Connect with us

Jurisprudencia

Enviar un WhatsApp involuntariamente no implica quebrantar la prohibición de comunicación

Según la AP de Cuenca, la remisión del mensaje se pudo deber a un error en la manipulación del móvil

(Foto: IPadizate)


Jurisprudencia

Enviar un WhatsApp involuntariamente no implica quebrantar la prohibición de comunicación

Según la AP de Cuenca, la remisión del mensaje se pudo deber a un error en la manipulación del móvil

(Foto: IPadizate)



La Audiencia Provincial de Cuenca ha absuelto a un hombre del delito de quebrantamiento de medida de acercamiento y comunicación por el que fue condenado, a pesar de que envió un audio por WhatsApp a la víctima de un solo segundo de duración.

La sentencia, de 22 de marzo de 2022, no descarta que la remisión del mensaje “se debiera a algún error en la manipulación del móvil”.



El caso

El Juzgado de Instrucción n.º 4 de Liria (Valencia) acordó adoptar una medida cautelar consistente en la prohibición del acusado de acercarse o comunicarse por cualquier medio a la denunciante.

Siendo conocedor de tal decisión y encontrándose en vigor la misma, el 15 de julio de 2017, sobre las 23:40 horas, el investigado remitió desde su teléfono móvil un mensaje de voz a través de la aplicación WhatsApp al teléfono de ella.

La aludida grabación tenía una duración de un solo segundo y únicamente se oía un ruido de fondo (música de radio).

“La propia acción típica de quebrantar supone el necesario conocimiento de la existencia de una privación de derechos y la voluntad de vulnerar tal privación”. (Foto: Pexels)

Fruto de lo anterior, en diciembre de 2021, el Juzgado de lo Penal n.º 2 de Cuenca condenó al acusado como autor responsable de un delito de quebrantamiento de medida cautelar del art. 468.2 del Código Penal, con la concurrencia de la circunstancia agravante de reincidencia, a la pena de nueve meses de prisión.

Notificado el fallo a las partes, la representación procesal del condenado interpuso recurso de apelación. En particular, entre otros argumentos, el recurrente alegó la falta de tipicidad de los hechos enjuiciados. Se indica literalmente que, en el presente caso, “nos encontraríamos, según la denuncia presentada en la Comisaría de policía, ante el envío de un solo WhatsApp de un segundo de duración donde únicamente se escucha un ruido de fondo que parece música, sin que en ningún momento se pueda determinar que existe mensaje o comunicación alguna dirigida a la denunciante”. A su juicio, “no se puede descartar la falta de voluntad explícita de desconocer el mandato de la medida cautelar acordada judicialmente y con ello la atipicidad de la conducta enjuiciada; la falta de dolo en la actuación del condenado, que efectivamente reconoce que el mensaje pudo emitirse desde su teléfono móvil pero que también ha defendido durante toda la tramitación de la causa que tal emisión fue absolutamente involuntaria”.

El WhatsApp se pudo enviar por error

Ahora, la AP de Cuenca estima el recurso de apelación formulado, revoca la resolución recurrida, la deja sin efecto y, en su lugar, acuerda la absolución del delito por el que se formuló acusación en su contra en la presente causa.

En concreto, atendiendo a las propias características del audio de WhatsApp enviado, de un solo segundo de duración y en el únicamente se oía un ruido de fondo (aparentemente, música de radio), “no puede descartarse y resulta factible que su remisión se debiera a algún error en la manipulación del móvil”, valora la Sala.

Así lo vienen entendiendo nuestros juzgados y tribunales en casos similares. Por ejemplo, cabría citar el auto de la AP de Ávila de 3 de mayo de 2018: “En esencia se puede concluir sobre el WhatsApp que la mujer manifiesta haber recibido (…) no puede considerarse que quebrante la prohibición de comunicarse, pues se trata de un mensaje de voz de un segundo de duración en el que no se oye nada, solo un ruido de fondo. No parece que por este sistema pretenda el investigado ponerse en comunicación con la víctima, sino que más bien parece un error en la manipulación del móvil”.

La acción típica de quebrantar supone el necesario conocimiento de la existencia de una privación de derechos y la voluntad de vulnerar tal privación durante el período en que la misma se ha establecido

Como es sabido, el delito definido y sancionado en el art. 468.2 del CP solo admite su comisión dolosa, es decir, entre los distintos elementos esenciales que lo tipifican se encuentra el matiz subjetivo, consistente en el ánimo de hacer ineficaz esa decisión, con el pleno conocimiento de ésta y de su significado-

Dicho esto, según el parecer de la Audiencia, la propia naturaleza de los hechos que se describen en el presente procedimiento, “arroja una duda razonable sobre la voluntad del acusado de quebrantar la prohibición de comunicación”. Por ello, la Sala estima el recurso y acuerda absolver al apelante en virtud del principio in dubio pro reo.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments