Inicio » Noticias Jurídicas » El Constitucional rechaza que haya habido un funcionamiento anormal en aplicación de la “doctrina Parot”
El Constitucional rechaza que haya habido un funcionamiento anormal en aplicación de la “doctrina Parot”

El Constitucional rechaza que haya habido un funcionamiento anormal en aplicación de la “doctrina Parot”

El Pleno del Tribunal Constitucional rechaza que pueda hablarse de “funcionamiento anormal” en el proceso que terminó con la concesión del amparo, por vulneración de los derechos a la libertad y a la tutela judicial efectiva, a Pello Josepe Etxeberria Lete, al que la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo aplicaron la llamada “doctrina Parot”. El procedimiento de amparo se prolongó durante cinco años como consecuencia del “colapso temporal” por sobrecarga de trabajo que sufrió el TC, unido a la “extraordinaria complejidad técnica” del recurso.

Para determinar si un procedimiento judicial ha sufrido dilaciones, indica el TC, no basta con “realizar un cómputo, objetivo y descontextualizado, de la duración del proceso desde su inicio hasta su finalización, sino que, como ha señalado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), deben valorarse las circunstancias concretas de cada caso”.

El Pleno pone de manifiesto, en primer lugar, la “extraordinaria complejidad técnica” del supuesto planteado (aplicación retroactiva de una modificación de la doctrina jurisprudencial relativa al cómputo del abono de beneficios penitenciarios), que además era “inédito” para el Tribunal. Recuerda también que esa complejidad se puso de manifiesto en la resolución adoptada por el TEDH, que “precisó de la participación de sus dos instancias, amén de un profundo y detallado estudio de la cuestión” para resolver un “supuesto idéntico” (el recurso de Inés del Río contra la “doctrina Parot”). Finalmente, el auto advierte de que el presentado ante el TC por Etxeberria Lete no era un recurso único, sino que “se insertaba en un conjunto numeroso de recursos de amparo” que presentaban situaciones procesales heterogéneas sobre las que “habría de proyectarse la doctrina que se sentase en el primero de todos ellos”, razón por la que fue necesario llevar a cabo un “detallado análisis” para la “identificación y valoración” de cada supuesto. En consecuencia, el recurso del demandante dependía “de una resolución conjunta de todos los recursos de amparo que formaban esa larga serie”.

La revisión de las condenas que se llevó a cabo tras la aprobación del Código Penal de 1995 añadió un plus de complejidad técnica a la resolución de los recursos contra la “doctrina Parot”. De hecho, a partir de la entrada en vigor del nuevo Código Penal, hubo casos en los que se mantuvo el sistema de abono de los beneficios penitenciarios (pese a que el nuevo texto punitivo lo había suprimido) al convertirse éste en el criterio para determinar si resultaba más beneficioso el Código Penal de 1973 o el de 1995

Solo esa complejidad técnica, que fue la razón determinante que llevó al Pleno a recabar para sí el conocimiento de los recursos contra la “doctrina Parot”, permitiría “descartar el anormal funcionamiento de este Tribunal”, afirma el auto. No obstante, el TC enumera otras circunstancias que, sumadas, determinaron la duración del procedimiento.

Entre ellas, el Pleno cita “la evidente repercusión social y política del caso”, al tratarse de un recurso de amparo interpuesto “por una persona condenada por gravísimos delitos a extensas penas privativas de libertad que pudiera ser excarcelada en virtud de la decisión que el Tribunal Constitucional adoptase”. El auto analiza también “la actuación del Tribunal” durante el tiempo que duró la tramitación del recurso de amparo del demandante, lapso temporal en el que el Pleno soportó una carga de trabajo “extraordinariamente elevada”, tal y como se puede comprobar, afirma, en las Memorias. A esa carga “ordinaria” de trabajo hay que sumar la “coincidencia temporal” del amparo de Etxeberria Lete con el recurso de inconstitucionalidad planteado en julio de 2006 contra el Estatuto de Autonomía de Cataluña, cuya “complejidad técnica” e “importancia social y política” “exigió del Tribunal numerosas jornadas de deliberación”.

Finalmente, el Pleno tiene en cuenta otros dos hechos: la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) en 2007, “que supuso una sustancial modificación en elestudio, tramitación y resolución de los recursos de amparo, lo que requirió la necesaria adaptación del Tribunal”; y el “extraordinario retraso en la cobertura de la vacante de uno de sus miembros” (en referencia a D. Roberto García-Calvo, cuya plaza estuvo pendiente del nombramiento de su sustituto desde su fallecimiento, en mayo de 2008, hasta 2012).

