Connect with us

Noticias Jurídicas

¿Puede Pablo Iglesias ocupar simultáneamente el acta de diputado y de parlamentario autonómico?

Director de la revista Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 4 min

Publicado




Sin tiempo para asimilar la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid, recientemente validadas por el TSJM en el día de ayer, hoy digerimos un nuevo vuelco del escenario político, y esta vez con trascendencia nacional: Pablo Iglesias Turrión, actual vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, cederá su potestad ministerial en el Ejecutivo a Yolanda Díaz, además de anunciar su candidatura para presidir la Comunidad de Madrid.

Tras lo insólito del hecho y falta de precedente, muchos nos preguntamos varias cuestiones de trascendencia jurídica: ¿puede Pablo Iglesias ocupar simultáneamente el acta de diputado en el Congreso y el acta de parlamentario autonómico? ¿Es compatible su candidatura como presidente autonómico y sus cargos en el Ejecutivo nacional?



Pablo Iglesias Turrión (FOTO: Dani Gago/Público)

Previsión constitucional

Nuestra Constitución, en su artículo 70 (Título III, “de las Cortes Generales”; Capítulo I, “de las Cámaras”) enumera unos supuestos de incompatibilidad con las funciones de senador o diputado:

  • Ser componente del Tribunal Constitucional.
  • Ser alto cargo de la Administración del Estado.
  • Ser el Defensor del Pueblo.
  • Ser magistrado, juez o fiscal en activo.
  • Ser militar, miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o Policía, en activo.
  • Ser miembro de las Juntas Electorales.

Además, la propia Constitución Española en su artículo 67.1 reza: “Nadie podrá ser miembro de las dos Cámaras simultáneamente, ni acumular el acta de una Asamblea de Comunidad Autónoma con la de Diputado al Congreso”.

Por lo tanto, nuestra Constitución ya genera una cortapisa a las aspiraciones políticas de Iglesias. Eso sí, el propio artículo 70 de la Constitución reza que “La ley electoral determinará las causas de inelegibilidad e incompatibilidad de los Diputados y Senadores”. Por lo tanto, la Constitución dibuja unos supuestos de mínimos y el verdadero desarrollo lo encontramos en su Ley Orgánica de referencia: la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

Previsión normativa en la LOREG

Nadie podrá ser miembro de las dos Cámaras simultáneamente, ni acumular el acta de una Asamblea de Comunidad Autónoma con la de Diputado al Congreso

Así, nos topamos con el artículo 155 de dicha norma, que establece unas causas de incompatibilidad de Diputados y Senadores, entre las que se encuentran:

  • Ser presidente de la Comisión Nacional de la Competencia.
  • Ser miembros del Consejo de Administración de la Corporación de Radio Televisión Española.
  • Ser miembros del Gabinete de la Presidencia del Gobierno o de cualquiera de los Ministros y de los Secretarios de Estado.
  • Ser Delegados del Gobierno en Autoridades Portuarias, Confederaciones Hidrográficas, Sociedades Concesionarias de Autopistas de Peaje y en los entes mencionados en el párrafo siguiente.
  • Ser presidentes de los Consejos de Administración, Consejeros, Administradores, Directores generales, Gerentes y cargos equivalentes de entes públicos, monopolios estatales y empresas con participación pública mayoritaria, directa o indirecta, cualquiera que sea su forma, y de las Cajas de Ahorro de fundación pública.
  • Ser Diputados y Senadores electos en candidaturas presentadas por partidos o por federaciones o coaliciones de partidos declarados ilegales con posterioridad por sentencia judicial firme y los electos en candidaturas presentadas por agrupaciones de electores declaradas vinculadas a un partido ilegalizado por resolución judicial firme.

Llegado el momento, Iglesias tendría que renunciar a una de las dos actas

Además de las citadas causas, añade en punto 3: “Nadie podrá ser miembro de las dos Cámaras simultáneamente, ni acumular el acta de una Asamblea de Comunidad Autónoma con la de Diputado al Congreso“.

Por lo tanto, encontramos la primera incompatibilidad, que traída al caso supondría: Pablo Iglesias no puede, simultáneamente, ser miembro del Consejo de los Diputados y de la Asamblea de la Comunidad de Madrid. Llegado el momento, Iglesias tendría que renunciar a una de las dos actas. Lo lógico y previsible, atendiendo a su reciente decisión, es que renunciará al acta de diputado en el Congreso de los Diputados para tomarla como parlamentario de la Asamblea de Madrid.

Es curioso porque la ley no regula el caso de concurrencia entre acta como senador y parlamentario autonómico, de lo que se desprende que si Iglesias fuera senador, sí podría simultanear ese cargo con el de parlamentario autonómico.

La propia LOREG no solo delimita las incompatibilidades, sino que también atribuye a los cargos de senadores y diputados “dedicación exclusiva“, salvo en la siguientes excepciones:

  • Desempeñar una labora en el ámbito universitario, permitiéndose actividades docentes y de investigador.
  • Gestionar su patrimonio o el familiar.
  • Dedicarse a la producción literaria o artística.
  • Realizar actividades o ejercicio de cargos en órganos de administración de entidades con participación pública.

En efecto, Pablo Iglesias podría continuar con su labor docente, publicar libros o dedicarse a la producción artística, amén de gestionar su ya nutrido patrimonio personal.

¿Puede simultanear su acta de diputado y postularse como candidato a presidir la Asamblea de Madrid?

La respuesta es sí: el hecho de que se postule como candidato a presidir la Comunidad de Madrid no implica per se que vaya a ser elegido. Será la decisión de los electores (el mandato popular) quien le someta a la diatriba, una vez que conozcamos los resultados electorales, de si renuncia a una de las dos actas. Es decir, una vez que que obtenga la legitimidad mediante el voto de los madrileños, Pablo Iglesias, presumiblemente, renunciará a su acta como diputado en el Congreso para formar parte del Parlamento Autonómico de Madrid.

Comentarios