Connect with us
Jurisprudencia

Condenado a seis meses de cárcel por no devolver un vehículo de alquiler hasta un mes después de la fecha pactada

El acusado es autor de un delito de apropiación indebida al no entregar el coche de manera intencionada

(Imagen: E&J)

María González Villasevil

Redacción editorial E&J




Tiempo de lectura: 3 min



Jurisprudencia

Condenado a seis meses de cárcel por no devolver un vehículo de alquiler hasta un mes después de la fecha pactada

El acusado es autor de un delito de apropiación indebida al no entregar el coche de manera intencionada

(Imagen: E&J)



El alquiler de un vehículo se realiza por medio de un contrato, sin embargo, cuando el arrendatario del coche incumple de manera intencionada su obligación de devolver el automóvil en la fecha pactada, las consecuencias a las que se enfrenta no son de naturaleza civil —como puede ser un incumplimiento contractual—, sino que está cometiendo un delito de apropiación indebida, recogido en el artículo 253 del Código Penal.

Así ha fallado la Audiencia Provincial de Sevilla en una sentencia (disponible en el botón ‘descargar resolución’) en la que condena a seis meses de prisión a un hombre como autor penalmente responsable de este delito a raíz de que el acusado alquilara un vehículo que no devolvió de manera intencionada cuando llegó la fecha pactada en el contrato.



En concreto, los hechos juzgados se remontan al 30 enero de 2020, día en el que el actor arrendó a una empresa de alquiler de automóviles un vehículo marca BMW, con la obligación de restituirlo al día siguiente. Sin embargo, el acusado, con pleno conocimiento de los término de ese contrato, llegada la fecha de restitución del coche, no lo devolvió.

No fue hasta el 1 de marzo de ese año, un mes más tarde, cuando la empresa pudo recuperar el vehículo gracias a que la Policía Nacional lo incautó cuando, después de observar una infracción administrativa, comprobó que el coche presentaba un señalamiento.



Por estos hechos, el Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla condenó al actor a la pena de un año y seis meses de prisión como autor de un delito de apropiación indebida. Asimismo, en concepto de responsabilidad civil, fue condenado a abonar a la empresa 1.822 euros por los perjuicios económicos causados –ya que el actor no abonó el importe correspondiente a los días en los que dispuso del coche, ni la empresa propietaria del mismo pudo proceder a su alquiler –.



(Imagen: E&J)

No tenía intención de devolver el coche ni ampliar el contrato

La sentencia dictada por el Juzgado fue recurrida en apelación por el acusado, alegando éste que los hechos no tenían cabida en el artículo 253 del Código Penal; y, de manera subsidiaria, solicitaba la reducción de la pena impuesta.

Por su parte, la Audiencia Provincial de Sevilla ha estimado parcialmente el recurso y revocado la sentencia del Juzgado en el único sentido de modificar la pena impuesta, rebajando la misma a seis meses de prisión; mientras que el resto de pronunciamientos se mantienen.

La Sección Tercera de la AP sevillana ha rechazado las alegaciones del acusado en relación a que el artículo 253 CP no puede aplicarse al presente caso porque los hechos no constituyen una apropiación indebida, sino que, a lo sumo, constituyen un incumplimiento contractual de naturaleza civil.

Los magistrados, a diferencia de lo que sostiene el recurrente, considera que la conducta del actor integra el delito de apropiación indebida por el que ha sido condenado, ya que hizo suya una cosa (el vehículo) que debía entregar o devolver.

El Tribunal también rechaza la alegación del recurrente de que se trata de “una situación de ausencia de dolo” debido a que si bien es cierto que estuvo en posesión del vehículo durante más de un mes, ello fue al interpretar de manera errónea que la duración del contrato era mensual y con renovaciones automáticas.

“A tenor del contrato suscrito, estaba claro cuál era el objeto del alquiler y cuál el plazo del mismo”, afirman los magistrados en la sentencia al mismo tiempo que señalan que “durante todo ese tiempo, no solo no contacta con la empresa de alquiler para devolver el vehículo o para ampliar el plazo contractual, sino que, además, hace caso omiso a los intentos de contacto por parte de la citada empresa”.

(Imagen: E&J)

La pena debe imponer en su grado mínimo

A pesar de que la Audiencia Provincial ha rechazado esas alegaciones del acusado, sí que le ha dado la razón en cuanto que considera que la pena impuesta de un año y seis meses de prisión resulta desproporcionada.

En este sentido, el Tribunal ha fallado que, atendiendo a las circunstancias concurrentes (el acusado no tiene antecedentes penales computables y el plazo de uso indebido del vehículo no se ha dilatado mucho en el tiempo), la pena debe ser impuesta en su grado mínimo, es decir, en seis meses de prisión.

Última hora jurídica



Recibe nuestra newsletter de forma gratuita