Connect with us

Casos judiciales reales

Delito de malos tratos habituales en el ámbito familiar. Inicio por denuncia. Denegación de orden de protección. Sobreseimiento y archivo de la causa. (Caso real)



El caso

Supuesto de hecho

Madrid, 01-08-2016





D. Alberto y D. María contraen matrimonio en el 2005 en su país de origen, La República Dominicana. En el año 2007 se trasladan a vivir a Madrid.





El 1 de agosto de 2016 D. Alberto le comunica D. María su intención de poner fin al vínculo matrimonial y le solicita el divorcio, D. María no desea poner fin al matrimonio y sospecha que la decisión de D. Alberto se debe a que mantiene una relación sentimental con otra mujer. Desde ese momento se suceden diversas discusiones y peleas entre la pareja con episodios de malos tratos psicológicos, verbales, e incluso en una ocasión D. Alberto terminó con una lesión leve que precisó de asistencia médica. La Guardia Civil intervino en varias ocasiones, levantando acta de todo lo sucedido. 

Objetivo. Cuestión planteada

Conseguir una orden de protección contra D. María para acabar con los episodios violentos.

Poner fin al vínculo matrimonial mediante divorcio.

Que D. María abandone la vivienda familiar, de propiedad privativa de D. Alberto.

La estrategia. Solución propuesta

El abogado de la acusación particular se centra en demostrar que hay indicios fundados de la comisión de un delito de malos tratos habituales por parte de la esposa de D Alberto y que existe una situación objetiva de riesgo para éste que puede poner en peligro su integridad física debido a las constantes amenazas perpetradas por la denunciada.

Documentos jurídicos

El procedimiento judicial

  • Orden Jurisdiccional: Penal
  • Juzgado de inicio del procedimiento: Juzgado de Instrucción nº3 de Valdemoro
  • Tipo de procedimiento: Juicio rápido
  • Fecha de inicio del procedimiento: 09-09-2016

Partes

Acusación particular:

Don Alberto

Acusada:

Doña María

Ministerio Fiscal:

Defensor judicial

Peticiones realizadas

Acusación particular:

La acusación particular solicita orden de protección con orden de alejamiento de 500 metros del lugar de residencia de D. Alberto.

Que se le atribuya el uso y disfrute de la vivienda familiar, que es privativa de D. Alberto.

Acusada:

La defensa solicita que no se dicte orden de protección al no haber existido intencionalidad y no haber indicio racional de la comisión del delito.

Que se le deniegue el uso y disfrute exclusivo de la vivienda familiar al denunciante, ya que la acusada no tiene otro lugar donde vivir.

Ministerio Fiscal:

Solicita la denegación de la orden de protección solicitada por la acusación porque no resultan acreditados los requisitos necesarios.

Sobreseimiento provisional de las actuaciones dado la falta de acreditación de la comisión un delito.

 Argumentos

...

¿Quieres seguir leyendo?

Suscríbete a Economist & Jurist desde

9.99€/mes+ IVA