Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » La medida de internamiento por seguridad pública debe justificarse en la necesidad y en el riesgo de reiteración
La medida de internamiento por seguridad pública debe justificarse en la necesidad y en el riesgo de reiteración

La medida de internamiento por seguridad pública debe justificarse en la necesidad y en el riesgo de reiteración

El Tribunal Supremo, en su sentencia del pasado 30 de septiembre, analiza los requisitos que deben darse para adoptar la medida de seguridad privativa de libertad consistente en el internamiento en centro psiquiátrico por seguridad pública.

 

El Tribunal entra a analizar la cuestión ante el recurso interpuesto por el Ministerio Fiscal que solicitaba que se aplicase tal medida en lugar de la que la sentencia de instancia había determinado a una acusada que, sufriendo un brote esquizofrénico había atacado con un cúter a la víctima, realizándole un corte en el cuello que le hizo requerir ingreso hospitalario. La sentencia recurrida, que absolvía a la acusada al estimar la eximente completa de alteración física, había adoptado las medidas de seguridad relativas a custodia y familiar y de libertad vigilada durante cinco años.

 

El Ministerio Público alegaba en su recurso que dichas medidas eran insuficientes para garantizar la protección colectiva, atendiendo a la gravedad de los hechos, así como que ya había tenido incidentes similares anteriores, pues la acusada no tomaba la medicación prescrita, dando lugar a brotes reiterados de crisis psicóticas.

 

El Tribunal Supremo señala que es posible aplicar medidas de seguridad que se “fundamentan en la peligrosidad criminal del sujeto al que se impongan (…) pero con sujeción, en todo caso, al principio de legalidad”. Esta sujeción implica que se cumplan las exigencias legales establecidas que son: que se haya cometido un hecho previsto como delito; que el autor sea una persona inimputable; y que  se acredite una objetiva probabilidad de comisión de nuevos delitos. Para esta última apreciación debe realizarse un doble juicio, por un lado, el diagnóstico de peligrosidad para la sociedad, y el pronóstico de comportamiento de futuro.

 

Para la medida de internamiento, dado que tiene naturaleza privativa de libertad, deberá añadirse la exigencia de que el delito cometido tenga pena privativa de libertad, así como que el deber de motivación de la medida deberá ser reforzado. La valoración y justificación de la medida, señala el alto tribunal, deberá ponderar los elementos que constitucionalmente legitimen la adopción de la medida de internamiento, esto es, que exista una recomendación terapéutica y la necesidad de que se aplique la misma para asegurar una protección eficaz de la víctima o del colectivo social, atendiendo a la peligrosidad del autor del delito. Asimismo, deberá constar acreditada una enajenación mental del interesado que legitime el internamiento y que la perturbación todavía existe, sin que pueda prologarse el internamiento cuando el trastorno ya no subsista.

 

El Tribunal Supremo manifiesta que la evaluación deberá realizarse en cada caso concreto, siendo necesario que la alteración psíquica haya sido la causante de la acción delictiva, pero además confirmando que existe un pronóstico que conjugue “tanto la probabilidad de reiteración de crisis semejantes, como el riesgo de que confluyan de nuevo en graves ataques a bienes jurídicos de singular valor y protección”. En todo caso, añade, “una justificación del internamiento así analizada, debe además venir acompañada de una ponderación de necesidad, entendida como la adecuada correspondencia entre la limitación del derecho a la libertad que va a imponerse al afectado por un lado y la potenciación que puede lograrse de los beneficios que justifican el internamiento, en confrontación con la satisfacción de estos beneficios que se obtendría dispensando un tratamiento psiquiátrico de un modo menos lesivo para los derechos individuales de enfermo.”

 

 

Puede leer la sentencia completa en www.casosreales.es Marginal nº 70123726

 

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores

Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí .

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Una concesión de explotación pública puede tener varias titularidades catastrales

Una concesión de explotación pública puede tener varias titularidades catastrales

La Audiencia Nacional, ha establecido en una reciente sentencia, que sobre un inmueble catastral pueden confluir tantos titulares catastrales como derechos recaigan sobre el inmueble o sobre una parte del mismo, sin que la existencias de cualquiera de ellos excluya la aplicación de otros. En el presente caso, la empresa concesionaria de la explotación, expresamente reconoce que la atribución de la ... Leer Más »

El plazo para solicitar la nulidad de un contrato bancario comienza cuando el cliente tiene conocimiento del error o dolo

El plazo para solicitar la nulidad de un contrato bancario comienza cuando el cliente tiene conocimiento del error o dolo

El Tribunal Supremo, ha establecido en una reciente sentencia que plazo el plazo de ejercicio de la acción de anulación del contrato por error o dolo para lograr la restitución solicitada por los demandantes y derivada de la nulidad del contrato, se refiere a la consumación del contrato y no al momento de su celebración. En este sentido, por lo ... Leer Más »

El pagaré en blanco puede ser un instrumento de garantía obligacional

El pagaré en blanco puede ser un instrumento de garantía obligacional

En el caso enjuiciado, el pagaré presentado al cobro fue impagado y la demandante presentó juicio cambiario en el que se opuso la deudora diciendo que la demandante no había justificado que el pagaré se hubiera rellenado, respecto de la suma adeudada, conforme a lo convenido en el contrato. La sentencia de primera instancia estimó la oposición, entendiendo que era ... Leer Más »

Para apreciar delito de estafa y no ilícito civil  el engaño debe ser grave y revelar una especial peligrosidad

Para apreciar delito de estafa y no ilícito civil el engaño debe ser grave y revelar una especial peligrosidad

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha establecido que para que el mecanismo engañoso pueda considerarse delictivo y diferenciar así entre ilícito civil y estafa, debe tenerse en cuenta la exigencia típica del engaño, el cual, debe ser grave y revelar una peligrosidad que requiera una especial maquinación, astucia, artificio o puesta en escena, que integren un comportamiento engañoso. ... Leer Más »

En la prevaricación administrativa es posible la comisión por omisión

En la prevaricación administrativa es posible la comisión por omisión

En el caso enjuiciado, en instancia, la tolerancia por parte de una ayuntamiento de una actividad industrial sin licencia, durante once años, no se consideraba prevaricación administrativa sino infracción de la legalidad urbanística. Así pues, ante la inacción municipal, la parte actora hubo de dirigirse a la jurisdicción contencioso-administrativa y comprobar cómo la administración se oponía a la demanda mediante el dictado ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Logo Header Menu
Right Menu Icon

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!