Connect with us

Jurisprudencia

La falta de información a los socios puede determinar la nulidad de los acuerdos sociales (STS 05/10/2021)

El derecho de información trata de asegurar que todos los socios puedan votar en la Junta con pleno conocimiento de las decisiones a tomar

(Foto: Economist & Jurist)


Jurisprudencia

La falta de información a los socios puede determinar la nulidad de los acuerdos sociales (STS 05/10/2021)

El derecho de información trata de asegurar que todos los socios puedan votar en la Junta con pleno conocimiento de las decisiones a tomar

(Foto: Economist & Jurist)



El artículo 93 de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) recoge los derechos de los socios, entre ellos el derecho de información. Se trata de un derecho inderogable e irrenunciable, lo que implica que los Estatutos Sociales no podrán en ningún caso limitarlo.

La sentencia que nos ocupa trata de dilucidar si la información no suministrada a unos socios era de entidad suficiente para determinar la nulidad de los acuerdos tomados. Además, discute sobre la buena o mala fe por parte de los ejercitantes.



Sentencia CENDOJ información a socios

Se acuerda la reactivación de una sociedad en liquidación

El 28 de julio de 2016 se acuerda mediante la celebración de una Junta Extraordinaria la reactivación de la sociedad Inmobiliaria Aresco S.A, que se encontraba en proceso de liquidación.

La reactivación es una operación de vital importancia, pues supone el retorno a la vida activa de una sociedad que había sido disuelta.

Los socios formulan una demanda de impugnación de tales acuerdos, por vulneración del derecho de información (Foto: Economist & Jurist)

En este caso se efectúa mediante una operación acordeón, consistente en la reducción del capital social a cero y simultánea ampliación a 60.000 €. Al incidir sobre el capital, afecta de forma determinante a los intereses de los socios. De ahí se desprende el relevante papel que cobra la información.

En la convocatoria de la Junta se hace constar que la información relativa a los puntos del orden del día estaba a disposición de los socios en el lugar donde se iba a celebrar (una notaría de Zaragoza).  Sin embargo, al ir los socios a la notaría constatan que los documentos no se encuentran ahí. Acuden, por tanto, a la Junta sin haber podido examinar ningún documento.

Los socios impugnan los acuerdos alcanzados

Los socios Dña. Inmaculada y D. Hipólito formulan una demanda de impugnación de tales acuerdos, por vulneración del derecho de información. Tanto la sentencia de primera instancia como la Audiencia Provincial dan la razón a los socios, considerando nulos los acuerdos alcanzados en la Junta.

Inmobiliaria Aresco interpone un recurso de casación, aduciendo que la información solicitada por los socios carecía de relevancia. Prueba de ello es que estos, pudiéndose haber dirigido a los administradores al comprobar que los documentos no estaban en la notaría, no lo hicieron.

El Tribunal Supremo se pronuncia sobre la cuestión del siguiente modo:

  • En primer lugar, considera que la información no suministrada no puede calificarse de “irrelevante”. La operación que se llevó a cabo era de gran trascendencia y los socios carecieron de los datos esenciales para comprender los acuerdos adoptados. No solo los documentos no se encontraban en la notaría, además, en el acto de la Junta tampoco se pusieron a disposición de los socios.
  • Considera que los socios no actuaron con mala fe. Cuando comprobaron que los documentos no se encontraban en la notaría levantaron acta notarial para dejar constancia de tal circunstancia. Por tanto, no puede alegarse que permanecieran pasivos para intentar ocultar la irregularidad y aprovecharse de ella posteriormente.

Por todo ello, el Supremo decide confirmar las sentencias anteriores y declarar la nulidad de los acuerdos alcanzados en Junta.

El derecho de información de los socios

Este derecho nace cuando se convoca al socio a una Junta General, en la que se toman decisiones relevantes para el futuro de la sociedad. Todos los socios, con independencia del número de acciones que posean, podrán obtener los documentos pertinentes de forma gratuita, para así poder determinar el sentido de su voto.

Se trata de un derecho especialmente relevante para los socios minoritarios, que suelen estar apartados de la gestión social. De este modo se impide que las élites que controlan los órganos de administración lleven a cabo conductas abusivas y centralicen todo el poder, obstaculizando al resto de accionistas para conocer de la situación de la sociedad.

Su importancia es tal que los acuerdos tomados vulnerando el derecho de información podrán ser impugnados. No obstante, hay ocasiones en que los socios ejercen este derecho de forma fraudulenta, con el único objetivo de entorpecer la marcha de la sociedad. Ello ha obligado a la LSC a establecer ciertos límites entorno a la impugnabilidad de los acuerdos:

  • En primer lugar, la información incorrecta o no facilitada ha de tener carácter esencial “para el ejercicio razonable por parte del accionista o socio medio, del derecho de voto o de cualquiera de los demás derechos de participación» (art. 204.3.b] LSC).
  • La información puede solicitarse antes o durante la Junta. Únicamente serán impugnables los acuerdos en los que el derecho se haya ejercitado antes de la Junta. Si la vulneración del derecho de información se produce durante la misma, el accionista sólo estará facultado para exigir el cumplimiento de la obligación de información y reclamar los daños y perjuicios que le haya causado.
Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments