Connect with us

Jurisprudencia

Abogado no recibirá ni un solo euro por el asunto que llevó a la mujer de un amigo

La AP de Badajoz expone que no existió ni hoja de encargo, ni provisión de fondos

(Foto: E&J)


Jurisprudencia

Abogado no recibirá ni un solo euro por el asunto que llevó a la mujer de un amigo

La AP de Badajoz expone que no existió ni hoja de encargo, ni provisión de fondos

(Foto: E&J)



La Audiencia Provincial de Badajoz ha rechazado que una mujer deba abonar a su abogado los casi 3.500 euros en concepto de honorarios que reclama, ya que su asesoramiento y defensa tenía carácter gratuito a razón de la amistad que tenían el marido de la clienta y el letrado.

“Tampoco hubo una provisión de fondos, que es práctica harto corriente”

La sentencia, de 12 de mayo de 2022, advierte que no existe ni una simple hoja de encargo o un documento sustitutivo que dejara constancia del arrendamiento de servicios.



Posiciones de las partes

Por un lado, el abogado alega que fue contratado por la mujer demandada para interponer un recurso de apelación, que prestó adecuadamente sus servicios profesionales y que, a estas alturas, aún se adeudan 3.441,22 euros en concepto de honorarios devengados e impagados.

Además, como es lógico, el letrado rechaza que las partes hubiesen pactado prestar sus servicios sin contraprestación económica alguna y alerta que la inexistencia de hoja de encargo no impide la existencia de una relación contractual.



La clienta nunca vio reconocido su derecho a la asistencia jurídica gratuita

Por otro lado, la mujer argumenta que ella, en ningún momento, contrató los servicios del letrado. En concreto, según la demandada, su defensa tenía carácter gratuito ya que, por aquel entonces, ella estaba casada con su exmarido que era y es funcionario de la Administración de Justicia y que es cliente y amigo del abogado.

En la misma línea, la mujer recalca que ella no suscribió ninguna hoja de encargo y que, de haber sabido que se enfrentaba a un servicio retribuido, no lo habría aceptado por su falta de capacidad económica.

La mujer no debe nada al abogado

En octubre de 2021, el Juzgado de Primera Instancia n.º 3 de Badajoz desestimó la demanda formulada por el abogado y absolvió a la clienta de los pedimentos formulados de contrario.

Ahora, la AP de Badajoz, en su sentencia de 12 de mayo de 2022, vuelve a darle la razón a la mujer y desestima el recurso planteado por el letrado.

La gratuidad del servicio viene refrendada por la declaración testifical. (Foto: E&J)

En primer lugar, el Tribunal alerta que “no se ha probado el arrendamiento de servicios”. En concreto, el abogado se ha limitado a aportar al presente procedimiento el escrito de apelación del litigio que dirigió en su momento, la resolución por la que dicha apelación se admitía a trámite, la sentencia de apelación, su minuta y el decreto que no accedió a la jura de cuentas. Es decir, estos documentos evidencian que el abogado llevó a cabo una asistencia letrada, “pero nada más”, subraya la Sala.

“La sola prestación del servicio no demuestra cumplidamente el arrendamiento de servicio. A lo sumo, podría tratarse de un indicio”, agrega.

Al hilo de lo anterior, el reciente fallo llama la atención de que “no hay hoja de encargo, ni documento sustitutivo -como pudiera ser un presupuesto previo-, que dejara constancia del arrendamiento de servicios. Las máximas de la experiencia enseñan que, en este tipo de relaciones, el compromiso se documenta de una u otra manera”.

Tampoco existió una provisión de fondos, “que es una práctica harto corriente”, apunta la Audiencia.

Por si no fuese suficiente, el Tribunal explica que la gratuidad del servicio prestado por el abogado viene refrendada por la testifical de su amigo y exmarido de la demandada. Este admitió que fue él personalmente quien decidió escoger al abogado recurrente para la interposición del repetido recurso de apelación. Por consiguiente, “es por completo verosímil la conclusión alcanzada por la sentencia de instancia: que esos servicios nunca fueron pactados con carácter retribuido”, opina la Sala.

En definitiva, aunque formalmente la asistencia letrada se prestó en nombre de la mujer, quien estaba detrás y se beneficiaba igualmente de tal servicio era su amigo y exmarido de la aquí demandada. En consecuencia, “la demandada no debe nada al actor”, concluye el fallo.

5 Comentarios
5 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
6 meses atrás

El encargo a un abogado es un tipo de arrendamiento de servicios, pero también participa de las reglas del mandato, que es naturalmente remunerado.

Nombre
Cristián Rosselot
Anonymous
6 meses atrás
Reply to  Anonymous

Exacto; lo que aquí no se dice es que hay enemistad pública y manifiesta entre el letrado y el prevaricador que ha dictado la sentencia, y que ya se ha instado demanda de error judicial y querella por prevaricación. Además, el recurso versaba únicamente sobre la existencia de justicia gratuita, porque en primera instancia se desestimó la demanda aduciendo que existía tal derecho, por lo que el prevaricador se extralimita al resolver una cuestión no suscitada en el recurso.

Nombre
JM
Anonymous
6 meses atrás
Reply to  Anonymous

Pues sería bueno saber en qué termina todo. Es que no es de justicia que sea así. No somos ONGs y tenemos que cobrar por nuestro trabajo.

Nombre
GG
Anonymous
6 meses atrás
Reply to  Anonymous

Se sabrá. Haremos que suene, que el pájaro quiere llegar al Supremo y es lo que nos faltaba; un tipo que se inventa las leyes resolviendo casaciones.

Nombre
JM
Anonymous
6 meses atrás
Reply to  Anonymous

Todo el mundo debe hacerlo, pero con hoja de encargo. La ley es para todos y todos debemos cumplirla.
Cuando entras en mi tienda sabes lo que te va a costar el pan, sin duda la ley me obliga. ¿Por qué no a un abogado? Sí, se llama hoja de encargo, y si no la hay no hay trabajo, lo que hay es lo que muchas veces sucede que nos ayudamos.

Nombre
IG