Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero
Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero

Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero

Se declara no haber lugar al recurso extraordinario por infracción procesal y se estima en parte el de casación interpuesto por la representación procesal de las entidades demandadas contra sentencia parcialmente estimatoria de la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Almería, sobre derecho a la propia imagen de un artista, y reclamación de cantidad.

La Sala declara que debe distinguirse el derecho a la imagen, como derecho de la personalidad, esfera moral, relacionada con la dignidad humana y como derecho patrimonial, protegido por el Derecho pero ajeno a la faceta constitucional como derecho fundamental, lo que destaca el Tribunal Constitucional en sentencia 81/2001, de 26 de marzo y esta Sala en sentencias de 25 de septiembre de 2008 y 29 de abril de 2009.

Pues bien, la demanda se formula conjuntamente por el artista y por la sociedad que explota sus derechos de imagen, interesando la condena indemnizatoria de las demandadas en beneficio de ambos por el uso no consentido de la imagen del primero, siendo así que es facultad exclusiva del interesado difundir o publicar su propia imagen y, por ende, a quien corresponde la facultad de evitar su reproducción, en tanto que se trata de un derecho de la personalidad, cuya reproducción no autorizada origina un derecho al resarcimiento a su favor, y no de la sociedad, al ser la explotación comercial de la imagen del artista algo ajeno al contenido del derecho fundamental consagrado en el artículo 18.1 de la CE, en el que se reconoce “el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen” (SSTC 26 de marzo 2001 ; 27 de abril 2010).

Puede leer la sentencia en www.bdifusion.es Marginal: 2455406

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El dolo eventual es suficiente para apreciar el delito de estafa

El dolo eventual es suficiente para apreciar el delito de estafa

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre un recurso interpuesto por el acusado de un delito de estafa que construyó, y posteriormente vendió, unas viviendas sin la licencia necesaria. El recurrente alegaba que no tenía intención de estafar, pues solicitó la licencia y pagó el suministro eléctrico de las viviendas durante meses después de venderlas, hizo arreglos y consiguió una nueva ... Leer Más »

En la plusvalía prevalece la transformación jurídica del terreno sobre la física

En la plusvalía prevalece la transformación jurídica del terreno sobre la física

El Alto Tribunal establece en una reciente sentencia que no se precisa el inicio de la actividad física de transformación de unos terrenos de cara a apreciar una plusvalía, si se efectúa la transformación jurídica mediante la  recalificación urbanística para convertir el suelo de industrial a residencial. En el caso enjuiciado, el Tribunal Supremo, considera que el hecho de haber sido ... Leer Más »

El delito leve de lesiones solo es perseguible si hay denuncia previa

El delito leve de lesiones solo es perseguible si hay denuncia previa

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia en la cual ha aplicado el régimen más favorable de los nuevos delitos leves tras la reforma del Código Penal por la LO 1/2015 a dos condenados, entre otros, por una falta de lesiones, en la que no constaba denuncia de la víctima. Los acusados habían sido condenados por un delito de detención ilegal, ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon