Connect with us

Jurisprudencia

Análisis de la concurrencia de agravantes de alevosía y aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar

“Para el Supremo es problemática la aplicación simultanea de ambas agravantes  siendo la doctrina jurisprudencial confusa en esta materia”

(Foto: E&J)


Jurisprudencia

Análisis de la concurrencia de agravantes de alevosía y aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar

“Para el Supremo es problemática la aplicación simultanea de ambas agravantes  siendo la doctrina jurisprudencial confusa en esta materia”

(Foto: E&J)



En la STS 800/2022, de 5 de octubre, se aborda el tema de la concurrencia en la aplicación de dos agravantes: la alevosía y la de aprovechamiento de tiempo y lugar, la posible vulneración del principio “non bis in ídem”, en un supuesto de asesinato y agresión sexual con allanamiento de morada.

Los hechos probados en los que se basa la sentencia

El acusado se encontraba en su domicilio, residiendo su prima hermana en la misma calle junto a sus padres.



Tras planificar los horarios laborales de los padres de la víctima  había observado la llegada de esta, sobre las 4 de la madrugada, se introduce en el domicilio para atacar de forma sorpresiva e impune a su prima.

Al haber visto desde su ventana la salida de los padres de aquella, se dirigió a la vivienda de Laura portando un martillo, dos navajas y una cuerda, vistiendo una chaqueta de manga larga con capucha, la cual se colocó en la cabeza a fin de evitar ser reconocido.



Utilizó una llave que había sustraído con anterioridad, entró en el inmueble y subió al dormitorio de Laura cerrando la puerta, y sin encender la luz, se acercó a la cama donde dormía su prima, le asestó varios golpes  en la cara y en la cabeza hasta un total aproximado de 30, de los cuales dos fueron idóneos para provocar la muerte de Laura, tanto por su intensidad como por las zonas vitales donde fueron propinados.

El acusado vestía una chaqueta de manga larga con capucha(Foto: E&J)

Cuando Laura se encontraba gravemente herida y desangrándose sin posibilidad de oponer resistencia cogió un objeto redondeado idóneo para ello que llevaba consigo, le bajó las bragas a Laura y se los introdujo con fuerza por vía anal. Tan salvaje agresión  provocó su muerte.

El acusado sufre de un retraso mental de carácter leve, sin que tal circunstancia suponga ningún tipo de alteración de su voluntad, capacidad de comprensión y conciencia de su actuar en el momento de los hechos.

La Audiencia condena en virtud de veredicto de culpabilidad por un delito de asesinato del 139.1 del C.P con la concurrencia de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal de agravante de disfraz y aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar previstas en el artículo 22.2º del C.P.

Así como por un delito de agresión sexual del artículo 178, 179 y 180.1 del C.P con alevosía del artículo 22.1º del CP

Y como autor de un delito de allanamiento de morada del 202.1 con la concurrencia de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, agravante de disfraz y de aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar, previstas en el artículo 22. 2ª del CP

Como responsabilidad civil el acusado indemnizará a sus padres Manuela, en la cantidad de 130.000 euros, a Elías, en la cantidad de 130.000 euros, a su hermano Elías, en la cantidad de 60.000 euros, y a su novio Fructuoso, en la cantidad de 30.000 euros, en todos los casos con los intereses legales.

Contra esta sentencia se interpuso por el acusado Recurso de Apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias que es estimado apreciando el concurso medial, en el delito de asesinato con el delito de allanamiento de morada, condenando a la pena de veinticinco años de privación de libertad, y demás accesorias consignadas en la sentencia recurrida, y a la pena de quince años de prisión para el delito de agresión sexual con allanamiento de morada, con las mismas accesorias recogidas en la sentencia de instancia, confirmando el resto de los pronunciamientos de la resolución recurrida.

Recurso de casación

Se formula en relación con el art. 22.2 del C.P la aplicación indebida de la agravante de aprovechamiento de lugar y tiempo

Invoca el recurrente esta circunstancia debe ser absorbida por la alevosía aplicada. El acusado busca el momento para cometer el delito sin que nadie le viera y asegurando la indefensión absoluta de la víctima, sola y dormida.

Para el recurrente estas circunstancias engloban el concepto de alevosía, luego resulta inviable aplicar también la agravante de aprovechamiento del lugar y tiempo.

Para el Supremo es problemática la aplicación simultanea de ambas agravantes  siendo la doctrina jurisprudencial confusa en esta materia, dado que se aplica en unos casos y no en otros debiendo de atenderse al caso concreto.

La finalidad que persigue la agravante del aprovechamiento del lugar y tiempo es la búsqueda de la impunidad, ausente en la alevosía.

El jurado las entiende compatibles, no hay vulneración del principio “non bis in ídem”, así razona que el acusado aprovecha un escenario especialmente idóneo para no dejar rastro y facilitar la impunidad. Habrá de convenirse que se está en presencia, en tales casos, de un desvalor de la acción delictiva que no está absorbida ni compensada con la alevosía, en consecuencia, sería posible la compatibilidad entre alevosía y la de aprovechamiento del lugar.

El acusado buscó no solo asegurar el resultado de su acción criminal,  que ya le proporcionaban los instrumentos que portaba, y el encontrarse la víctima durmiendo, sino, además, proporcionarse su impunidad para llevarlo a cabo, para lo cual preparó el momento: esperando a que la  víctima quedara sola en la casa, programando hasta el más mínimo y evitar ser visto durante la ejecución de los hechos y a posteriori en la huida aprovechando que la casa de la víctima se encontraba al lado de la suya lo que le permitía huir por la terraza hasta su propia vivienda sin ser visto.

Para el TS, sin embargo, la aplicación de esta agravante de aprovechamiento de lugar ha  de aplicarse de forma restrictiva en los delitos en los que la selección del lugar es necesario, toda vez que por las características de la acción requiere generalmente para ser realizada de un aislamiento, entiende que no se desprende del plan del acusado un plus de antijuridicidad  exigible para la aplicación de esta agravante.

La sede del Tribunal Supremo, en Madrid. (Foto: Javi Martínez/El Mundo)

En el supuesto, razona, la comisión de unos hechos de una forma tan violenta y agresiva, resultaría totalmente incompatible con el hecho de que se iniciara en un lugar público y concurrido, o con la presencia del resto de los moradores de la vivienda, y que la salida del acusado se llevara a cabo por la puerta principal para poder ser visto, por lo que entendemos que no concurre la agravación del art. 22.2 del Código Penal, pues las condiciones de tiempo y lugar -de noche en la vivienda de la víctima, sin presencia de terceras personas-, si bien propiciaban que no fuera reconocido el acusado por terceros, no parece que fueran buscadas por el mismo, más allá de asegurar su ataque y de anular cualquier respuesta defensiva por parte de la víctima  o de otras personas que se pudieran encontrar en la vivienda, con lo que lógicamente también facilitaba la ejecución del hecho.

Con ello, el recurrente eliminaba el riesgo de que otras personas pudieran acudir en auxilio de la víctima, anulando la última oportunidad de defensa y reforzando de esta forma el desvalimiento de la misma, lo que constituye precisamente el elemento central de la alevosía.

Es evidente, pues, que el plan del recurrente impidió una defensa mínimamente efectiva de la víctima que permita eliminar la concurrencia de la agravante de alevosía. La confianza de la víctima en la normalidad tranquilidad del lugar, la traición por un sorpresivo e inopinado ataque, la superioridad de su atacante por la naturaleza del arma que portaba y la ausencia de riesgo para éste, son elementos que en su conjunto satisfacen las exigencias objetivas y subjetivas de la circunstancia agravante contemplada en el art. 22.1 CP.

Conclusiones

Para el TS, sin embargo, la aplicación de esta agravante de aprovechamiento de lugar ha se de aplicarse de forma restrictiva en los delitos en los que la selección del lugar es necesaria, toda vez que por las características de la acción requiere generalmente para ser realizada de un aislamiento, entiende que no se desprende del plan del acusado un plus de antijuridicidad exigible para la aplicación de esta agravante. No parece que estas circunstancias fueran  buscadas por el mismo, más allá de asegurar su ataque y de anular cualquier respuesta defensiva por parte de la víctima  o de otras personas que se pudieran encontrar en la vivienda, con lo que lógicamente también facilitaba la ejecución del hecho.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments