Connect with us

Artículos jurídicos

Nueva Ley de Startups: clave para situar a España a la vanguardia del emprendimiento



En Breve:

El régimen jurídico actualmente aplicable a las startups no tiene en cuenta las particularidades de estas empresas emergentes de base tecnológica e impone requisitos excesivamente gravosos para sus innovadores modelos de negocio. Por ello, el sector se inclina al establecimiento de medidas flexibles a través de una nueva “Ley de fomento del ecosistema de Startups” que facilite el acceso a la financiación y simplifique las trabas administrativas.

Ha llegado el momento de tomar acción, acometer iniciativas políticas concretas y promover un marco legal adecuado para posicionar a las startups en el centro de la innovación, de la generación de riqueza económica y de la creación de empleo.





 

La Ley de Startups vuelve a ser noticia





La creación de empresas tecnológicas, con alto potencial de crecimiento, se considera uno de los pilares sobre los que se basa el crecimiento económico, la innovación y la competitividad de la economía, por su contribución a la creación de empleo y su capacidad de generar alto valor añadido.

Existe un consenso general en el sector del emprendimiento de base tecnológica en España sobre la necesidad de tomar acción, acometer iniciativas políticas concretas y promover un marco legal adecuado para el desarrollo de las startups, abogando por una agilización y una simplificación normativa que garantice la flexibilidad y el dinamismo adecuado para el desarrollo de estas empresas emergentes.

La estrategia “España Nación Emprendedora” tiene como objetivo fomentar el ecosistema emprendedor y promover la adopción de una ley que reconozca la naturaleza única de las startups[1].  Así, el Ministerio de Economía y Empresa, a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital estaría elaborando un anteproyecto de “Ley de fomento del ecosistema de Startups” [2]. El trámite de consulta pública previa[3], se cerró el pasado 25 de enero de 2019, tras recabar la opinión de los sujetos afectados y organizaciones representativas, con la recepción de más de 200 propuestas. Por otro lado, la “Estrategia PYME 2030” de abril 2019 del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, elaborada por la Secretaría General de Industrial y de la pequeña y mediana empresa, también apunta a la necesidad de desarrollar un “estatuto” que responda a las necesidades de las Startups[4], así como subrayar la necesidad de flexibilizar el cumplimiento de normativas pensadas para empresas ya establecidas.

Para no retrasarnos más en innovación respecto a otros países desarrollados, es urgente una planificación política emprendedora duradera para impulsar el fortalecimiento del ecosistema emprendedor de base tecnológica en España. En estos primeros días del año 2020, el debate sobre la nueva Ley de Startups vuelve a ser noticia, generando un notable optimismo en el sector.

...

¿Quieres seguir leyendo?

Suscríbete a Economist & Jurist desde

9.99€/mes+ IVA