El Pleno concluye que la demora sufrida en el recurso del demandante “fue debida a lo que debe calificarse como un colapso temporal del Tribunal Constitucional por una excesiva sobrecarga de trabajo, que se unió a la especial complejidad del propio recurso de amparo al que nos referimos”. Para corregir esa situación, en 2007 se llevó a cabo la reforma de la LOTC, que introdujo “una mayor agilidad en la tramitación de los procesos constitucionales”. No obstante, explica el TC, los efectos de la reforma no pudieron plasmarse “en la tramitación del recurso de amparo objeto de esta resolución” por las concretas circunstancias que acompañaron su tramitación. A este respecto, el auto cita la jurisprudencia del TEDH, que distingue las demoras pasajeras de las permanentes y que, en el caso “Zimmermann y Steiner”, eximió al Estado de responsabilidad por “un atasco temporal en el despacho de los asuntos (…) si recurren con deseable rapidez a medidas adecuadas para superar una situación excepcional”. “En la actualidad –constata el Tribunal- la duración de los procesos de amparo ha disminuido considerablemente, lo que prueba la eficacia de tal reforma legal”.

El Pleno ha rechazado también que se haya producido un anormal funcionamiento del Tribunal Constitucional en la tramitación de los recursos de amparo presentados por José María Pérez Díaz y Juan María Igarataundi Peñagaricano contra la “doctrina Parot” y cuya tramitación se prolongó durante menos de dos años y medio, el primero, y menos de tresaños, el segundo. En los dos casos, también de “especial complejidad”, la duración de la tramitación “no puede calificarse de funcionamiento anormal (…) ya que secorresponde con la duración normal de cualquier demanda de amparo”.

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

La digitalización permite ahorros del 40% en la gestión y dinamización de los Consejos de Administración

La digitalización permite ahorros del 40% en la gestión y dinamización de los Consejos de Administración

La digitalización de los Consejos de Administración aporta eficiencia en la gestión de procesos de Gobierno Corporativo y se ha convertido en una herramienta indispensable para el cumplimiento de las normativas y tendencias en este ámbito para los órganos de gobierno de compañías cotizadas y no cotizadas. Esa es la conclusión de Gobertia, una solución tecnológica diseñada para optimizar la ... Leer Más »

La exigencia de veracidad no puede consistir en probar los hechos denunciados más allá de toda duda

La exigencia de veracidad no puede consistir en probar los hechos denunciados más allá de toda duda

La Sala Primera –de lo Civil- del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por tres antiguos integrantes de un equipo de gimnasia -dos gimnastas y un entrenador- contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que les había condenado a abonar al demandante, por entonces primer entrenador de dicho equipo, una indemnización de 30.000 euros por ... Leer Más »

Reclamación ante el TJUE porque la Ley Hipotecaria no reconoce la vivienda como derecho fundamental

Reclamación ante el TJUE porque la Ley Hipotecaria no reconoce la vivienda como derecho fundamental

Un abogado reclama ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por la ley hipotecaria, en tanto en cuanto esta no reconoce la vivienda como derecho fundamental, y permite que este bien pueda ser objeto de especulación. Igualmente, afirma que la norma procesal es favorable al prestamista, al que otorga más garantías, y que a pesar de que la justicia europea, ... Leer Más »

Se plantea la posibilidad de crear un nuevo impuesto al plástico

Se plantea la posibilidad de crear un nuevo impuesto al plástico

Se contempla la posibilidad de crear un nuevo impuesto a los plásticos de cara al próximo presupuesto plurianual de la Unión Europea. Elcomisario de Presupuestos y Recursos Humanos, Günther Oettinger, ha presentado este miércoles en rueda de prensa las ideas que Bruselas baraja de cara a la propuesta que presentará en mayo para el Marco Financiero Plurianual, para el periodo ... Leer Más »

La nueva figura del Delegado de Protección de Datos

La nueva figura del Delegado de Protección de Datos

La publicación del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos que será de aplicación directa a todos los países miembros de la Unión Europea a partir del 25 de mayo de 2018, además de derogar la normativa vigente, incorpora una serie de novedades como la aparición de la figura del Delegado de Protección de Datos, en sus siglas inglesas DPO. ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Logo Header Menu
Right Menu Icon