Connect with us

Jurisprudencia

Nulidad de quince contratos de microcréditos suscritos con Vivus Finance: su TAE oscilaba entre 2333% y 89266%

Equipo de redacción de Economist & Jurist.

Tiempo de lectura: 4 min

Publicado


Comentar



El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Puerto Real (Cádiz) ha declarado, en su reciente sentencia de 26 de mayo de 2021, la nulidad “absoluta, radical y originaria” de quince contratos de microcréditos suscritos entre un consumidor y “Vivus Finance” entre noviembre de 2018 y abril de 2020, por el carácter usurario del interés remuneratorio allí pactado.

El interés remuneratorio pactado oscilaba entre el 2333% TAE (el más bajo) y el 89266% TAE (el más alto).



“El interés medio ponderado para los préstamos al consumo a la fecha de celebración de tales contratos (según las estadísticas del Banco de España en la época de celebración de los mismos), son muy inferiores a los pactados”

La entidad demandada no ha acreditado circunstancia alguna justificativa del exceso (Foto: Economist & Jurist)

Para sorpresa de la Juzgadora, incluso para préstamos suscritos de igual cuantía por el consumidor, la entidad demandada establecía TAE distintos.

Antecedentes

Desde noviembre de 2018 hasta abril de 2020 el cliente suscribió un total de quince contratos de microcréditos, todos con una duración/devolución inferior a 30 días, percibiendo un total de 13.000 euros.

Desglosamos en la siguiente tabla los quince contratos de préstamo concertados, su importe, su TAE y su posible novación:

Fecha del contrato Importe TAE Novación
(1º) 13/11/2018 500 euros 2333% No existió
(2º) 10/12/2018 250 euros 2333% Contrato novado el 15/12/2018 ampliándose el capital prestado a 700 euros, e incrementándose el TAE pactado a 3483%
(3º) 04/01/2019 400 euros 2333% Contrato novado el 04/01/2019 ampliándose el capital prestado a 800 euros, manteniéndose el TAE pactado; y el 08/01/2019, ampliándose el capital a 950 euros, e incrementándose el TAE a 3099%
(4º) 21/01/2019 950 euros 2333% No existió
(5º) 13/02/2019 900 euros 2830% No existió
(6º) 04/03/2019 300 euros 2830% Contrato novado el 11/03/2019, ampliándose el capital prestado a 950 euros, e incrementándose el TAE a 4642%
(7º) 26/03/2019 950 euros 2830% No existió
(8º) 13/04/2019 600 euros 2830% Contrato novado el 18/04/2019, ampliándose el capital prestado a 900 euros, e incrementándose el TAE a 4508%
(9º) 25/04/2019 950 euros 2830% No existió
(10º) 02/05/2019 950 euros 2830% No existió
(11º) 28/05/2019 950 euros 2830% No existió
(12º) 13/04/2918 950 euros 2830% No existió
(13º) 09/08/2019 950 euros 2830% No existió
(14º) 11/09/2019 400 euros 2830% Contrato novado el 05/10/2019 ampliándose el capital prestado a 900 euros, e incrementándose el TAE a 89266%
(15º) 29/04/2020 400 euros 2830% No existió

 

Así, la representación procesal de la actora formula ahora demanda en procedimiento ordinario contra la entidad mercantil Finance Spain Financial Services S.A.U., en la que, tras exponer las vicisitudes de la contratación y alegar fundamentación legal, suplicaba que se declarase:

  • La nulidad de los contratos por usura;
  • Subsidiariamente a la anterior, la nulidad por falta de transparencia y/o abusividad de la cláusula de fijación de interés remuneratorio de los contratos.

Por su parte, la entidad financiera concesionaria de micro-préstamos online argumenta en su oposición, que los tipos de interés aplicados eran los habituales de mercado en este tipo de contratos.

Contratos usurarios

La Magistrada-Juez, después de precisar en el fundamento de derecho cuarto cuándo se entiende que un contrato es nulo por usurario, se detiene en el razonamiento jurídico quinto en concretar una solución al caso de autos.

Pues bien, atendiendo a la fecha de contratación de tales contratos, es decir, desde noviembre de 2018 a abril de 2020, se puede observar que “el interés medio ponderado para los préstamos al consumo a la fecha de celebración de tales contratos (según las estadísticas del Banco de España en la época de celebración de los contratos), son muy inferiores a los pactados”.

Además, a su juicio, la entidad demandada no ha acreditado circunstancia alguna justificativa del exceso, de hecho “incluso para préstamos de igual cuantía suscritos por el actor con tal entidad tienen TAE distinto”, advierte la Juzgadora.

“Incluso para préstamos de igual cuantía suscritos por el actor con tal entidad tienen TAE distinto”

Por tanto, conforme a la doctrina desarrollada en el fundamento de derecho cuarto, no cabe otra cosa que concluir y declarar que los quince contratos de microcréditos son usurarios.

Así pues, una vez declarada la nulidad de los contratos, la Magistrada-Juez anuncia que le son de aplicación las consecuencias previstas en el art. 3 de la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios: “Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado”.

Por último, “en cuanto al resto de alegaciones y pretensiones efectuadas por las partes no procede entrar a analizarlas, dado que declarada la nulidad del contrato celebrado por usurario, implica la nulidad del resto de estipulaciones pactadas, no procediendo a entrar a analizar si existe o no abusividad de las cláusulas”, concluye la Juzgadora.

Nulidad absoluta, radical y originaria

En definitiva, ya en el fallo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Puerto Real declara la nulidad “absoluta, radical y originaria” de los quince contratos de microcréditos suscritos entre el consumidor y la mercantil financiera concesionaria de micro-préstamos online, por su carácter usurario (interés remuneratorio usurario) y en aplicación de la centenaria Ley de Represión de la Usura de 23 de julio de 1908.

Consecuencia de lo anterior, el consumidor solamente estará obligado a restituir la cantidad prestada sin intereses y la mercantil demandada estará obligada a restituir a la actora las cantidades cobradas en aplicación del TAE pactado, minorando así la deuda, o si esta fuese completamente amortizada, abonando el sobrante.

Además, se condena en costas a la parte demandada.

El abogado gaditano José Luis Ortiz, en la azotea del edificio Trocadero, donde se ubica su bufete. (Foto: Lourdes de Vicente/Diario de Cádiz).

La dirección Letrada del caso ha sido asumida por el Bufete Ortiz Abogados, de Cádiz.

 

 

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments