Connect with us

Al día

Responsabilidad profesional de abogado: pérdida de oportunidades

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: < 1 min

Publicado




Mientras todo daño moral efectivo, salvo exclusión legal, debe ser objeto de compensación, aunque sea en una cuantía mínima, la valoración de la pérdida de oportunidades de carácter pecuniario abre un abanico que abarca desde la fijación de una indemnización equivalente al importe económico del bien o derecho reclamado, en el caso de que hubiera sido razonablemente segura la estimación de la acción, hasta la negación de toda indemnización en el caso de que un juicio razonable incline a pensar que la acción era manifiestamente infundada o presentaba obstáculos imposibles de superar y, en consecuencia,  nunca hubiera podido prosperar en condiciones de normal previsibilidad. El daño por pérdida de oportunidades es hipotético y no puede dar lugar a indemnización cunado hay una razonable certidumbre de la imposibilidad del resultado. La responsabilidad por pérdida de oportunidades exige demostrar que el perjudicado se encontraba en una situación fáctica o juridica idónea para realizarlas. En otro caso no puede considerarse que exista perjuicio alguno, ni frustración de la acción procesal, sino más bien un beneficio al supuesto perjudicado al apartarlo de una acción inútil, y ningún daño moral puede existir en esa privación, al menos en circunstancias normales.



Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, de 15 de noviembre de 2007. Nº recurso 5157/2000. Ponente Don Ignacio Sierra Gil de la Cuesta. Base de datos economist & Jurist, avance de jurisprudencia