Connect with us

Economía

Rebaja fiscal como instrumento contra la crisis Covid-19

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 3 min

Publicado


DESCARGAR EN PDF


Con el año nuevo, llegan las nuevas esperanzas, y eso para muchos se traduce en une mejora de la situación económica provocada por la crisis COVID‑19. Para que esto pase, la formula está clara, se debe potenciar la inversión y el consumo. Por un lado, la inversión, para atraer a nuevas empresas que generen nuevo empleo y que la empresas ya existentes tengan la capacidad necesaria para no tener que cerrar y por otro, hacer las políticas necesarias para que la gente tenga el suficiente poder adquisitivo y esto se vea reflejado en el consumo.



Para que esto pase, se debe crear un clima fiscal atractivo que atraiga inversión, se debe recortar el gasto público innecesario y fomentar el ahorro privado de los ciudadanos, para que estos tengan más poder adquisitivo con el que consumir. Esto se conseguiría haciendo una bajada histórica de los impuestos al igual que lo están haciendo nuestros socios europeos.  



Mientras que España, con unas harcas públicas sin apenas fondos, plantea en los nuevos presupuestos del estado, una subida de impuestos en 2021 para hacer frente a los 239.765 millones de euros de gasto social previsto, cifra que supone un récord histórico, nuestros aliados europeos plantean una bajada de impuestos generalizada.

Si revisamos el mapa y las medidas adoptadas por nuestros socios, nos encontramos:

  • Alemania, impulsa medidas de reducción de impuestos y ayudas a PYMES, exención de impuestos locales y desgravación por hijos y ayudas familiares. Italia, propone una reducción de impuestos sobre el trabajo y apuesta por un enfoque en el que se potencie la inversión pública.
  • Francia, aplaza la recaudación de 20.000 millones a empresas destinadas a la producción, así como la creación de 160.000 puestos de trabajo en 2021 y dota al país de 100.000 millones de euros para impulsar la economía.
  • Reino unido, baja el IVA un 15% en productos de alimentación y primera necesidad.
Enmanuel Macron y Angela Merkel (FOTO: Reuters)

Países bajos, propone una reducción en el IRPF

  • Portugal, baja el IRPF y el precio de la luz. Reducirá en 6.000 millones los impuestos a empresas y elimina el impuesto de sociedades a los sectores más perjudicados.
  • Grecia, eliminará el IVA en su totalidad hasta marzo de 2021 y los asalariados sometidos a un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) seguirán percibiendo ayudas hasta final de año.

Como vemos, España nada a contracorriente en un panorama en el que la economía española ha perdido más de 65.000 empresas en la crisis de 2020 y a cierre de noviembre había 3.851.312 personas desempleadas. El clima, no es muy alentador, puesto que como hemos comentado anteriormente, necesitamos rebajar la presión fiscal que está ahogando a muchas de nuestras empresas.

Las empresas no necesitan un gobierno que les suba los impuestos y se los administre bajo un falso paraguas de seguridad, necesita un gobierno que les de las facilidades necesarias ante una situación insólita.

Las empresas necesitan facilidades ante la situación irregular en la que nos encontramos, que obliga en muchos casos al cierre inesperado de los negocios. Estas facilidades pasan por una rebaja fiscal que por un lado atraiga a la inversión para que se creen nuevas empresas y por otro den al ciudadano el poder adquisitivo necesario para consumir y así ayudar a lo negocios.

Comentarios