Inicio » Artículos jurídicos » La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus
La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

La exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus

Por Javier Tarjuelo Pozo. Abogado asociado de litigación y arbitraje de Pérez-Llorca

 

En breve: Las excepciones de contrato no cumplido (exceptio non adimpleti contractus) y de contrato no cumplido adecuadamente (exceptio non rite adimpleti contractus) constituyen dos remedios defensivos, creados por la jurisprudencia, a los que puede acudir el deudor de una obligación recíproca, en el marco de un contrato sinalagmático, que se encuentra con que el acreedor no ha cumplido con su parte de la prestación, o lo ha hecho de forma defectuosa.

Sumario: 

I. Introducción. La configuración jurisprudencial de las excepciones non adimpleti contractus y non rite adimpleti contractus

II. Ámbitos de aplicación y presupuestos

III. Efectos jurídicos

IV. Ejercicio de las excepciones, reconvención y carga de la prueba

V. Conclusiones

 

INTRODUCCIÓN. LA CONFIGURACIÓN JURISPRUDENCIAL DE LAS EXCEPCIONES NON ADIMPLETI CONTRACTUS Y NON RITE ADIMPLETI CONTRACTUS

Ambas excepciones carecen de una regulación expresa en el Código Civil, si bien existen algunas manifestaciones concretas de la exceptio non adimpleti contractus relativas al contrato de compra y venta (artículos 1466, 1467, 1500 y 1503 del Código Civil). Esta ausencia de previsión legal, que también se da en el ordenamiento francés, contrasta con la mayoría de ordenamientos de nuestro entorno, en los que sí se regulan expresamente estas excepciones[1]. Igualmente, en el ámbito internacional, tanto los Principios Unidroit sobre Contratos Comerciales Internacionales (“Principios Unidroit”)[2], como los Principios de Derecho Europeo de los Contratos (“PECL”)[3] y el Marco Común de Referencia para el Derecho Privado Europeo (“DCFR”)[4] regulan expresamente esta cuestión.

En cualquier caso, como veremos, la ausencia de una regulación legal expresa no ha planteado especiales problemas en nuestro ordenamiento, dado que la jurisprudencia se ha encargado de configurar y desarrollar estos mecanismos de defensa en el marco de los contratos sinalagmáticos. Y ello con fundamento en el principio de equivalencia, característico del vínculo sinalagmático[5], y con apoyo en los artículos 1100, 1124 y 1308 del Código Civil, en el caso de la exceptio non adimpleti contractus[6], y 1157 y 1169, en el caso de la exceptio non rite adimpleti contractus.

En el presente artículo se analizarán: (i) el ámbito de aplicación y los presupuestos de cada una de las excepciones; (ii) sus efectos jurídicos; y (iii) la vía procesal adecuada para su ejercicio.

 

ÁMBITOS DE APLICACIÓN Y PRESUPUESTOS

La jurisprudencia y la doctrina distinguen entre la exceptio non adimpleti contractus y la exceptio non rite adimpleti contractus en función de la gravedad del incumplimiento[7]. Así, para ESCRIHUELA MORALES, la diferencia entre ambas excepciones radica en sus presupuestos, pues, mientras la exceptio non adimpleti contractus supone que el actor no ha cumplido ni ofrecido su prestación, la non rite adimpleti contractus supone que la ha realizado, pero inexactamente, de manera parcial o defectuosa[8].

Por lo tanto, los presupuestos para el ejercicio de ambas excepciones son, de manera resumida, los siguientes:

–  Que exista un contrato bilateral que imponga obligaciones a ambas partes. Es preciso estar en presencia de obligaciones recíprocas nacidas de una relación sinalagmática, vencidas y exigibles, pero aún no satisfechas.

–  Que el deudor demandado no venga obligado a cumplir primero. En efecto, la exceptio solo estará disponible para los obligados al cumplimiento simultáneo[9] o, en su caso, para el obligado a cumplir en segundo lugar[10]. A este respecto, cuando se trate de obligaciones periódicas, y a pesar de que las prestaciones recíprocas venzan en momento distintos, la parte que deba cumplir en primer lugar podrá oponer la exceptio con base en los incumplimientos anteriores de la contraparte[11].

–  Que exista un incumplimiento, o un cumplimiento defectuoso, de la parte que exige el cumplimiento, y que dicha parte no haya ofrecido remediar el mismo[12]. Además, el incumplimiento, ya sea total o parcial, deberá reunir determinados requisitos:

  • En el caso de la exceptio non adimpleti contractus, el incumplimiento deberá ser esencial. Este requisito se vincula a la obligación general de ejercicio de los derechos conforme a la buena fe, prevista en el artículo 7.1 del Código Civil[13]. El incumplimiento se debe referir a una obligación básica, de forma que no basta el cumplimiento defectuoso de la prestación, ni el incumplimiento de prestaciones accesorias o complementarias[14], en cuyo caso operaría la exceptio non rite adimpleti contractus. CARRASCO enfatiza que el análisis en este punto se debe centrar en determinar si el incumplimiento de la prestación a cargo del acreedor demandante, por su importancia, justifica que el deudor demandado deje de cumplir la suya, y no tanto en la interdependencia entre ambas prestaciones[15].
  • En el caso de la exceptio non rite adimpleti contractus, se exige que las deficiencias alegadas por el excipiens revistan cierta importancia o trascendencia. Así, de manera similar a lo visto en el caso anterior, para no conculcar el principio de buena fe y el principio de conservación de los contratos, el éxito de esta excepción se condiciona a que los defectos tengan la suficiente entidad en relación con la finalidad perseguida y con la facilidad o dificultad de su subsanación. De lo que se infiere la imposibilidad de su alegación cuando lo mal realizado u omitido carezca de suficiente entidad en relación con lo bien ejecutado, y el interés del excipiens quede satisfecho con la prestación ejecutada[16]. 

Verificados los anteriores presupuestos, se desplegarán los efectos jurídicos de las excepciones, que pasamos a analizar a continuación.

 

EFECTOS JURÍDICOS

Ambas excepciones presentan también ciertas diferencias en cuanto a sus efectos. Así, mientras que la exceptio non adimpleti contractus permite al deudor demandado defenderse mediante la paralización o neutralización del derecho del acreedor demandante, la exceptio non rite adimpleti contractus le permite obtener la realización de las operaciones correctoras precisas o la reducción del precio[17].

Como decíamos, la excepción de contrato no cumplido cabe cuando el acreedor exige el cumplimiento sin haber cumplido ni ofrecido cumplir su prestación. En este caso, el deudor puede, mediante esta excepción, oponerse y rechazar la acción de cumplimiento planteada de contrario, siempre que se trate del incumplimiento de una obligación básica del contrato. Esta excepción enerva la reclamación hasta que el demandante realice la prestación incumplida, de forma que su aplicación provoca la suspensión del cumplimiento de la obligación a cargo del demandado.

Si en ese estado de cosas se genera una situación irreversible, por darse uno de los llamados incumplimientos esenciales, o la frustración del fin del contrato, estaremos ante un incumplimiento resolutorio y cabrá acudir a la vía del artículo 1124 del Código Civil, a través de las acciones pertinentes, de cumplimiento o de resolución y, en ambos casos, de indemnización[18].

Por su parte, la excepción de contrato no cumplido adecuadamente cabe cuando el demandante solo ha cumplido su prestación parcialmente, o de manera defectuosa (en cantidad, calidad, manera o tiempo), pudiendo el demandado rehusar el cumplimiento de su contraprestación hasta que sean rectificados los defectos, o las obligaciones sean cumplidas íntegramente. La consecuencia jurídica en caso de verse estimada esta excepción será la subsanación de lo defectuosamente ejecutado, bien mediante la reparación in natura, bien a través de la oportuna reducción del precio[19].

 

EJERCICIO DE LAS EXCEPCIONES, RECONVENCIÓN Y CARGA DE LA PRUEBA 

Tanto la exceptio non adimpleti contractus como la exceptio non rite adimpleti contractus son excepciones materiales[20] que se configuran como medios de oposición a la demanda, que permiten al demandado paralizar la pretensión del demandante[21]. Con ellas se busca, en definitiva, una absolución de la demanda[22], con la correspondiente exoneración de la obligación de pago[23].

Sin perjuicio de lo anterior, la doctrina y la jurisprudencia indican que la vía procesal adecuada en muchos casos no pasa simplemente por contestar la demanda, sino que debe verificarse la oposición también por la vía de la reconvención. Esto es evidente cuando nos encontramos ante un incumplimiento resolutorio del actor que da lugar al ejercicio por el demandado de una acción de cumplimiento o resolución, con indemnización en ambos casos, del artículo 1124 del Código Civil. Además, en ocasiones, también se ha exigido reconvenir cuando lo que se pretendía era la reparación in natura[24] o la reducción del precio[25] por la vía de la exceptio non rite adimpleti contractus.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El Constitucional dicta sentencia sobre Lexnet por inducción a error e indefensión

El Constitucional dicta sentencia sobre Lexnet por inducción a error e indefensión

Redacción editorial Manuel Rodríguez Domínguez   Estimado el recurso de amparo presentado por una abogada laboralista, al verse perjudicada por la plataforma Lexnet, causándole indefensión  (art. 24.1 CE) . La abogada en el intento de registro de recurso de casación para la unificación de doctrina, fue considerado como recurso de casación común. El Tribunal Constitucional considera que Lexnet “no es ... Leer Más »

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

¿Cómo puede el abogado refutar los argumentos adversos?

Por Oscar León Refutar, palabra procedente del verbo latino refutare, viene a significar rechazar, destruir o desbaratar, definiéndose en nuestro diccionario como contradecir impugnar con argumentos o razones lo que otros dicen. En base a ello, la refutación supone una negación u objeción para, posteriormente, pasar a esgrimir las razones que justifican dicha oposición. Igualmente, puede definirse como un argumento ... Leer Más »

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

¿Cómo se solicita la triple de la mayor? Estado actual y propuestas de futuro

Por Puerto Solar Calvo. Jurista de Instituciones Penitenciarias. Doctora en Derecho   En breve: El presente trabajo pretende aportar una visión actual sobre la aplicación del artículo 76 del Código Penal de acuerdo con la jurisprudencia más reciente en la materia. La necesidad de trabajar por el retorno social de los condenados a pena privativa de libertad, promueve que busquemos la ... Leer Más »

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Las relaciones laborales en las nuevas plataformas digitales

Por Alberto González Gómez. Director GD Legal Laboral.   En breve: Los últimos conflictos laborales con los riders de Glovo y Deliveroo han puesto el foco en un debate que ya se encontraba abierto en el ámbito jurídico. Estamos ante el reto improrrogable de regular los nuevos modos de prestación de servicios en las plataformas digitales para poder encuadrarlos dentro de ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist