Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero
Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero

Corresponde al artista y no a la Sociedad a la que se han concedido sus derechos de explotación de la imagen evitar la reproducción por parte de un tercero

Se declara no haber lugar al recurso extraordinario por infracción procesal y se estima en parte el de casación interpuesto por la representación procesal de las entidades demandadas contra sentencia parcialmente estimatoria de la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Almería, sobre derecho a la propia imagen de un artista, y reclamación de cantidad.

La Sala declara que debe distinguirse el derecho a la imagen, como derecho de la personalidad, esfera moral, relacionada con la dignidad humana y como derecho patrimonial, protegido por el Derecho pero ajeno a la faceta constitucional como derecho fundamental, lo que destaca el Tribunal Constitucional en sentencia 81/2001, de 26 de marzo y esta Sala en sentencias de 25 de septiembre de 2008 y 29 de abril de 2009.

Pues bien, la demanda se formula conjuntamente por el artista y por la sociedad que explota sus derechos de imagen, interesando la condena indemnizatoria de las demandadas en beneficio de ambos por el uso no consentido de la imagen del primero, siendo así que es facultad exclusiva del interesado difundir o publicar su propia imagen y, por ende, a quien corresponde la facultad de evitar su reproducción, en tanto que se trata de un derecho de la personalidad, cuya reproducción no autorizada origina un derecho al resarcimiento a su favor, y no de la sociedad, al ser la explotación comercial de la imagen del artista algo ajeno al contenido del derecho fundamental consagrado en el artículo 18.1 de la CE, en el que se reconoce “el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen” (SSTC 26 de marzo 2001 ; 27 de abril 2010).

Puede leer la sentencia en www.bdifusion.es Marginal: 2455406

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Obligación de ponderar el interés público vinculado a la protección medioambiental

Obligación de ponderar el interés público vinculado a la protección medioambiental

  Para decidir la solicitud de suspensión y dentro del ámbito permitido en una pieza separada de medidas cautelares, debe tenerse en cuenta que en principio el examen indiciarlo que en esta fase cabe realizar no lleva al grado suficiente de convencimiento sobre la concurrencia de una “apariencia de buen Derecho”, en cuanto al tema sustancial debatido, que justificara un ... Leer Más »

Condicionada la obtención del beneficio a la no impugnación del acuerdo de derivación de responsabilidad

Condicionada la obtención del beneficio a la no impugnación del acuerdo de derivación de responsabilidad

La sentencia de instancia atiende a los términos en los que se ha pronunciado el TEAC, que recordemos anula la declaración de responsabilidad subsidiaria del administrador por las deudas contraídas, y ordena se aplique el art. 41.4 de la LGT , esto es, «se dará trámite de conformidad al responsable en la propuesta de declaración de responsabilidad», desprendiéndose de los ... Leer Más »

Exigencia de que los medicamentos incluidos tengan el mismo principio activo

Exigencia de que los medicamentos incluidos tengan el mismo principio activo

Se impugna la Orden SSI/2160/2015, de actualización del sistema de precios de referencia de medicamentos en el Sistema Nacional de Salud, por razón de las infracciones, en concreto la demandante entiende que dicha Orden, como norma de desarrollo reglamentario, infringe las normas de cobertura ahí citadas por dos razones: 1º Porque forma conjuntos con medicamentos que no tienen el mismo ... Leer Más »

El parte amistoso de accidente es un documento mercantil

El parte amistoso de accidente es un documento mercantil

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha determinado que el parte amistoso de declaración de accidente dirigido a una compañía aseguradora para cobrar la indemnización correspondiente, es un documento que puede considerarse como mercantil en tanto que preconstituye la prueba y entra de lleno en un contrato de seguro de naturaleza mercantil. En este sentido, si la aceptación o ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon