Connect with us

Jurisprudencia

Reclaman 53.000 € a la procuradora que se equivocó de órgano judicial al presentar un escrito

La procuradora modificó el encabezamiento del escrito remitido por el abogado y presentó el mismo ante el TS cuando debía hacerlo ante el TSJ de Cataluña

(Foto: Pexels)


Jurisprudencia

Reclaman 53.000 € a la procuradora que se equivocó de órgano judicial al presentar un escrito

La procuradora modificó el encabezamiento del escrito remitido por el abogado y presentó el mismo ante el TS cuando debía hacerlo ante el TSJ de Cataluña

(Foto: Pexels)



La Audiencia Provincial de Barcelona ha confirmado el fallo que absolvía a una procuradora de tener que indemnizar con 53.848,43 euros a un cliente después de que frustrase una acción judicial al presentar un escrito de preparación del recurso ante el órgano incorrecto.

La procuradora indicó que se encontraba convaleciente por un accidente

La sentencia, de 14 de marzo de 2022, reconoce que no cabrá compensación alguna si la acción frustrada no tenía visos de prosperar.



El caso: la procuradora presentó el escrito en el TS cuando debía hacerlo en el TSJ

La actora, una agencia de peritos especializada en procesos judiciales y asesoramiento a empresas y abogados, sostiene que la procuradora demandada incurrió en negligencia profesional en su actuación en un proceso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ de Cataluña, en el que se instaba la nulidad de una resolución de la Oficina Española de Patentes y Marcas desestimatoria de la concesión de una marca.

En concreto, después de que el TSJ de Cataluña dictase sentencia desestimatoria, el abogado de contrató la agencia de peritos judiciales envió a la procuradora, por correo electrónico, un escrito de preparación del recurso de casación que debía ser presentado ante el TSJ de Cataluña, pero la demandada modificó el encabezamiento y lo presentó erróneamente ante el Tribunal Supremo, que lo inadmitió, indicando que debía presentarse ante el aludido TSJ.

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. (Foto: Diari Ara)

Como consecuencia de tal error se sobrepasó el plazo para presentar el escrito en el TSJ de Cataluña. Además, aunque se presentó nuevamente, el TSJ lo inadmitió por presentarse fuerza de plazo, perdiendo su oportunidad de revisión a causa de dicho error.

La actora alegó en su escrito de demanda que la procuradora actuó de mala fe y con carencia de deontología profesional, al negar su responsabilidad ante su compañía aseguradora y ante el propio Colegio profesional, intentando responsabilizar al letrado que redactó el escrito.

La procuradora intentó responsabilizar al letrado que redactó el escrito

Así pues, a razón de los daños y perjuicios padecidos, la agencia de peritos judiciales afectada interesó la condena de la suma de 53.848,43 euros, a razón del perjuicio objetivo o daño material causado, de la pérdida de oportunidad de revisión de los trabajos jurídicos realizados para registrar la marca y del perjuicio patrimonial por la pérdida de oportunidad de registrar la misma.

Por su parte, la procuradora reconoció haber incurrido en un error al modificar el encabezamiento del escrito remitido por el letrado de “Tribunal Superior de Justicia” por “Tribunal Supremo”, bajo el convencimiento de que el escrito debía presentarse ante el TS. Explicó que se encontraba convaleciente por un accidente y que no era cierto que hubiera negado su error y responsabilidad, siendo su compañía aseguradora la que indicó la existencia de concurrencia de culpa con el letrado

No cabe compensar si la acción frustrada no tenía visos de prosperar

En febrero de 2022, el Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Granollers desestimó la demanda presentada por la repetida agencia de peritos judiciales y absolvió a la procuradora de todos los pedimentos contenidos en el escrito de demanda.

En opinión del Juzgador de instancia, la procuradora sí incurrió en un incumplimiento de sus obligaciones, pero no apreció la existencia de un daño efectivo razonando que los motivos esgrimidos por la defensa de la parte actora no presentaban visos de prosperabilidad. Así, no concurriendo pérdida de oportunidad procesal, el Juzgado no consideró indemnizable el error en que incurrió la procuradora demandada y desestimó íntegramente la demanda.

Ahora, después de que la agencia afectada apelase la anterior resolución, la AP de Barcelona desestima el recurso planteado y confirma la sentencia dictada por el Juzgado de Granollers.

“La apelante no justifica gasto alguno derivado de la actuación de letrado puesto que ni acompaña factura o minuta de honorarios ni acredita el pago”. (Foto: Pexels)

En primer lugar, la Audiencia recuerda que para activar la responsabilidad contractual por negligencia es necesario, entre otros factores, la existencia de un daño efectivo indemnizable. Sin embargo, en el caso de autos, el error de la procuradora no es indemnizable ya que, tras analizar las pretensiones relativas a la inscripción de la marca, la sentencia dictada por el TSJ de Cataluña y la doctrina del TS evidencian que los argumentos de la actora no presentaban visos de properabilidad.

Ningún daño se le ha causado por la pérdida de oportunidad

Así pues, tras citar la STS 50/2020, del 22 de enero, la Sala recalca que “ningún daño cabe indemnizar con fundamento en la frustración de revisión ante el TS, que únicamente le generaría gastos adicionales que agravarían su situación económica”.

En segundo lugar, respecto a la imposición de las costas tras desestimarse íntegramente sus pretensiones, la apelante argumentó que el juez ad quo no tuvo en cuenta las serias dudas de hecho o de derecho que se presentan en este caso, ni la temeridad y mala fe de la demandada por no haber devuelto los honorarios por sus actuaciones profesionales y no haber aceptado ningún tipo de negociación ni acuerdo al respecto.

En cambio, la Audiencia no aprecia tales dudas de hecho o de derecho que justifiquen aplicar la excepción al principio del vencimiento objetivo ni temeridad o mala fe de la procuradora, la cual “reconoció su error en la contestación de la demanda”. De igual modo, el Tribunal tampoco observa enriquecimiento injusto alguno por el hecho de que la profesional cobrase los honorarios de su actuación ante el TSJ de Cataluña.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments