Connect with us

Artículos jurídicos

El estrés en el trabajo



 

1.- ¿Qué es estrés y qué no lo es?





-˜        estresarse





-˜       Ayuda al trabajador que puede sufrir o sufre estrés

El estrés es un trastorno físico y psicológico, que han sufrido casi todas las personas en algún momento de su vida, independientemente del trabajo o profesión que realizasen. Si el estrés se prolonga en el tiempo puede llegar a convertirse en depresión.

 

El 18% de las bajas laborales de la Unión Europea están motivadas por el estrés y más del 50% de las veces que acudimos al médico es por problemas psicológicos.

 

Amy Flowers, psicóloga de la organización Focal Pointe Women de Macon (Georgia) dice: “Tener contacto directo con gente a la que aquejan verdaderos problemas (invalidez, pobreza, falta de hogar, etc.) es un remedio estupendo para aliviar el estrés. Cuando las veo vencer obstáculos tan grandes en su vida, regreso a mi mundo sintiéndome reconfortada e inspirada.´´

 

Antonio Cano, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés, sostiene que uno de cada diez españoles sufre o sufrirá algún síndrome depresivo en algún momento de su vida y opina que el estrés es un primer aviso de la depresión que acecha.

 

Según el Libro Blanco de la calidad asistencial sobre la depresión en España, sólo uno de cada cinco enfermos sabe que lo son. Un estudio del Hospital Clínico de Zaragoza ha detectado que sólo el 41% de los médicos de atención primaria identifican correctamente los síntomas. Además son todavía pocos los que recurren a la ayuda profesional para superarlo.

 

Las mujeres, al tener una mayor capacidad de exteriorizar sus pensamientos, inquietudes y sentimientos, son menos vulnerables a sufrir estrés.

 

El 47% de los fallecidos por enfermedades coronarias son ejecutivos y el 50% de los suicidios se producen entre personal directivo, frente al 2% que representan los administrativos.

 

Cada persona tiene una dosis justa de estrés que le estimula en el trabajo, aportándole:

-˜       Creatividad.

-˜       Buen ojo avizor.

-˜       Le mantiene despierto.

-˜       Buen olfato.

 

Pero si ya no dominamos nuestro estrés, entonces sufriremos los efectos nocivos del estrés, como:

-˜       Hiperactividad.

-˜       Crisis.

-˜       Ansiedad.

-˜       Sobreexcitación.

-˜       Neura.

-˜       Euforia loca.

 

Entonces si sentimos estos síntomas, debemos descansar, algunas de las actividades que pueden ayudarnos son, por ejemplo:

-˜       Conversaciones pausadas.

-˜       Silencio.

-˜       Leer un buen libro.

-˜       Contemplar las musarañas.

-˜       Admitir que ningún tribunal laboral nos condenará por dedicar una hora a pasear.

 

2.- Síntomas del estrés: ver cuadro 1 en página-..

3.- Principales causas del estrés: ver cuadro 2 en página

 

4.- Problemas laborales y personales derivados del estrés. Cómo evitarlos

A causa del estrés podemos vernos envueltos en una serie de problemas, en el ámbito laboral y personal.

 

En el ámbito laboral de:

-˜       Absentismo laboral.

-˜       Incapacidad para tomar decisiones.

-˜       Bloqueo mental.

-˜       Falta de satisfacción en el trabajo.

-˜       Fatiga.

-˜       Incapacidad para concentrarse.

-˜       Trabajo mal hecho.

-˜       Ansiedad.

-˜       Irritabilidad.

En el ámbito personal de:

-˜       Depresión.

-˜       Sentimientos de culpa.

-˜       Baja autoestima.

-˜       Aburrimiento

 

-˜       Tristeza.

-˜       Cansancio.

-˜       Disminución del deseo sexual.

-˜       Comer excesivamente.

-˜       Predisposición a accidentes.

 

Para evitarlos, relacionamos determinados aspectos que ayudan a evitar el estrés en el trabajo.

 

En el ámbito laboral, contemplando aspectos que pueden ser implantados por la propia organización como parte de su cultura o política de empresa, y aspectos que pueden ser aplicados por el propio trabajador, podemos destacar los siguientes:

-˜       Planificar las tareas laborales y asignarles un tiempo, previendo los inevitables tiempos muertos entre tareas.

-˜       Asumir que puedan surgir imprevistos.

-˜       Ser conscientes de nuestras limitaciones.

-˜       Identificar las cosas que nos perturban en el trabajo, cambiando aquellas que podemos y aceptando las que no podemos cambiar.

-˜       Fijar prioridades.

-˜       Identificar objetivos y problemas.

-˜       Saber delegar.

-˜       Poner límite a nuestras obligaciones y saber decir “no´´.

-˜       Flexibilidad. Saber aceptar diferentes puntos de vista. Si trabaja en equipo, escuchar las opiniones de los compañeros.

-˜       Hacer amistad con los compañeros de trabajo.

-˜       Llevar un horario regular.

-˜       Tener un ambiente de trabajo saludable, buena iluminación, temperatura y ventilación.

-˜       Hacer las vacaciones que nos correspondan.

-˜       Hacer unos minutos de ejercicio varias veces por semana, si en la misma empresa se nos brinda la posibilidad

 

 

En el ámbito personal son:

-˜       No llevarse trabajo a casa, tener tiempo para estar con la familia.

-˜       Hacer ejercicio físico, algún deporte o simplemente andar.

-˜       Llevar una dieta equilibrada.

-˜       Realizar alguna actividad ajena al trabajo, lectura, música, afición específica, etc.

-˜       Fomentar las relaciones sociales con amigos y familia.

-˜       Aprender a relajarse: Masajes terapéuticos, ejercicios respiratorios y técnicas de autocontrol.

-˜       Hacer la tradicional siesta.

-˜       De vez en cuando descansar y no hacer nada.

-˜       Escaparse unos días a algún lugar olvidado, mar, balneario, etc., para descansar.

 

El Doctor David Sobel, médico del Programa Kaiser de Atención Médica Permanente, aplica como receta para vencer el estrés, el recordar que él, su esposa e hijo están sanos y tienen los mismos problemas que todo el mundo, le hace sentirse más capaz de arrastrar las calamidades.

 

Casi el 60% de los hombres entrevistados en una encuesta, declararon que después de haber hecho ejercicio físico durante 1 hora, 3 días por semana, sentían:

-˜       Una actitud más positiva con respecto a su trabajo.

-˜       Mayor rapidez y acierto en la toma de decisiones.

-˜       Mayor capacidad de concentración

Ver texto íntegro del artículo en documento adjunto

...

¿Quieres seguir leyendo?

Suscríbete a Economist & Jurist desde

9.99€/mes+ IVA