Connect with us

Actualidad Jurídica

Abogados millennials: especializados y globales

AUTOR
Camilo Porta Frutos
Tiempo de lectura: 4 min

Publicado

Jóvenes hiperconectados, nativos digitales que se desarrollan en un mundo en el que la tecnología desempeña un papel clave en sus relaciones personales y profesionales. Así son los Millennials, una generación que comprende -aproximadamente- a los nacidos entre 1985 y 1995. También denominados como “Generación Y”, actualmente conforman el 41% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado y algunos estudios plantean que a partir de 2025 podrían llegar a suponer más del 70%.

“También denominados como “Generación Y”, actualmente conforman el 41% de la fuerza laboral en el mundo desarrollado”

Las diferencias entre esta generación y las precedentes son múltiples. A los Millennials se nos define habitualmente como un grupo que siente una honesta y constante curiosidad por el mundo que nos rodea, que tratamos de buscar soluciones colectivas, que somos críticos, eminentemente sociales y muy participativos. Del mismo modo, nacimos en unas condiciones económicas, políticas y sociales considerablemente mejores que las de nuestros padres, factores esenciales para determinar nuestra forma de pensar y relacionarnos.

Sin embargo, también estamos considerados como un colectivo perezoso, mimado y narcisista. En un artículo de 2013 la revista TIME nos definió como “The Me Me Me Generation por ser un grupo social con un índice de trastorno narcisista hasta tres veces más alto que la generación que ahora tiene 65 años. Además, los estudios de la Clark University sobre los adultos emergentes y las encuestas del Instituto Nacional de Seguridad estadounidense del mismo año nos mostraron como personas obsesionadas con la fama, moralmente difusas y con un desarrollo social atrofiado.





“También estamos considerados como un colectivo perezoso, mimado y narcisista”

Como resulta evidente, estas diferencias a la hora relacionarnos con el entorno, poseen un reflejo determinado en la manera que tenemos los Millennials de afrontar nuestras carreras profesionales. Para algunos autores como Simon Sinek, el desarrollo profesional de la Generación Y se encuentra marcado por la infelicidad, cuestión que relaciona con cuatro factores: educación, tecnología, impaciencia y entorno.

Sin embargo, en lugar de centrarse en las diferencias entre unos grupos y otros y emitir juicios de valor constantes, existen numerosos sectores de la economía que comienzan a ser conscientes de que, para generar un espacio de trabajo realmente eficiente, será necesario crear verdaderas sintonías generacionales.

En su libro Wisdom at Work: The Making of a Modern Elder, Chip Conley cuenta el impacto cultural que sufrió cuando pasó de ser jefe de una de las cadenas de hoteles boutique más importantes del mundo a formar parte de la consultoría estratégica de Airbnb con 52 años. En la primera reunión a la que asistió no supo qué responder a una pregunta directa que le formuló uno de los fundadores de la compañía -todos ellos Millennials-: En ese momento decidí que podía salir corriendo o emitir un juicio sobre esos jóvenes genios o, en vez de eso, convertir el juicio en curiosidad.

“El desarrollo profesional de la Generación Y se encuentra marcado por la infelicidad”

Según una encuesta a nivel global elaborada por Deloitte, las prioridades de la generación del milenio en el terreno profesional están centradas en formar parte de compañías que supongan un impacto social positivo, que sean responsables y sean capaces de respetar el talento joven sin prejuicios.

Esta es la realidad actual de muchos bufetes de abogados en España, que se encuentran centrados en convertirse en centros de trabajo lo más atractivos posibles para las nuevas generaciones. La consultora Hudson en su estudio “El gran cambio generacional” afirma que las principales características que destacan entre los abogados de la generación Millennial son:

  • Considerable formación técnica a nivel jurídico y tecnológico.
  • Perspectiva global: dominio de idiomas y experiencias en el extranjero.
  • Especialización continua.
  • Sentido comercial.

“Preferimos abiertamente encontrar referentes a jefes”

Lo que resulta claro, y así lo afirman los dirigentes de los despachos más relevantes, es que las plantillas están formadas por un porcentaje significativo de abogados de la Generación Y que consideramos que nuestra carrera profesional es algo más que la trayectoria tradicional -que pasaba por llegar a socio en diez o doce años-.

Las jerarquías son algo que comienza a considerarse obsoleto en los nuevos entornos laborales de los despachos de abogados, donde la horizontalidad y el trabajo en equipo en los proyectos son cuestiones clave. El liderazgo real lo otorga la calidad técnica del profesional y no su cargo, lo que genera nuestra admiración: preferimos abiertamente encontrar referentes a jefes.

Por otra parte, los Millennials, por nuestra condición de nativos digitales, no concebimos el desempeño laboral sin el empleo continuo de la tecnología, y un buen uso de ella proporciona ventajas que nos permiten conciliar vida profesional y personal, como es el caso del teletrabajo o la flexibilidad horaria.

Tal y como se ha señalado anteriormente, el impacto positivo en la sociedad de la compañía de la que formamos parte los Millennials conforma uno de los aspectos más relevantes de nuestra comprensión del mundo profesional, lo que hace que cada vez más firmas apuesten por las labores socialmente responsables.

“El sector legal avanza hacia un mundo eminentemente tecnológico en el que las generaciones jóvenes hemos de gozar de un papel radicalmente protagonista”

Pero, sin duda, por encima de todas las cuestiones comentadas, la revolución digital es la más relevante de todas, por su evidente trascendencia. El S. XXI está marcado por el impacto de la tecnología en los métodos de producción de prácticamente la totalidad de los sectores económicos. Por su parte, y a su manera, el sector legal avanza hacia un mundo eminentemente tecnológico, en el que -pese a quien pese- las generaciones jóvenes hemos de gozar de un papel radicalmente protagonista.

Autor:  Camilo Porta, abogado de ECIJA.

 

 

 

Formación Economist & Jurist





Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *