Inicio » Artículos destacados » ¿Qué puedo hacer cuando en el momento de la ejecución de la sentencia ésta deviene imposible?
¿Qué puedo hacer cuando en el momento de la ejecución de la sentencia ésta deviene imposible?

¿Qué puedo hacer cuando en el momento de la ejecución de la sentencia ésta deviene imposible?

Jordi Pujante Mitjavila. Socio del Departamento de Derecho Procesal de Roca Junyent.

Alicia de la Capilla Heusch. Abogada del Departamento de Derecho Procesal de Roca Junyent.

La potestad jurisdiccional no sólo implica la actividad de declarar el derecho sino también la material que permita su realización; en otras palabras, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado (art. 117.3 CE). Pese a no ser un escenario demasiado frecuente, puede ocurrir que, tras obtener una sentencia favorable, la ejecución de la misma devenga legal o materialmente imposible.

A continuación analizamos los mecanismos que la Ley pone a disposición de las partes, en concreto del ejecutante, que les permitirán obtener una traducción económica del interés perdido en aquellos supuestos en los que el cumplimiento “in natura” de la sentencia deviene imposible por la aparición de circunstancias sobrevenidas que inciden en la realidad material o jurídica sobre la que el fallo debería desplegar su eficacia jurídica, imposibilidad que, como tal, únicamente surgirá respecto de la ejecución no dineraria.

 

1. INTRODUCCIÓN

La LEC no regula de forma específica todos aquellos supuestos en los que surge una imposibilidad sobrevenida de ejecutar la sentencia, razón por la cual deberán aplicarse analógicamente, en la medida de lo posible, aquellos preceptos en los que sí se prevé un trámite determinado, recordando que, en todo caso, la regla general (art. 18.2 LOPJ) será que, ante la imposibilidad de ejecutar una sentencia en sus propios términos, se sustituirá la condena por su equivalente pecuniario, pudiéndose interesar además, si se dan los presupuestos sustantivos para ello, una indemnización de daños y perjuicios; liquidaciones ambas que se efectuarán de conformidad con lo dispuesto en los arts. 712 y ss. LEC.

2. IMPOSIBILIDAD DE EJECUTAR UNA CONDENA DE ENTREGAR COSAS

2.1. Condenas a la entrega de cosas genéricas o indeterminadas (art. 702 LEC)

Cuando la condena tenga por objeto la entrega de bienes genéricos no cabe hablar de imposibilidad sobrevenida de la ejecución pues se parte de la idea de que el género nunca perece y, por tanto, será factible obtener los bienes en el mercado, en la misma cantidad y calidad, transformándose la ejecución en pecuniaria, a los efectos de obtener del patrimonio del deudor la suma necesaria para su adquisición. Sin embargo, puede ocurrir que la adquisición de dichos bienes ya no satisfaga el interés del ejecutante, debiendo entonces determinarse “el equivalente pecuniario y los daños y perjuicios que hubieran podido causarse al ejecutante” (art. 702.2 LEC).

2.2. Condenas a la entrega de cosa mueble determinada (art. 701 LEC)

Cuando se trate de una condena a entregar un bien mueble cierto y determinado, puede surgir la imposibilidad para la entrega, bien porque se desconozca su ubicación o bien, aunque no lo diga el precepto, pertenezca a una persona distinta del ejecutado.

En caso de que la cosa “no pudiere ser habida”, el art. 701.3 LEC dispone que se sustituirá la ejecución específica por una “justa compensación pecuniaria” –siempre que se solicite a instancia del ejecutante y se hayan agotado todos los apremios posibles para la localización y entrega de la cosa– así como, si procede, una indemnización de daños y perjuicios.

No permite la Ley que el ejecutante pueda solicitar la entrega de cosa distinta, aunque de similares características. Por otro lado, sí parece que podría enervarse el procedimiento sustitutorio a instancia del ejecutante en caso de que, una vez iniciado el mismo, aparezca la cosa mueble y sea posible su entrega.

En el supuesto de que la cosa se halle en poder de un tercero que la ha adquirido de forma irreivindicable, ¿podría despacharse ejecución frente a él? La respuesta debe ser negativa, salvo que dicho adquirente solicite su intervención en el procedimiento declarativo de conformidad con el art. 17 LEC. En estos casos –a pesar de que la ley no lo prevea expresamente– entendemos que, por aplicación analógica del art. 701.3 LEC o bien del art. 18.2 LOPJ, procederá la sustitución de la condena específica por la justa compensación pecuniaria; permitiendo en todo caso al ejecutante limitar la ejecución a los daños y perjuicios ocasionados por la transmisión del bien a un tercero con reserva del ejercicio de acciones frente a aquél para recuperar la cosa.

2.3. Condenas a la entrega de bienes inmuebles (art. 703 LEC)

También podemos encontrarnos ante supuestos en los que no sea posible la entrega de un bien inmueble, bien por razones físicas (supuestos de destrucción del inmueble a entregar) como jurídicas (por estar en poder de un tercer adquirente “a non dominio”).

Si bien la LEC no contiene previsión alguna al respecto, deberá operar el cumplimiento por equivalente y, además, en su caso, la indemnización de daños y perjuicios; pues éstas son las consecuencias que, para la imposibilidad de entrega de cosa mueble cierta y determinada establece la propia LEC, supuesto perfectamente aplicable analógicamente a la cosa inmueble (Auto núm. 15/2011 de la Audiencia Provincial de Las Palmas (Secc. 4ª) de 4 de febrero).

3. IMPOSIBILIDAD DE EJECUTAR UNA CONDENA DE HACER

3.1. Condenas de hacer no personalísimo (art. 706 LEC)

Ante la imposibilidad de ejecutar en sus propios términos una condena de hacer no personalísimo –normalmente porque el ejecutado no la realiza en el plazo señalado al efecto–, el art. 706 LEC otorga al ejecutante, y sólo a él, la opción entre el encargo a un tercero –opción que desaparece cuando el título contenga una disposición expresa para el caso de incumplimiento del deudor, debiendo estar a lo dispuesto en tal caso– o el “resarcimiento de daños y perjuicios.

Si el ejecutante optare por la realización de la condena por un tercero, se valorará su coste por un perito tasador –embargando los bienes del ejecutado en caso de no afianzar éste el pago– y designará a un tercero para realizar la prestación debida en lugar del ejecutado; designación que parece –la Ley es parca al respecto– dependerá del ejecutante.

En caso de optar el ejecutante por el resarcimiento, éste deberá integrar, por un lado, el valor puramente indemnizatorio fruto de la inactividad del deudor o simple imposibilidad y, por otro, el valor económico de la prestación incumplida, importe que no compensa una lesión en los derechos del ejecutante sino que sustituye la satisfacción que éste recibiría con el “hacer” objeto de condena.

3.2. Condenas de hacer personalísimo (art. 709 LEC)

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 8€/mes

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

¿Qué hay que negociar en las inversiones de capital riesgo con start-ups?

¿Qué hay que negociar en las inversiones de capital riesgo con start-ups?

Por Àlex Plana Paluzie Abogado Área M&A AGM Abogados – Barcelona En los procesos de inversión en start-ups, la operación casi siempre se estructura, por un lado, con un acuerdo de inversión (investment agreement) y un pacto de socios, en único documento o en dos, y, por otro lado, con los acuerdos societarios para dar entrada al inversor, mediante un ... Leer Más »

El recurso extraordinario de revisión

El recurso extraordinario de revisión

Por Lara Matos Franch. Abogada de ONTIER   Sumario:   I.- Concepto II.- Motivos -Que al dictar el acto se hubiera incurrido en error de hecho que resulte de los propios documentos incorporados al expediente. -Que aparezcan documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida. -Que en la ... Leer Más »

El recurso de alzada

El recurso de alzada

por  Érika Fernández. Asociada Senior Vaciero Abogados   Sumario:   1.- Concepto 2.- Motivo 3.- Competencia 4.- Procedimiento 5.- Plazos 6.- Resolución El recurso de alzada se encuentra regulado en los artículos 121 y 122 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC), los cuales se completan con los preceptos generales ... Leer Más »

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Ana García Lucero. Abogada Área Derecho Mercantil de AGM Abogados   En breve: En los negocios, del mismo modo que en la vida personal, a veces surgen conflictos y discrepancias entre los miembros de una sociedad (socios/accionistas), que dificultan enormemente la toma de decisiones, complican la convivencia social y afectan al normal devenir de la propia sociedad, repercutiendo directamente en ... Leer Más »

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Francisco Muñoz Arribas Abogado. Letrado de GA_P en el Recurso de Casación   Sumario:   I.- Problema jurídico planteado; concepto de operación comercial como delimitador del objeto de la ley 3/2004 1) Delimitación del objeto y del ámbito de aplicación de la ley 2) Concepto de operaciones comerciales ii.- Doctrina contradictoria de las audiencias provinciales iii.- Sentencia 562/2017 del tribunal ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon
  • Contacto
  • Acceso Suscriptores