Connect with us

Al día

Al día legislación, jurisprudencia y subvenciones

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 10 min

Publicado

AL DÍA ADMINISTRATIVO
Jurisprudencia
AUTORIZACIÓN DE RESIDENCIA
EL PLAZO DE VIGENCIA DE LA RESIDENCIA TEMPORAL POR RAZONES DE ARRAIGO FAMILIAR
Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso-Administrativo. 27-05-2019
 
En el caso enjuiciado el Tribunal Supremo decide acerca de la cuestión de si una vez concedida una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, cabe la posibilidad de volver a solicitar otra autorización de las mismas características, una vez extinguida la vigencia de un año de la anterior.
 
En este sentido, el Alto Tribunal hace referencia al artículo 130.1 del Reglamento de la Ley Extranjería que  establece que en virtud de su carácter excepcional, las autorizaciones concedidas (residencias temporales) con base en los artículos precedentes (razones de arraigo, protección internacional, razones comunitarias, colaboración con las autoridades, seguridad nacional o interés público), así como sus prórrogas, tendrán una vigencia de un año, sin perjuicio de lo establecido en este artículo y de la normativa sobre protección internacional.
 
La duda radica en si la vigencia de un año constituye el plazo máximo de las autorizaciones y sus prórrogas, de modo que agotado ese plazo con la autorización inicial o con la suma del correspondiente a las sucesivas prórrogas no es viable la situación de residencia temporal por circunstancias excepcionales, o si ese plazo anual de vigencia rige individualmente para la autorización inicial y, en su caso, para las prórrogas consecutivas que puedan concederse.
 
Se concluye que la excepcionalidad de esas autorizaciones se predica respecto a las concedidas conforme al régimen general de la situación de residencia, sin que en consecuencia ello deba llevar a la conclusión de que la norma que analizamos deba interpretarse restrictivamente. Si el que ejerce la potestad reglamentaria hubiera querido establecer el indicado límite temporal de vigencia, fácil hubiera tenido el exteriorizarlo con la expresión de que el plazo de vigencia de un año es el máximo de las autorizaciones, incluidas sus correspondientes prórrogas.
 
El Alto Tribunal establece la doctrina de que las autorizaciones de residencia temporal, en el caso planteado por razones excepcionales de arraigo, pueden prorrogase, aun cuando supongan más de un año si persiste la situación que las originó, y con independencia de que el titular pueda optar a otras autorizaciones.
 
Puede leer el texto completo de la sentencia www.globaleconomistjurist.com Marginal: 70989355
                                                      
   
AL DÍA CIVIL
Jurisprudencia
SOCIEDAD DE GANANCIALES
EL CARÁCTER GANANCIAL O PRIVATIVO DE BIENES INMUEBLES EN LA LIQUIDACIÓN DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES Y LA DETERMINACIÓN DEL CONCEPTO “DERECHO DE REMBOLSO”
Tribunal Supremo. Sala de lo Civil. 27-05-2019
 
En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha concluido que cuando adquiere un bien uno solo de los cónyuges con su dinero privativo, aunque declare adquirirlo para la sociedad, es el no adquirente interesado en que se califique el bien como ganancial quien debe probar la existencia de acuerdo.
 
Ello en atención a que el art. 1355 CC exige el “común acuerdo” de los cónyuges para atribuir carácter ganancial a un bien adquirido a título oneroso durante la vigencia de la sociedad, con independencia del origen de los fondos, y sólo presume la voluntad común en casos de adquisición conjunta sin atribución de cuotas.
 
Asimismo, se concluye que cuando los cónyuges atribuyen de común acuerdo carácter ganancial a bienes adquiridos con dinero privativo de uno de ellos (o con dinero en parte privativo y en parte ganancial), la prueba del carácter privativo del dinero no es irrelevante, pues determina un derecho de reembolso a favor del aportante, aunque no haya hecho reserva en el momento de la adquisición. Por ello, se casa parcialmente la sentencia recurrida que, al considerar que todos los bienes adquiridos durante el matrimonio son gananciales por haberlo manifestado el marido, y negar toda virtualidad al origen privativo del dinero, resulta contraria a la interpretación correcta de los arts. 1355 y 1358 CC.
 
En consecuencia, el Alto Tribunal revoca el pronunciamiento de la sentencia recurrida que calificó como ganancial uno de los tres inmuebles objeto de litigio y, en su lugar, declara que es privativo del recurrente, ya que fue adquirido solo por él y lo pagó íntegramente con su dinero privativo, sin que haya quedado probada la existencia de la voluntad común de atribuirle carácter ganancial. Por otra parte, confirma el carácter ganancial de los otros dos inmuebles porque, con independencia del origen de los fondos, ambos cónyuges les atribuyeron carácter ganancial. No obstante, dada la prueba de que para adquirir uno de esos inmuebles se empleó dinero privativo del recurrente, se reconoce a su favor el derecho de reintegro de la suma aportada.
 
Puede leer el texto completo de la sentencia www.globaleconomistjurist.com Marginal: 70989439
                                                       
                                                    AL DÍA FISCAL
Jurisprudencia
IVA
SE DECLARA NULO DE PLENO DERECHO EL REAL DECRETO 529/2017, DE 26 DE MAYO, POR EL QUE SE MODIFICÓ EL REGLAMENTO DEL IVA
Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso-Administrativo. 05-07-2019.
 
En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha declarado la nulidad del Real Decreto 529/2017. Recordemos que esta norma modificó el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido (RIVA) para establecer un nuevo sistema de llevanza de los libros registros del IVA a través de la Sede electrónica de la AEAT.
Como consecuencia de que su publicación se produjo el 6 de diciembre de 2016 y que los sujetos pasivos inscritos en el registro de devolución mensual del IVA (REDEME), sólo pueden solicitar la baja del mismo en el mes de noviembre y que la renuncia al régimen especial del grupo de entidades del IVA se debe realizar durante el mes de diciembre se hizo necesario habilitar un plazo extraordinario de renuncia.
Este periodo tenía efecto desde el 1 de julio de 2017, para que estos sujetos pasivos pudieran solicitar la baja voluntaria en el REDEME y la renuncia al régimen especial.
El Alto Tribunal considera que nos encontramos ante un “reglamento ejecutivo”, entendiendo por tales “los que la doctrina tradicional denominaba “reglamentos de ley” y se caracterizan, en primer lugar, por dictarse como ejecución o consecuencia de una norma de rango legal que, sin abandonar el terreno a una norma inferior, mediante la técnica deslegalizadora, los acota al sentar los criterios, principios o elementos esenciales de la regulación pormenorizada que posteriormente ha de establecer el Reglamento en colaboración con la Ley y, en segundo lugar, en que el Reglamento que se expida en ejecución de una norma legal innove, en su desarrollo, el ordenamiento jurídico”.
Nos hallamos, pues, como decíamos, ante un reglamento ejecutivo, como también lo es el Real Decreto 596/2016, de 2 de diciembre.
Sin embargo, uno ha sido dictaminado y el otro no. Siendo, sin duda un reglamento ejecutivo el que nos ocupa, como tal debe ser dictaminado por el Consejo de Estado, aunque sea una modificación de otro anterior que sí ha sido informado, en tanto en cuanto este también innova el ordenamiento jurídico al introducir dos disposiciones transitorias totalmente necesarias para poner en práctica, en los términos pretendidos, el nuevo sistema de llevanza de los libros registro de IVA el 1 de julio de 2017.
Puede leer el texto completo de la sentencia www.globaleconomistjurist.com Marginal: 70990759

...



Acceda a este formulario de demanda y a todo el contenido exclusivo de nuestra revista por 9€/mes
Suscríbase aquí





Formación Economist & Jurist