Publicidad
Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » La sucesión en el título nobiliario por colaterales se rige por el principio de propincuidad y no por el de representación
La sucesión en el título nobiliario por colaterales se rige por el principio de propincuidad y no por el de representación

La sucesión en el título nobiliario por colaterales se rige por el principio de propincuidad y no por el de representación

El Tribunal Supremo en su sentencia del pasado 21 de julio de 2016 ha visto el recurso de casación interpuesto por el demandado cuyo título nobiliario de barón había sido anulado por la Audiencia Provincial.

En los antecedentes del caso, el recurrente había sido demandado por su sobrino interesando la declaración de nulidad de la sucesión en el título nobiliario de Barón, por considerar que la sucesión en el título había sido en línea recta descendente y, siendo el padre del demandante, fallecido, mayor que el demandado (hermano del padre) era preferente su derecho a suceder en el título por su derecho para representar a su padre en la sucesión.

Si bien el Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda, la Audiencia Provincial consideró aplicable la Ley XL de Toro de manera que la transmisión del título se produce a favor de los descendientes, representando los hijos a sus padres aunque estos no hayan llegado a ostentar el título, resolviendo en contra del demandado, ahora recurrente.

El Tribunal Supremo señala que en el supuesto, si la sucesión en el título se hubiera producido habiendo sido la última detentadora la madre del demandado y abuela del recurrente, se trataría de una sucesión en línea recta en la cual rige el principio de representación, pudiendo el demandante representar a su padre fallecido y ostentar un mejor derecho que el del demandado. Sin embargo, dado que el último poseedor fue el hijo primogénito, y hermano del demandado (y tío del demandante), el cual fallece sin descendencia, se abre la sucesión en la línea colateral de éste, y en esta línea rige el principio de propincuidad y no el de representación, siendo el pariente más próximo el demandado (segundo grado) que el demandante (tercer grado).

Y ello porque es doctrina del alto tribunal que la sucesión de un título nobiliario entre parientes colaterales ha de regirse exclusivamente por el principio de propincuidad, pues el mejor derecho a los títulos nobiliarios se rige por normas de sucesión a la Corona de Castilla, según las cuales “sucederá el más propincuo pariente del Rey una vez fallecida su descendencia» (Ley 2.ª del Título XV de la Partida II )” el cual, añade, es “criterio ratificado por la Novísima Recopilación al deferir la sucesión en la Corona al «primer y más cercano pariente del último reinante, sea varón o hembra»”.

 

Puede leer el texto completo de la sentencia en www.casosreales.es Marginal nº 69945107

 

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Puede no haber apropiación indebida del promotor aunque no entregue las viviendas y se quede con el dinero recibido

Puede no haber apropiación indebida del promotor aunque no entregue las viviendas y se quede con el dinero recibido

En el caso enjuiciado, el promotor no ha devuelto cantidad alguna de las entregadas a cuenta del precio pactado con los compradores para la construcción de unas viviendas. El Alto Tribunal, ha establecido en una reciente sentencia que no puede considerarse constitutivo de un delito de apropiación indebida, actuaciones como las del caso planteado, cuando el dinero recibido por el promotor, se ... Leer Más »

La valoración de la prescripción siempre debe favorecer al reo

La valoración de la prescripción siempre debe favorecer al reo

En una reciente sentencia se ha establecido que los términos en que el instituto de la prescripción venga regulado han de ser interpretados con particular rigor en tanto que perjudiquen al reo, sin posibilidad de interpretaciones in malam parte de la normativa reguladora de la prescripción ( art. 25.1 CE ), que está al servicio de la seguridad jurídica de los ... Leer Más »

Los médicos podrán trabajar hasta los 70 años por cuestiones organizativas

Los médicos podrán trabajar hasta los 70 años por cuestiones organizativas

Se señala que el artículo 26.2 de la Ley 55/2003 no establece un derecho a la prórroga en el servicio activo hasta los setenta años de edad sino sólo una mera facultad de solicitarla condicionada al ejercicio por el Servicio de Salud –la Administración recurrida– de su potestad de autoorganización en función de sus necesidades articuladas en el marco de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Logo Header Menu
Right Menu Icon

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!