Publicidad
Inicio » Artículos destacados » Las servidumbres en el País Vasco
Las servidumbres en el País Vasco

Las servidumbres en el País Vasco

Antonio Tena Nuñez. Socio de Barrilero 

El objetivo del presente artículo es abordar las especialidades del Derecho Foral Vasco en torno a las servidumbres es decir, el ordenamiento jurídico civil vigente en territorio vasco diferente al que se denomina común. Componen este Derecho Foral del País Vasco, el Derecho foral de Vizcaya, el de Guipúzcoa y el de Álava, por tanto estamos ante una Comunidad Autónoma con diferentes Derechos forales, ya que el Derecho Civil Vasco, no existe propiamente dicho. Actualmente dichos regímenes forales están recogidos positivamente de manera conjunta en la Ley 3/1992, de 1 de julio, del Parlamento Vasco, del Derecho Civil Foral del País Vasco. Ley que ha emanado del Parlamento Vasco y no de cada diputación foral ya que es esta institución la competente para legislar sobre la materia en nuestro ordenamiento jurídico actual.

Con anterioridad a apuntar las diferencias positivas en la regulación de las servidumbres que rige actualmente en los distintos territorios forales, parece pertinente realizar una breve introducción histórica con el fin de lograr una mayor compresión del porqué de la regulación actual. La cual, no hace más que constatar el hecho de que el Derecho es una institución humana viva y con capacidad de abarcar múltiples variantes para adaptarse a las necesidades de cada territorio. En lo referente al Derecho Foral Vizcaíno, en el que nos centraremos por razones que luego se vislumbraran, regía ya en el SXV el Fuero Viejo, el cual no hizo más que materializar las distintas costumbres de la zona. Posteriormente en el SXVI comenzó a regir el denominado Fuero Nuevo hasta la llegada del Decreto de Derogación, con el cual comenzó la época de ostracismo de todos los derechos forales. Conviene apuntar también, antes de comenzar con la materia que estrictamente nos interesa abordar, que estos fueros ya solo tomaban diferencias cuando se veía que las leyes castellanas no se acomodaban a la costumbre del país. En una historia más reciente en el congreso de derecho civil de 1886, comenzó una etapa de mantenimiento de los derechos forales y se previó la incorporación de los mismos como apéndices al futuro Código Civil, gesta que no se llevó a cabo pero, de la que surgió la consolidación del Derecho foral con la aprobación de las distintas compilaciones, en concreto la Compilación de Derecho Foral de Vizcaya y Álava (ya que el derecho foral guipuzcoano ha sido siempre inminentemente consuetudinario) que se aprobó en 1959, y en la que se regularon sobre todo instituciones en materia sucesoria que era donde en puridad se observó que existían más especialidades forales. Todo ello en contraposición con la materia referente a los Derechos reales, la cual quedo totalmente olvidada ya que se entendió que la regulación del código civil era suficiente.

Con el camino recorrido que hemos descrito hasta el momento y sobre todo con la entrada en vigor de la Constitución Española de 1978 que permite, ya no solo la conservación, sino también el desarrollo de todos los derechos civiles que tuvieren o hubiesen tenido existencia en algún momento anterior y no solo los que fueron objeto de compilación y así surgió la anteriormente mencionada Ley 3/1992, de 1 de julio del Derecho Civil Foral del País Vasco, que volvió a recoger cierta regulación sobre los derechos reales.

 

En Vizcaya la Doctrina está prácticamente de acuerdo en enumerarnos que las servidumbres consuetudinarias eran las siguientes: La senda peonil, el régimen comunal de heredades y mieses, la reyedra, el antuzano y alguna otra de aprovechamiento de aguas. Quedando todas ellas, más que menos, recogidas en la regulación que se hizo de las servidumbres en el Código Civil a ojos de la doctrina más autorizada del momento. Pero no fue así del todo y los problemas que debido a ello surgieron, quisieron solventarse con la promulgación de la Ley 3/1992, de 1 de julio del Derecho Civil Foral del País Vasco, que por ello ha regulado la servidumbre de paso en Vizcaya estableciendo lo siguiente:

Artículo 128 La servidumbre de paso se adquiere en virtud de título o por prescripción de veinte años.

Artículo 129 El dueño del predio dominante podrá exigir, mediante la correspondiente indemnización, que se dé mayor anchura a la servidumbre de paso, en la medida suficiente para satisfacer todas las necesidades de dicho predio.

Artículo 130 En la servidumbre de paso, el dueño del predio dominante está facultado para realizar a su costa las obras de afirmado que considere convenientes para su mejor utilización, notificándolo previamente al dueño del predio sirviente.

Estableciendo además la Disposición Transitoria Cuarta que ” La posesión de una servidumbre de paso comenzada antes de la vigencia de esta ley aprovechará al poseedor a efectos de su adquisición por prescripción”.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores

Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí .

Comentarios

comentarios

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El mantenimiento de la integridad del know-how empresarial mediante fórmulas contractuales y de cumplimiento legal

El mantenimiento de la integridad del know-how empresarial mediante fórmulas contractuales y de cumplimiento legal

Por  Antonia Lobo.Socia de Gros Monserrat Abogados  Juan Luis Contreras.Abogado de Gros Monserrat Abogados   Hasta que se proceda a realizar la trasposición de la Directiva 2016/943 sobre Secretos Comerciales, existen distintas formas y maneras para proteger el Know-How de nuestra compañía. Las referencias legales que el Derecho nos ofrece para definir qué se entiende por know-how, coinciden en la ... Leer Más »

El secreto profesional del abogado: límites y consecuencias de su vulneración

El secreto profesional del abogado: límites y consecuencias de su vulneración

Por Fernando Badenes Abogado de King & Wood Mallesons El secreto profesional del abogado constituye unos de los pilares en los que se asienta nuestro sistema jurídico. Coincidimos con los autores que se han pronunciado en la materia[i] en que garantiza y perpetúa no sólo la relación esencial de confianza que tiene que existir entre un cliente y su letrado, ... Leer Más »

Concurso de acreedores en las entidades deportivas

Concurso de acreedores en las entidades deportivas

Por César Gilo Gómez. Abogado. Doctor en Derecho SUMARIO: I. Planteamiento de la problemática. II. Contenido de la Disposición Adicional Segunda Bis de la Ley Concursal. III. ¿Qué deudas deben satisfacerse para no descender de categoría? Nuevo orden de prelación de créditos como consecuencia del artículo 192 del Reglamento de la Real Federación Española de Fútbol. IV. Soluciones: especial referencia ... Leer Más »

Los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal para la persona jurídica

Los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal para la persona jurídica

Negro sobre blanco una vez más. La reciente sentencia del Tribunal Supremo 121/2017, de 23 de febrero, aclara lo que era una evidencia para la inmensa mayoría de la jurisprudencia y de los académicos: los delitos contra los derechos de los trabajadores no generan responsabilidad penal de la persona jurídica (RPPJ), aunque sí puedan generarle la obligación civil de indemnizar ... Leer Más »

Caídas en la vía pública: la prueba en procesos seguidos por la responsabilidad patrimonial de los Ayuntamientos

Caídas en la vía pública: la prueba en procesos seguidos por la responsabilidad patrimonial de los Ayuntamientos

  Por Jordi Fontquerni i Bas. Procurador de los Tribunales En la vida práctica aparecen determinados hechos que no por ser supuestos repetidos en infinidad de ocasiones, pierden su importancia procesal, sino todo lo contrario, como ocurre con las caídas en la vía pública por parte de usuarios de la misma. Cada día es más relevante la posición procesal de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon