Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » Se vulnera el derecho a la intimidad de una víctima de violencia de genero al emitir imagenes del juicio por televisión
Se vulnera el derecho a la intimidad de una víctima de violencia de genero al emitir imagenes del juicio por televisión

Se vulnera el derecho a la intimidad de una víctima de violencia de genero al emitir imagenes del juicio por televisión

El Tribunal Supremo, en una reciente sentencia, determina que difundir imágenes de un juicio por violencia de género, mostrando el rostro de la víctima en un primer plano, constituye una vulneración del derecho a la intimidad y a la propia imagen.

El Alto Tribunal, concluye que la televisión demandada debió actuar con la prudencia y diligencia profesional, evitando la emisión de imágenes que representaban a la recurrente en primer plano, bien absteniéndose de emitir las correspondientes tomas, bien utilizando procedimientos técnicos para difuminar sus rasgos e impedir su reconocimiento. Igualmente, también debió evitar la mención de su nombre de pila, porque este dato, insuficiente por sí solo para constituir intromisión ilegítima, pasó a ser relevante al pronunciarse en pantalla simultáneamente con la imagen de la demandante y añadirse la mención de su localidad de residencia, datos todos ellos innecesarios para la esencia del contenido de la información, como demuestran las noticias sobre el mismo juicio publicadas al día siguiente en otros medios.

Se determina que la identificación de la demandante mediante su imagen y los datos personales indicados, y su directa vinculación con un episodio de violencia de género y otros delitos graves, cuando era previsible la revelación simultánea o posterior de datos referidos a cómo se conocieron la víctima y su agresor, y a la forma en que sucedieron los hechos delictivos, supone que la pérdida del anonimato vulnerase tanto el derecho de la demandante a su propia imagen, por la emisión de sus rasgos físicos, como su intimidad personal y familiar.

Así pues, en la medida en que unos datos reservados pertenecientes a la vida privada, carentes de importancia en una situación de anonimato, fueron difundidos,  pasaron a tenerla desde el momento en que cualquier persona que viera esos programas informativos y que residiera en la localidad de la víctima podría saber a quién se referían, de modo que al daño psicológico inherente a su condición de víctima de los delitos, se sumó el daño moral consistente en que se conocieran datos de su vida privada que no había consentido hacer públicos.

Puede consultar el texto completo de la sentencia en www.casosreales.es Marginal nº 70343517

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Como referencia del ITP y del ISD los valores catastrales no pueden tener efectos retroactivos

Como referencia del ITP y del ISD los valores catastrales no pueden tener efectos retroactivos

El Tribunal Supremo, ha establecido en una reciente sentencia, que si la Administración tributaria se acoge al segundo de los medios previstos en el art. 57.1 de la Ley 58/2003 (LGT), que permite la aplicación de coeficientes multiplicadores, determinados y publicados por la Administración tributaria competente, a los valores que figuren en el Catastro Inmobiliario, no cabe plantear la improcedencia ... Leer Más »

El valor neto de la herencia debe ser idéntico para todos los herederos

El valor neto de la herencia debe ser idéntico para todos los herederos

En una reciente sentencia, la Audiencia nacional ha establecido, que la Administración tiene que fijar un valor unitario del caudal hereditario, que sirve para determinar el valor neto de la adquisición individual de la interesada, y este debe ser idéntico al que corresponda al resto de herederos, ya que su participación individual resulta de dividir dicho caudal. En el caso ... Leer Más »

No puede operar la multireincidencia en los antecedentes por delitos leves

No puede operar la multireincidencia en los antecedentes por delitos leves

El Tribunal Supremo, ha establecido en una reciente sentencia, que no se considera razonable que para la multirreincidencia puedan computar los delitos leves cuando están expresamente excluidos para apreciar la agravante general de reincidencia, no múltiple, recogida en el artículo 22.8 del Código Penal. En este caso, se trata, según el criterio mayoritario, de interpretar esa reforma conforme al principio ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Logo Header Menu
Right Menu Icon

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!