Connect with us

Jurisprudencia

Wizink paga 100.000€ a un matrimonio de jubilados por dos revolving usurarias

Una de las dos tarjetas revolving suscritas fue contratada en pesetas

(Foto: Economist & Jurist)


Jurisprudencia

Wizink paga 100.000€ a un matrimonio de jubilados por dos revolving usurarias

Una de las dos tarjetas revolving suscritas fue contratada en pesetas

(Foto: Economist & Jurist)



El Juzgado de Primera Instancia n.º 54 y el n.º 20 de Madrid ha declarado la nulidad de dos contratos de tarjeta de crédito revolving suscritos por Wizink Bank con un matrimonio de pensionistas entre el 1999 y el 2000, y ha obligado a la entidad bancaria a reintegrar 103.895,12 euros a los jubilados, en concepto de deuda anulada, principal, intereses devengados y mora procesal.

Las tarjetas, al detalle

Por un lado, el hombre contrató en noviembre de 1999 una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank.



Al inicio de la contratación se estableció un 20,92% TAE, aunque posteriormente fue modificada unilateralmente para aplicarse un 26,82% TAE. Como matiz, en marzo de 2020, después de que se dictase la conocida STS 149/2020, de 4 de marzo, Wizink ofreció al consumidor aplicar una TAE del 21,94% con efecto retroactivo. En cambio, el hombre lo rechazó.

«Desde el 2018, se viene aplicando una TAE del 26,82%». (Foto: Economist & Jurist)

Por otro lado, la mujer contrató en mayo del 2000 una tarjeta de crédito revolving denominada “Barclaycard Azul” con la aludida entidad bancaria.

En este caso, el tipo de interés remuneratorio pactado alcanzaba un 20,90% TAE. Sin embargo, desde septiembre de 2006 se aplicó una TAE del 23,90% para disposiciones en cajeros automáticos y del 22,90% para las demás operaciones. Asimismo, desde junio de 2008, ambos tipos se incrementaron en dos puntos: 25,90% y 24,90%. Tras ello, en febrero de 2009, la TAE se elevó hasta el 26,90%. Por último, desde el 2018, se viene aplicando una TAE del 26,82%.

Decisiones judiciales

Según se desprende de la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia n.º 20 de Madrid, en relación a la tarjeta suscrita por el marido, la Magistrada-Juez advierte que la entidad bancaria demandada no ha probado que los intereses aplicados al consumidor no superan la media de los previstos para productos similares en la fecha de su contratación.

De hecho, para mayor argumento, la Juzgadora recalca que el hecho de haber propuesto la bajada del tipo al demandante, Wizink “está reconociendo tácitamente que el tipo aplicado a esta tarjeta es usurario”.

En la misma línea, “el hecho de ir incrementando unilateralmente los tipos aplicables permite asimismo concluir que nos encontramos ante una operación usuraria”, agrega la Magistrada-Juez.

Por su parte, según el fallo dictado por el Juzgado de Primera Instancia n.º 54 de Madrid, el Magistrado-Juez confirma que la cláusula relativa a los intereses remuneratorios “no cumple siquiera el requisito más básico de incorporación”. En particular, bastaría con examinar el contrato aportado para comprobar que ni el tipo de interés aplicable ni su forma de calcularlo, “aparece claramente en la primera página de solicitud de la tarjeta que firma la clienta”, aprecia el Juzgador.

Entrada a los juzgados de Plaza de Castilla, Madrid. (Foto: Javi Martínez/El Mundo)

En su opinión, no consta que la clienta pudiera apercibirse del tipo de interés aplicado a la tarjeta que solicitaba y cómo se aplicaba a efectos de calcular la deuda. Así, “difícilmente podría hacerse una idea y representación mental de la carga económica que le iba a suponer, por lo que la cláusula relativa al tipo de interés remuneratorio carece igualmente de la debida transparencia”, razona la Magistrado-Juez.

Ya en ambos fallos, los dos Juzgados de Madrid declaran la estimación de las dos demandas formuladas por el matrimonio de pensionistas. Por un lado, el Juzgado n.º 20 declara la nulidad por usura del contrato de tarjeta de crédito suscrito en 1999 con las consecuencias previstas en el art. 3 de la Ley de 23 de julio de 1908 sobre nulidad de los contratos de préstamos usurarios. Por otro lado, el Juzgado n.º 54 declara la nulidad por falta de incorporación y de transparencia de la cláusula relativa a los intereses remuneratorios del contrato de tarjeta “Barclaycard Azul” suscrito en el 2000. Así, en ambos casos, los Juzgadores condenan a Wizink a reintegrar a los consumidores las cantidades que se excedan de las cantidades dispuestas, más el interés legal desde su efectivo abono.

Por último, en base a lo estipulado en el art. 394.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, ambos Juzgados imponen las costas de esta instancia a Wizink Bank.

En concreto, según informan desde Don Recuperador, compañía que ha asumido la dirección técnica de ambos litios en sede judicial, después de anular las dos deudas que arrastraban tanto el marido (por 14.237 euros) como su esposa (13.737 euros), el primero ha cobrado 30.669,90 euros y la segunda 45.251,22 euros, en concepto de principal, intereses devengados y mora procesal. Así las cosas, todo lo anterior hace que la entidad bancaria demandada se haya visto a reembolsar un total de 103.895,12 euros.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments