Connect with us

Actualidad

La huelga de la Inspección de Trabajo alcanzó al 90% del colectivo según los convocantes y solo el 12% según Trabajo

Los inspectores denuncian que la ministra incumple el Plan Estratégico de la Inspección para 2021-2023, publicado en el BOE y donde se habla del refuerzo del colectivo, aun si realizar

Plataforma que impulsa la huelga de la Inspección de Trabajo (Foto: E&J)

Luisja Sánchez

Periodista jurídico




Tiempo de lectura: 4 min



Actualidad

La huelga de la Inspección de Trabajo alcanzó al 90% del colectivo según los convocantes y solo el 12% según Trabajo

Los inspectores denuncian que la ministra incumple el Plan Estratégico de la Inspección para 2021-2023, publicado en el BOE y donde se habla del refuerzo del colectivo, aun si realizar

Plataforma que impulsa la huelga de la Inspección de Trabajo (Foto: E&J)



La segunda jornada de huelga de la Inspección de Trabajo en todo el territorio nacional, que ha tenido lugar este miércoles para denunciar la caótica situación que sufre el organismo, vuelve a demostrar el divorcio existente entre este colectivo de profesionales y el propio Ministerio de Trabajo.

Según los convocantes del paro, entre el 85% y el 90% de los inspectores y subinspectores de toda España habrían secundado la huelga, mientras que el Ministerio lo cifra en un 12%. Junto a este paro se produjo una concentración en Madrid delante de la Dirección General de Función Pública.

Este paro ha sido convocado por los sindicatos de clase CSIF; CCOO, UGT y CIG, además de los propios de la inspección SITSS, SISLASS, UPIT y USESS para protestar por la escasez de plantilla y de recursos técnicos y materiales, que se traducen en un aumento de la carga de trabajo que soporta la Inspección, entre otras reivindicaciones.



En declaraciones a Economist & Jurist, Ana Ercoreca, presidenta del sindicato inspectores de trabajo y seguridad social (SITSS) denuncia que hay un incumplimiento flagrante del Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo para el periodo 2021 a 2013 aprobado en Consejo de Ministros con la presencia y aprobación de todos los Ministerios, incluido Hacienda y Función Pública.

Los inspectores de Trabajo denuncian el incumplimiento del Plan Estratégico para el periodo 2021 a 2013. (Foto: E&J)

El BOE de 29 de noviembre de 2021 publica el Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social 2021-2023,que contiene unas líneas de actuación y objetivos a realizar durante dicho periodo que, según indica este documento, necesitan para su realización una modernización de la Inspección de Trabajo con una estructura acorde. Pese a lo dicho por la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz hasta la fecha no se ha abordado esa modernización.

Se incumplen los acuerdos

La jornada de huelga de hoy es el segundo paro de este organismo tras el celebrado el 21 de diciembre, y concluye una semana de movilizaciones que comenzaron el pasado lunes con concentraciones en todas las sedes provinciales de la Inspección de Trabajo para denunciar los incumplimientos del Gobierno de mejora de las condiciones laborales.

La plataforma reivindicativa está bastante molesta con la actitud de Díaz que, lejos de promover una negociación, por el momento inexistente ante la falta de diálogo entre las partes, sigue comentando en público los hitos de la Inspección de Trabajo pero sin buscar mejoras en un colectivo que desde la pandemia está trabajando al 120% en muchos casos.

La segunda jornada de paros llega tras conocerse una nueva multa de Inspección a Glovo en Madrid, de 56,7 millones de euros, por empleo de falsos autónomos y riders sin permiso de trabajo.

Controlar el fraude en las plataformas digitales es uno de los frentes nuevos que se le han abierto a los inspectores y subinspectores en la última legislatura, como también el control de los planes de igualdad o las nuevas fórmulas contractuales fraguadas en la reforma laboral, entre otros. Todo esto se suma a las competencias clásicas, como la siniestralidad laboral, los excesos de jornada o el trabajo irregular.

Al mismo tiempo, la propia Yolanda Díaz anunciaba este lunes a la entrada de un acto de Ayuda en Acción que la Inspección de Trabajo regularizó en 2022 a 40.000 trabajadores que ejercían su empleo como falsos autónomos. “Al final hemos regularizado 80.000 personas que eran falsas autónomas en los últimos tres años”, afirmó.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda-Díaz,(izq.) y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Foto: Moncloa)

Choque de Trabajo con Hacienda

El gran problema que subyace es la infructuosa negociación que está abierta en estos momentos entre el Ministerio de Hacienda -responsable de los funcionarios y de los recursos públicos disponibles- y el Ministerio de Trabajo -responsable del organismo de la Inspección- para tratar de ampliar la plantilla existente de agentes.

La falta de acuerdo y las declaraciones de Díaz señalando que este tema corresponde a Función Pública ha encrespado los ánimos de los convocantes de esta huelga, que según fuentes cercanas a esta plataforma están dispuestos a llegar hasta el final en sus reivindicaciones Al paro del próximo 22 de febrero podría seguirle una huelga indefinida siguiendo la estela de los letrados de la Administración de Justicia (LAJ), que ayer iniciaron un paro indefinido.

El Ejecutivo se comprometió en julio de 2021 a adoptar medidas para paliar problemas de la Inspección de Trabajo, como las graves carencias de personal, la falta de carrera profesional y de horizonte temporal que contribuye a que muchos inspectores de Trabajo abandonen el organismo y a dotar a la Inspección de los instrumentos propios para responder a la complejidad del mundo laboral.

Sin embargo, las carencias de personal y de medios continúan casi dos años después de la firma de este acuerdo, y se traducen en el aumento del trabajo para la Inspección, la falta de desarrollo de la carrera profesional, en la ausencia de reconocimiento de las funciones desarrolladas y la existencia de una relación de puestos de trabajo obsoleta e injusta.

En la actualidad hay unos 2.200 trabajadores de inspección activa y otros 800 de personal de apoyo; es decir, la Inspección de Trabajo recae sobre una plantilla de 3.000 personas mientras que hay 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, 1,4 millones de empresas y 10 millones de pensionistas.

CSIF, en este sentido junto con las demás organizaciones convocantes de la huelga, lamenta que se haya quedado sin ejecutar más del 20% del presupuesto para la Inspección de Trabajo asignado para 2022, desaprovechando así “una oportunidad singular” para cumplir con las medidas comprometidas en el acuerdo.

También acusan a Yolanda Díaz, de “desembarazarse” del problema y apuntar “como responsables en exclusiva” al Ministerio de Hacienda y Función Pública, entidad que bloquea el acuerdo de julio del 2021 pero que no ha hecho ningún movimiento negociador al respecto.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments