Connect with us

Artículos jurídicos

La Gestión del Conocimiento en los Despachos de Abogados.

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado





 

I.- Introducción:

 Aunque de forma incipiente, el sector de la abogacía se está planteando la necesidad de gestionar sus recursos con criterios de gestión empresarial y empieza a pensar en decisiones estratégicas y en como gestionar sus activos para obtener un mejor resultado. Empiezan a existir esfuerzos teóricos de sistematización, artículos, cursos, etc…pero todavía hoy resulta muy nuevo hablar de Gestión del Conocimiento en la Abogacía.





Nada nuevo, no hay excesiva novedad en la esencia de lo que vamos a hablar, los abogados siempre han vivido de gestionar su conocimiento, el abogado vende lo que sabe, en eso consiste nuestro negocio, en vender conocimiento, es sencillo y rentable, o al menos lo era hasta hace poco. Pero la sociedad avanza muy deprisa, de pronto las leyes se han multiplicado exponencialmente, han surgido nuevas especialidades consecuencia de nuevas necesidades del mercado, (el derecho de nuevas tecnologías, los profundos cambios experimentados por el desarrollo del derecho de propiedad intelectual, industrial, etc…).

 Curiosamente, a la vez,  la facilidad de acceder a la información de ha incrementado notablemente, Internet es la biblioteca del mundo: allí está todo, también existen libros, revistas, repertorios de jurisprudencia y legislación, editoriales, paginas web, cursos, etc… existe una avalancha de información difícil de clasificar y de evaluar, el abogado individual se halla ante muchos problemas para controlar toda la información relativa al derecho, incluso en los casos de los abogados individuales súper especializados, resulta difícil controlar y validar las ingentes cantidades de información que golpean a la puerta de nuestros despachos y nuestras mentes de forma constante.

Indudablemente nos ha surgido una nueva necesidad: clasificar y controlar la nueva información que nos llega,  entenderla, hacerla nuestra, y conseguir venderla, es como una industria, necesitamos materia prima, (datos nuevos) para elaborarla en nuestra cadena de producción (mente / organización), de la que surgirá un nuevo producto que vender al mercado.

La diferencia es que antes ni la sociedad ni el derecho evolucionaban tan rápidamente, y por lo tanto era fácil gestionar este proceso de forma intuitiva, casi automática, inconsciente.

Además este proceso era simple porque abarcaba sólo la mente del abogado individual, hoy a nuestro problema hay que añadirle el fenómeno organizativo, en su variante más primaria o más sofisticada, pero hoy hay que gestionar este problema en el seno de una estructura o de una organización. A este problema es al que la sociedad y no sólo los abogados, denominamos gestión del conocimiento

(…)Ver Texto íntegro en documento adjunto

¿Quieres seguir leyendo?

Accede a todo nuestro contenido premium por sólo 10.90€ al mes.

Lo quiero


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!