que el tráfico se lleva la palma en la producción de conflictos sociales,  en los que, además, suele mostrase  una gran agresividad por parte de los implicados. Por eso me pregunto si esto no será simplemente el fiel reflejo de la sociedad que entre todos (y ahí la responsabilidad es de todos o, por mejor decir, de casi todos) nos estamos “fabricando”, en la que si te encuentras con el vecino en la escalera y se te ocurre darle los buenos días, te mira con desdén, como si el saludo le estuviera molestando; no digo nada de los que corren para pasar por la puerta antes que tú o de los que son incapaces de ceder el asiento a una viejecita estando abarrotado el bus o el metro. También los hay que, literalmente, te dan con la puerta del ascensor en toda la cara, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc, etc…………………………….y etc.
Cuando la mala educación traspasa la frontera de lo que  el mundo ha aceptado como tolerable, y entramos en calificaciones penales, se pone en marcha todo el mecanismo jurisdiccional con lo que implica de gasto, de tiempo y de acicate para el colapso de la Justicia. Tiene que ser así porque reacciones de este tipo debe ser merecedoras de reproche, sin embargo, no dejo de pensar que muchos conflictos se podrían evitar con mucha educación y otro tanto de tolerancia. Por mucho que el ordenamiento jurídico pueda disponer de mecanismos defensivos frente a este tipo de conflictos, serán absolutamente inocuos si falta una adecuada conciencia cívica y social. Ahí la Justicia no tiene nada que hacer.
No pretendía con esta reflexión arengar a nadie, es simplemente, que he tenido un juicio de faltas por disputa entre vecinos y me he quedado con la sensación de que ni el juicio ni la pena servirán de mucho, ¿cómo convencer a ciertos ciudadanos que no todo se resuelva a “mamporros”?
¡Será que la Justicia no tiene otras cosas en las que ocuparse!

Soraya Callejo
Directora Economist & Jurist

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Se modifica el modelo 190

Se modifica el modelo 190

  Desde el año 2014, como consecuencia de las modificaciones introducidas por el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre, en el apartado 3 del artículo 33 del Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos, aprobado por Real Decreto ... Leer Más »

Recurso de inconstitucionalidad contra preceptos de la Ley de emergencia social de la vivienda de Extremadura

Recurso de inconstitucionalidad contra preceptos de la Ley de emergencia social de la vivienda de Extremadura

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se solicita del Presidente del Gobierno la interposición de un recurso de inconstitucionalidad en relación con determinados preceptos de la Ley de Extremadura 2/2017, de 17 de febrero, de emergencia social de la vivienda de Extremadura. La citada Ley de Extremadura regula el problema de la vivienda y diversos ... Leer Más »

Anulada una condena por abuso sexual por insuficiencia de pruebas

Anulada una condena por abuso sexual por insuficiencia de pruebas

  Cuando las pruebas llamadas a corroborar rompen su enlace con el hecho necesitado de corroboración, se genera una grieta lógica de difícil subsanación La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha anulado la condena de 21 años y 10 meses de prisión impuesta por la Audiencia Provincial de Balears a un hombre por dos delitos continuados de abuso sexual sobre ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon