Connect with us

Jurisprudencia

El Supremo castiga a la propietaria que obstaculizó la citación del inquilino en un juicio de desahucio

La propietaria era conocedora de que el inquilino tenía otro domicilio, porque así se lo hizo saber mediante un burofax

(Foto: Getty Images)


Jurisprudencia

El Supremo castiga a la propietaria que obstaculizó la citación del inquilino en un juicio de desahucio

La propietaria era conocedora de que el inquilino tenía otro domicilio, porque así se lo hizo saber mediante un burofax

(Foto: Getty Images)



La Sala Primera del Tribunal Supremo ha dejado sin efecto la resolución judicial firme que declaró la finalización de un procedimiento de desahucio ya que la propietaria ocultó de un modo malicioso el domicilio efectivo donde el demandado podía ser emplazado.

El inquilino no tuvo conocimiento de la existencia del procedimiento de desahucio hasta que se procedió a su ejecución

La sentencia, de 8 de junio de 2022, reconoce que la indicación del domicilio facilitado por el inquilino mediante burofax “era determinante”.



Posiciones de las partes

El inquilino de un piso arrendado, parte demandante en este proceso de revisión, pretende que el Alto Tribunal acceda a la revisión de un decreto (ya firme) dictado por un Juzgado de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) que declaró la finalización de un procedimiento de juicio verbal de desahucio por falta de pago, por incomparecencia de los demandados.

Según el ahora demandante, el mismo no pudo ser citado en el aludido procedimiento, porque los domicilios que facilitó la actora no se correspondían con su domicilio real. Cabe apuntar que esta última era conocedora de que el primero tenía otro domicilio (en Ripollet, Barcelona), porque así se lo había hecho saber mediante un burofax.

Panorámica de Cerdanyola del Vallès. (Foto: Radio Taxi del Vallès)

Así las cosas, el inquilino no tuvo conocimiento de la existencia del repetido procedimiento de desahucio hasta que se procedió a su ejecución.

Por su parte, la demandada en revisión alegó que no existía maquinación fraudulenta ya que se intentó citar al inquilino en el domicilio que constaba en el contrato y posteriormente no dieron resultado las averiguaciones domiciliarias realizadas por el juzgado.

La propietaria ocultó un domicilio efectivo donde el demandado podía ser emplazado

La Sala Primera del TS, tras examinar las actuaciones remitidas por el juzgado y la documentación aportada con la demanda de revisión, confirma que la demandante en el juicio de desahucio, tanto en el momento de la presentación de la demanda como en la tramitación del juicio, conocía que el inquilino no residía en el piso arrendado y que tenía su domicilio en otra dirección que le había comunicado previamente por escrito mediante un burofax. Sin embargo, la propietaria “no facilitó al juzgado este segundo domicilio”, advierte.

Como es sabido, una de las manifestaciones de la maquinación fraudulenta que permite la revisión de las sentencias firmes “es aquella en que incurre quien ejercita una acción judicial cuando oculta el domicilio de la persona contra la que va dirigida, a fin de que se le emplace o cite por edictos y se sustancie el procedimiento en rebeldía”, recuerda el Alto Tribunal.

Debe considerarse que concurren los requisitos previstos en el art. 510.4º de la LEC, por lo que la demanda de revisión ha de ser estimada

El segundo párrafo del art. 155.2 de la LEC recoge que el demandante deberá señalar el domicilio donde el demandado puede ser citado o emplazado. En el caso de autos, la indicación del domicilio facilitado por el inquilino mediante burofax “era determinante”, recalca la Sala de lo Civil, ya que “era donde podría haber sido localizado”. Entonces, “su ocultación supuso la maquinación fraudulenta que permite la revisión”, concluye el reciente fallo.

De tal modo, el TS estima la demanda de revisión formulada por el inquilino, rescinde la sentencia impugnada y devuelve los autos al Juzgado de Cerdanyola del Vallès, para que las partes usen de su derecho, según les convenga, en el juicio correspondiente.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments