Inicio » Artículos destacados » Las servidumbres en el País Vasco
Las servidumbres en el País Vasco

Las servidumbres en el País Vasco

Antonio Tena Nuñez. Socio de Barrilero 

El objetivo del presente artículo es abordar las especialidades del Derecho Foral Vasco en torno a las servidumbres es decir, el ordenamiento jurídico civil vigente en territorio vasco diferente al que se denomina común. Componen este Derecho Foral del País Vasco, el Derecho foral de Vizcaya, el de Guipúzcoa y el de Álava, por tanto estamos ante una Comunidad Autónoma con diferentes Derechos forales, ya que el Derecho Civil Vasco, no existe propiamente dicho. Actualmente dichos regímenes forales están recogidos positivamente de manera conjunta en la Ley 3/1992, de 1 de julio, del Parlamento Vasco, del Derecho Civil Foral del País Vasco. Ley que ha emanado del Parlamento Vasco y no de cada diputación foral ya que es esta institución la competente para legislar sobre la materia en nuestro ordenamiento jurídico actual.

Con anterioridad a apuntar las diferencias positivas en la regulación de las servidumbres que rige actualmente en los distintos territorios forales, parece pertinente realizar una breve introducción histórica con el fin de lograr una mayor compresión del porqué de la regulación actual. La cual, no hace más que constatar el hecho de que el Derecho es una institución humana viva y con capacidad de abarcar múltiples variantes para adaptarse a las necesidades de cada territorio. En lo referente al Derecho Foral Vizcaíno, en el que nos centraremos por razones que luego se vislumbraran, regía ya en el SXV el Fuero Viejo, el cual no hizo más que materializar las distintas costumbres de la zona. Posteriormente en el SXVI comenzó a regir el denominado Fuero Nuevo hasta la llegada del Decreto de Derogación, con el cual comenzó la época de ostracismo de todos los derechos forales. Conviene apuntar también, antes de comenzar con la materia que estrictamente nos interesa abordar, que estos fueros ya solo tomaban diferencias cuando se veía que las leyes castellanas no se acomodaban a la costumbre del país. En una historia más reciente en el congreso de derecho civil de 1886, comenzó una etapa de mantenimiento de los derechos forales y se previó la incorporación de los mismos como apéndices al futuro Código Civil, gesta que no se llevó a cabo pero, de la que surgió la consolidación del Derecho foral con la aprobación de las distintas compilaciones, en concreto la Compilación de Derecho Foral de Vizcaya y Álava (ya que el derecho foral guipuzcoano ha sido siempre inminentemente consuetudinario) que se aprobó en 1959, y en la que se regularon sobre todo instituciones en materia sucesoria que era donde en puridad se observó que existían más especialidades forales. Todo ello en contraposición con la materia referente a los Derechos reales, la cual quedo totalmente olvidada ya que se entendió que la regulación del código civil era suficiente.

Con el camino recorrido que hemos descrito hasta el momento y sobre todo con la entrada en vigor de la Constitución Española de 1978 que permite, ya no solo la conservación, sino también el desarrollo de todos los derechos civiles que tuvieren o hubiesen tenido existencia en algún momento anterior y no solo los que fueron objeto de compilación y así surgió la anteriormente mencionada Ley 3/1992, de 1 de julio del Derecho Civil Foral del País Vasco, que volvió a recoger cierta regulación sobre los derechos reales.

 

En Vizcaya la Doctrina está prácticamente de acuerdo en enumerarnos que las servidumbres consuetudinarias eran las siguientes: La senda peonil, el régimen comunal de heredades y mieses, la reyedra, el antuzano y alguna otra de aprovechamiento de aguas. Quedando todas ellas, más que menos, recogidas en la regulación que se hizo de las servidumbres en el Código Civil a ojos de la doctrina más autorizada del momento. Pero no fue así del todo y los problemas que debido a ello surgieron, quisieron solventarse con la promulgación de la Ley 3/1992, de 1 de julio del Derecho Civil Foral del País Vasco, que por ello ha regulado la servidumbre de paso en Vizcaya estableciendo lo siguiente:

Artículo 128 La servidumbre de paso se adquiere en virtud de título o por prescripción de veinte años.

Artículo 129 El dueño del predio dominante podrá exigir, mediante la correspondiente indemnización, que se dé mayor anchura a la servidumbre de paso, en la medida suficiente para satisfacer todas las necesidades de dicho predio.

Artículo 130 En la servidumbre de paso, el dueño del predio dominante está facultado para realizar a su costa las obras de afirmado que considere convenientes para su mejor utilización, notificándolo previamente al dueño del predio sirviente.

Estableciendo además la Disposición Transitoria Cuarta que ” La posesión de una servidumbre de paso comenzada antes de la vigencia de esta ley aprovechará al poseedor a efectos de su adquisición por prescripción”.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 8€/mes

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El recurso extraordinario de revisión

El recurso extraordinario de revisión

Por Lara Matos Franch. Abogada de ONTIER   Sumario:   I.- Concepto II.- Motivos -Que al dictar el acto se hubiera incurrido en error de hecho que resulte de los propios documentos incorporados al expediente. -Que aparezcan documentos de valor esencial para la resolución del asunto que, aunque sean posteriores, evidencien el error de la resolución recurrida. -Que en la ... Leer Más »

El recurso de alzada

El recurso de alzada

por  Érika Fernández. Asociada Senior Vaciero Abogados   Sumario:   1.- Concepto 2.- Motivo 3.- Competencia 4.- Procedimiento 5.- Plazos 6.- Resolución El recurso de alzada se encuentra regulado en los artículos 121 y 122 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC), los cuales se completan con los preceptos generales ... Leer Más »

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Sistemas para expulsar a un socio “odioso” de una sociedad (limitada y anónima)

Ana García Lucero. Abogada Área Derecho Mercantil de AGM Abogados   En breve: En los negocios, del mismo modo que en la vida personal, a veces surgen conflictos y discrepancias entre los miembros de una sociedad (socios/accionistas), que dificultan enormemente la toma de decisiones, complican la convivencia social y afectan al normal devenir de la propia sociedad, repercutiendo directamente en ... Leer Más »

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Aplicación de la ley de morosidad a las relaciones entre abogados y clientes no consumidores

Francisco Muñoz Arribas Abogado. Letrado de GA_P en el Recurso de Casación   Sumario:   I.- Problema jurídico planteado; concepto de operación comercial como delimitador del objeto de la ley 3/2004 1) Delimitación del objeto y del ámbito de aplicación de la ley 2) Concepto de operaciones comerciales ii.- Doctrina contradictoria de las audiencias provinciales iii.- Sentencia 562/2017 del tribunal ... Leer Más »

El apoderado de las sociedades de capital

El apoderado de las sociedades de capital

Por Fernando cerdá albero. Catedrático de Derecho Mercantil. Abogado. Socio de Cuatrecasas   SUMARIO: Administradores y apoderados de las sociedades de capital: representación orgánica y representación voluntaria El apoderado general Apoderado general («factor») y apoderado singular Características del apoderado general (o «factor») Ámbito del poder de representación: apoderamiento general inscrito y no inscrito (factor notorio) Responsabilidad del apoderado     ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon