Connect with us

Jurisprudencia

Ryanair indemnizará a un pasajero por el retraso de un vuelo que ni siquiera operó

La aerolínea alegó que ella fue una mera intermediaria en la reserva del billete

(Foto: Pexels)


Jurisprudencia

Ryanair indemnizará a un pasajero por el retraso de un vuelo que ni siquiera operó

La aerolínea alegó que ella fue una mera intermediaria en la reserva del billete

(Foto: Pexels)



El Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Palma de Mallorca ha condenado a Ryanair a indemnizar con 500 euros a un pasajero por el retraso de dos vuelos, a pesar de que ella no fue la compañía que operó la ruta.

Ryanair es la auténtica vendedora del billete y, por tanto, parte contractual

La sentencia, de 8 de junio de 2022, impone las costas a la compañía con declaración de temeridad.



El caso

El objeto del proceso es la reclamación de cantidad en ejercicio de la acción prevista en el art. 7 del Reglamento (CE) n.º 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos.

En concreto, como consecuencia de un retraso superior a tres horas del vuelo con origen Zúrich-Palma de Mallorca y vuelta con destino Zúrich, el pasajero peticiona la compensación de 250 euros por vuelo cancelado prevista en el citado precepto.

Falta de legitimación pasiva

Ryanair planteó la falta de legitimación pasiva a razón de que el vuelo fue operado por la aerolínea Laudamotion y no por ellos. Es decir, la compañía fue una mera intermediaria en la reserva.

En cambio, la actora argumentó que el afectado compró los billetes en la página web oficial de Ryanair para volar con ellos. A su juicio, esta última compañía era la responsable de cuanto sucediera, con indiferencia de quien operase finalmente el vuelo.

«Ryanair ha mantenido durante el proceso una actitud procesal que exterioriza una voluntad de no cumplir con sus obligaciones». (Foto: Pexels)

Ahora, el Magistrado-Juez del Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Palma de Mallorca rechaza el planteamiento de la aerolínea “apreciándose incluso temeridad en la conducta procesal”.

El Juzgado no aprueba que Ryanair no acepte lo que es: “la auténtica vendedora del billete y, por tanto, parte contractual”. En este sentido, “el pasajero contrató con Ryanair, esta compañía le otorgó un número de reserva propio con itinerario Ryanair y con localizador de la empresa”, señala el Juzgador.

Costas con declaración de temeridad

Después de reproducir los arts. 394 y 32.5 de la LEC, el Magistrado-Juez declara la imposición de las costas “con declaración de temeridad y, en consecuencia, sin que operen los límites legalmente establecidos del tercio”.

La aerolínea ha forzado al pasajero a interponer la demanda

Según el parecer del Juzgador, la entidad demandad “no ha atendido en tiempo y forma su obligación, sin necesidad de intimación, de hacer efectiva las compensaciones resarcitorias que impone el Reglamento”. Además, la aerolínea ha forzado al pasajero “a interponer la demanda”, ha mantenido durante el proceso “una actitud procesal que exterioriza una voluntad de no cumplir con las obligaciones impuestas por la legislación cuando es más que evidente que fue Ryanair y no otra compañía la que en su propio nombre entabló la relación comercial y expidió los billetes de avión”, añade la reciente sentencia.

Así las cosas, ya en el fallo, el Juzgado de Palma de Mallorca estima íntegramente la demanda y condena a Ryanair a abonar la cifra de 500 euros al pasajero afectado.

Manuel Chamorro Pavón, abogado de Coraza Legal, ha asumido la defensa de los intereses del pasajero.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments