Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » El maltrato psicológico revoca la donación por ingratitud
El maltrato psicológico revoca la donación por ingratitud

El maltrato psicológico revoca la donación por ingratitud

El recurso en cuestión denuncia la infracción del art. 648.1 del Código Civil y de la doctrina jurisprudencial interpretativa del mismo. En él se alega que el maltrato realizado por la donataria a los padres, como conducta socialmente reprobable o condenable, es suficiente para justificar la revocación, sin necesidad de que haya sido declarado formalmente como delito.

El Tribunal Supremo estima el recurso.

La Sala señala que, de acuerdo con la reciente doctrina jurisprudencial, la interpretación sistemática del art. 648.1 CC, en cuanto al maltrato de obra o psicológico se refiere, debe realizarse en primer lugar, y en orden a la caracterización de la figura, precisa que aunque las causas de revocación de la donación sean únicamente las que expresamente contempla la norma, y ello suponga su enumeración taxativa, sin posibilidad de aplicación analógica, ni de interpretación extensiva, esto no significa que los elementos conceptuales contemplados por la norma deban ser, asimismo, objeto de interpretación rígida o sumamente restrictiva.

En segundo lugar, apunta que la doctrina jurisprudencial a propósito del contenido y alcance del art. 648.1 CC, ya ha destacado la interpretación flexible que cabe realizar de este precepto tanto respecto a la falta de precisión técnica con la que se refiere al concepto de delito y a los concretos derechos o bienes protegidos, por lo que el precepto debe interpretarse, con relación a todo posible delito por el que pudiera resultar ofendido el donante en su gratitud, como a la innecesariedad de que, a tales efectos, se haya producido previamente una sentencia penal condenatoria, ni tan siquiera que el procedimiento penal se haya iniciado; bastando la existencia de una conducta del donatario socialmente reprobable, que revistiendo caracteres delictivos, aunque no estén formalmente declarados como tales, resulte ofensiva para el donante.

De acuerdo con los criterios interpretativos de la realidad social del momento de aplicación de la norma y su propia finalidad, el maltrato de obra o psicológico realizado por el donatario debe quedar reflejado como un hecho integrado en la causa de ingratitud del art. 648.1 CC.

En este caso, conforme a la prueba practicada, resulta plenamente acreditado el maltrato, en toda su extensión, de la donataria respecto a los donantes, agravado por su relación filial y exteriorizado en diversos episodios de trato despectivo y humillante que culminaron en una bofetada a su padre y en insultos e injurias graves a su madre.

Finalmente, el Tribunal fija como doctrina jurisprudencial que el maltrato, de obra o psicológico, por parte del donatario hacia el donante queda calificado como un hecho integrado en la causa de ingratitud contemplada en el art. 648.1 CC.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Un acuerdo de arbitraje entre estados no puede vulnerar el orden de competencias judiciales fijado por los Tratados de la UE

Un acuerdo de arbitraje entre estados no puede vulnerar el orden de competencias judiciales fijado por los Tratados de la UE

El TJUE ha establecido en una reciente sentencia que un acuerdo internacional que prevé la creación de un órgano jurisdiccional encargado de la interpretación de sus disposiciones y cuyas resoluciones vinculan a las instituciones, incluido el Tribunal de Justicia, no es, en principio, incompatible con el Derecho de la Unión. Se concluye que del conjunto de características del tribunal arbitral ... Leer Más »

El cambio en el juicio oral del letrado de la defensa que intervino en la testifical anticipada no impide su valoración como prueba preconstituída

El cambio en el juicio oral del letrado de la defensa que intervino en la testifical anticipada no impide su valoración como prueba preconstituída

En una reciente sentencia, Tribunal Supremo ha confirmado la pena de 20 años de prisión impuesta a un hombre natural de Costa de Marfil, por un delito de asesinato en concurso ideal con otro de atentado con medio peligroso, con la agravante de reincidencia, al considerar probada su intención de matar al tirar a la vía del metro a un policía ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon