Inicio » Casos judiciales reales » Demanda de juicio verbal en reclamación de cantidad por daños de mercancías en local y lucro cesante por fuga de agua en la vivienda del piso superior. Responsabilidad extracontractual
Demanda de juicio verbal en reclamación de cantidad por daños de mercancías en local y lucro cesante por fuga de agua en la vivienda del piso superior. Responsabilidad extracontractual

Demanda de juicio verbal en reclamación de cantidad por daños de mercancías en local y lucro cesante por fuga de agua en la vivienda del piso superior. Responsabilidad extracontractual

Para leer el caso completo pinche aquí

Documentos jurídicos

El caso

Supuesto de hecho.

Madrid, 19-05-2017

El 19 de mayo de 2017 se produjo una rotura de termo eléctrico de una vivienda situada encima de un local de negocio dedicado a la actividad de farmacia. La citada rotura ocasionó un desbordamiento de agua, causando daños en el local tanto en el continente como en las mercancías y productos habidos en el mismo.

Los daños en el continente fueron atendidos por la parte demandada. Sin embargo, los daños en las mercancías no fueron considerados por el dueño de la vivienda, cuyo valor fue cuantificado en 1.808,05. Asimismo, se reclama el lucro cesante ocasionado al negocio, puesto que el suministro eléctrico fue interrumpido, afectando al normal funcionamiento de la farmacia al día siguiente del siniestro, circunstancia que se valoró en 308,11 euros de pérdida en cuanto a venta de medicamentos.

La compañía de seguros de la farmacia le abonó las pérdidas de mercancías, no así la pérdida de beneficios o lucro cesante.

El afectado por los daños, afirma haber reclamado al dueño de la vivienda en dos oportunidades el pago de dichas cantidades, pero todo intento fue infructuoso, por lo que el 30 de octubre de 2017 se interpone demanda de juicio verbal para requerir al pago de la cantidad de 308,11 euros al dueño de la farmacia en concepto de pérdida de beneficios de facturación y 1.808,05 euros a la compañía aseguradora, ya que al haber abonado la indemnización se subrogó en los derechos de su asegurado a reclamar la cuantía de los daños.

Objetivo. Cuestión planteada.

Se interpone la demanda con el objeto de recuperar el valor de las pérdidas materiales ocasionadas  por el desbordamiento de agua en la vivienda del piso superior al local donde se encuentra la farmacia.

La estrategia. Solución propuesta.

La demanda es formulada tanto por el dueño de la farmacia como por la compañía aseguradora que abonó el valor de las mercancías perdidas por el siniestro, de este modo se subrogó en el derecho del asegurado por reclamar dicha indemnización al dueño de la vivienda donde se originó el siniestro, tal como establece el art. 43 de la Ley del Contrato de Seguro.

Por otro lado, en base a los arts. 1.902 y 1.903 del Código Civil, se reclama al propietario de la vivienda que cumpla con su obligación de reparar el daño causado derivado de la responsabilidad extracontractual.

El procedimiento judicial

  • Orden Jurisdiccional: Civil
  • Juzgado de inicio del procedimiento: Juzgado de Primera Instancia nº5 de Madrid.
  • Tipo de procedimiento: Juicio Verbal.
  • Fecha de inicio del procedimiento: 30-10-2017

Partes

Parte Demandante:

Don Alberto (dueño de la farmacia)

“SEGUROS S.A.”

Parte demandada:

Don Manuel (propietario de la vivienda)

Peticiones realizadas

Parte Demandante:

Que se cite a las partes para la celebración del juicio.

Que se dicte sentencia que condene a Don Manuel a abonar a Don Alberto la cantidad de 308,11 euros y a “SEGUROS S.A.” la cantidad de 1.808,05 euros, más los intereses legales.

Que se condene en costas a la parte demandada.

Parte demandada:

Que se desestime íntegramente la demanda presentada por Don Alberto y “SEGUROS S.A.”.

Que se condene en costas a la parte demandante.

 

Argumentos

Parte Demandante:

La demandante presenta junto con la demanda un informe pericial detallado que efectúa una valoración de las pérdidas materiales causadas por el siniestro.

Por otro lado, las peticiones se argumentan en torno a la obligación de reparar el daño causado por culpa o negligencia, que establecen los arts. 1.902 y 1.903 del Código Civil. Siendo esta obligación, exigible no sólo por los actos u omisiones propios, sin por los de aquellas personas de quien se debe responder. De este modo, el responsable de dicha obligación de reparar es el propietario de la vivienda, independientemente de si la misma se encuentra arrendada o no.

Asimismo y en virtud al art. 42 de la Ley de Contrato de Seguro, el asegurador, una vez pagada la indemnización, podrá ejercitar los derechos y las acciones que por razón del siniestro correspondieran al asegurado frente a las personas responsables del mismo. Es por ello y tras haber abonado a su asegurado la indemnización en aras de la cumplimentación de la condiciones de la Póliza, la aseguradora se subrogó en los derechos de su asegurado y reclama la cuantía indemnizada.

 Parte demandada:

La parte demandante, presenta escrito de oposición manifestando que se reparó todos los daños del continente en cuanto tuvo conocimiento de los mismos, y como prueba de ello presenta las facturas de las reparaciones.

Por otro lado, manifiesta que no se efectúa la preceptiva declaración de preexistencia de las mercancías que incumbe al asegurado, tal como establece el art. 38 de la Ley de Contrato de Seguro. Afirma esta parte, que el informe pericial presentado por la demandante se trata de un mero listado de medicamentos que la demandante manifiesta haber tenido, pero no se aporta prueba alguna de que efectivamente dicho material se encontrara en el local el día del siniestro.

En lo referente a la estimación del lucro cesante, afirma que el informe se centra en unas ventas estimativas que la farmacia no pudo realizar no en los supuestos beneficios que dejó de obtener, puesto que el beneficio de un día de facturación es el resultado de las ventas menos el costo del producto, algo que no se ha tenido en cuenta según la demandada.

Respecto a los requerimientos previos, afirma que en ningún momento la actora se ha puesto en contacto con la demandada para llegar a un acuerdo, y que presenta como prueba unas cartas que no llevan acuse de recibo que demuestre que la notificación fue efectiva.

Normas y artículos relacionados
Documental aportada

Parte Demandante:

  • Póliza de seguro del local.
  • Informe pericial.
  • Copia de la trasferencia bancaria del pago realizado por “SEGUROS S.A.” por importe de 1.808,05 euros.
  • Nota del registro de la propiedad, donde consta que el demandado es el propietario de la vivienda.
  • Cartas de reclamación al demandado.

Parte demandada:

  • Factura y comprobante de pago de los arreglos de los daños causados en el local.

Prueba

  • Documentos aportados.
  • Pericial.

Resolución Judicial

Fecha de la resolución judicial: 29-06-2018

Fallo o parte dispositiva de la resolución judicial:

La sentencia estima la demanda formulada por la actora, condenando a la parte demandada a pagar a Don Manuel la cantidad de 308,11 euros y a “SEGUROS S.A.”, la suma de 1.808,05 euros. Las anteriores cantidades habrán de ser incrementadas con los intereses legales correspondientes desde la fecha de la reclamación judicial y hasta su completo pago y todo ello con expresa imposición de las costas causadas en esta instancia a la demandada.

Fundamentos jurídicos de la resolución judicial:

La resolución judicial se fundamenta en numerosos pronunciamientos del Tribunal Supremo, que establece como presupuestos para que pueda apreciarse la responsabilidad aquiliana: una acción u omisión generadora de una conducta imprudente o negligente, la causación de un daño o lesión y la relación de causa-efecto entre la acción y el daño.

Dicha doctrina ha explicitado también que la aplicación de aquella norma requiere, por regla general, la necesidad ineludible de un reproche culpabilístico al eventual responsable del resultado dañoso, y si bien es cierto que la jurisprudencia ha evolucionado en el sentido de objetivizar la responsabilidad extracontractual, no lo es menos que tal cambio se ha hecho moderadamente, recomendando una inversión de la carga de la prueba y acentuando el rigor de la diligencia requerida, según las circunstancias del caso, de manera que ha de extremarse la prudencia para evitar el daño, pero sin erigir el riesgo en fundamento único de la obligación de resarcir y sin excluir, en todo caso y de modo absoluto, el clásico principio de responsabilidad culposa; así pues,  la jurisprudencia ha ido evolucionando hacia una minoración del culpabilismo originario, hacia un sistema que, sin hacer plena abstracción del factor moral o psicológico y del juicio de valor sobre la conducta del agente, viene a aceptar soluciones cuasi objetivas, demandadas por el incremento de las actividades peligrosas propias del desarrollo tecnológico y por el principio de ponerse a cargo de quien obtiene el beneficio o provecho, la indemnización del quebranto sufrido por el tercero, habiéndose producido el acercamiento a la responsabilidad por riesgo.

Además, el propio Alto Tribunal ha precisado que si bien el art. 1.902 del Código Civil descansa en un principio básico culpabilista, no es permitido desconocer que la diligencia requerida comprende no sólo las prevenciones y cuidados reglamentarios, sino además todos los que la prudencia imponga para prevenir el evento dañoso, con inversión de la carga de la prueba y presunción de conducta culposa del agente, así como la aplicación, dentro de unas prudentes pautas, de la responsabilidad basada en el riesgo, aunque sin erigirla en fundamento único de la obligación de resarcir, todo lo cual permite entender que para responsabilizar una conducta, no sólo ha de atenderse a esa diligencia exigible según las circunstancias personales, de tiempo y lugar, sino además, al entorno físico y social donde se proyecta la conducta, para determinar si el agente obró con el cuidado, atención y perspectiva apropiados y con la reflexión necesaria para evitar el perjuicio.

Por lo que se refiere al vínculo causal entre la acción u omisión de los accionados y el resultado dañoso, el propio TS ha precisado, en sentencia de 29 de mayo de 1995, que indiscutida doctrinal y jurisprudencialmente la tendencia objetivadora de la responsabilidad, en todo caso se precisa la existencia de una prueba terminante relativa al nexo entre la conducta del agente y la producción del daño, de tal forma que haga patente la culpabilidad que obliga a repararlo, y esta necesidad de una cumplida justificación no puede quedar desvirtuada por una posible aplicación de la teoría del riesgo, la objetivación de la responsabilidad o la inversión de la carga de prueba, aplicables en la interpretación del art. 1.902 del CC, pues el cómo y el porqué se produjo el accidente constituyen elementos indispensables en el examen de la causa eficiente del evento dañoso.

En el presente caso, tras una valoración en conjunto de la prueba practicada se concluye que la causa de los daños detectados en la vivienda asegurada por “SEGUROS S.A.” se sitúa en la rotura de un termo eléctrico ubicado en el inmueble del demandado, lo que motivó un desbordamiento de agua que causó daños en las mercancías existentes en el local del demandante y, en concreto, resultaron afectadas las vacunas y los medicamentos que estaban en el interior del refrigerador, las cuales se perdieron ya que no hubo corriente eléctrica desde la tarde del 19 de mayo hasta la tarde del 21 de mayo en que fue reanudada. Igualmente, se produjo una pérdida de beneficios al no poder desarrollarse la actividad al día siguiente del siniestro. El perito ratificó, en el acto del juicio, que comprobó la causa de los daños así como la existencia previa de los elementos estropeados, habiéndole aportado, a tal fin, el asegurado un albarán de entrega del proveedor de todas las vacunas y los elementos refrigerados. Asimismo, el perito aseguró que en la zona donde cayó el agua había una nevera con elementos refrigerados que, con el agua, se quedó sin corriente, valorando las pérdidas causadas a la farmacia por haber tenido que cerrar durante dos días en la suma de 308,11 euros y en 1.808,05 euros el importe de las mercancías dañadas.

La prueba pericial practica a instancias de los actores no ha resultado desvirtuada por la demandada, quien, a pesar de sus manifestaciones no ha probado que los cálculos del Perito sean inexactos o desproporcionados (art. 217 LEC).

En virtud de lo anterior, cabe estimar la demanda origen de autos.

Respecto a las costas de esta instancia, habrán de ser impuestas a la parte demandada a tenor del criterio objetivo del vencimiento que rige en nuestro ordenamiento jurídico procesal (art. 394 LEC).

Jurisprudencia

Formularios jurídicos relacionados con este caso
Biblioteca
Libros
Artículos jurídicos

Casos relacionados

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Hay incumplimiento contractual en un caso de vientre de alquiler en el que los contratantes no vieron satisfecha su pretensión de tener un hijo. Deberán ser indemnizados. Economist & Jurist accede al expediente y analiza los documentos

Hay incumplimiento contractual en un caso de vientre de alquiler en el que los contratantes no vieron satisfecha su pretensión de tener un hijo. Deberán ser indemnizados. Economist & Jurist accede al expediente y analiza los documentos

FECHA DE RESOLUCIÓN DEL CASO: 22-12-2017 VER CASO COMPLETO VER MAS CASOS Documentos originales presentados en el juzgado Visualización de documentos: 1.  Demanda de Modificación de Medidas y Medidas Provisionales Coetáneas. 2.  Decreto admisión a trámite de la demanda. 3.  Contestación a la demanda por adversa. 4.  Escrito informando sobre cambio de domicilio de adversa. 5.  Escrito sobre hechos nuevos. Adquisición ... Leer Más »

Demanda de juicio monitorio para reclamar impago de cuotas de la comunidad de propietarios. Oposición de la demandada. Sobreseimiento y archivo de la causa

Demanda de juicio monitorio para reclamar impago de cuotas de la comunidad de propietarios. Oposición de la demandada. Sobreseimiento y archivo de la causa

Sumario:  El caso Supuesto de hecho Objetivo. Cuestión planteada La estrategia del Abogado El procedimiento judicial Partes Peticiones realizadas Argumentos Documental aportada Prueba Resolución judicial Jurisprudencia relacionada con el caso Documentos jurídicos Biblioteca Formulario: Demanda de juicio monitorio   EL CASO Supuesto de hecho Sevilla, 14-11-2017 La entidad “SIGMA S.L.” es propietaria de unos locales de oficinas y unos garajes pertenecientes ... Leer Más »

Una mujer es condenada a 6 meses de cárcel por robar en un supermercado y enfrentarse a los vigilantes. Caso Real con toda su documentación original

Una mujer es condenada a 6 meses de cárcel por robar en un supermercado y enfrentarse a los vigilantes. Caso Real con toda su documentación original

CONSULTE EL CASO COMPLETO AQUÍ FECHA DE RESOLUCIÓN DEL CASO: 16-04-2018 1.  Acusación 2.  Escrito realizado por la defensa como contestación a la acusación particular 3.  Requerimiento a las partes 4.  Auto 5.  Sentencia 6.  Apelación 7.  Respuesta a la apelación 8.  Denegación de suspensión de la pena 9.  Liquidación de la pena 10.  Diligencia de Ordenación 11.  Auto   El ... Leer Más »

Caso Real con documentación original. Despido por recesión empresarial. Reclamación en concepto de liquidación, finiquito, salarios de tramitación y mora

Caso Real con documentación original. Despido por recesión empresarial. Reclamación en concepto de liquidación, finiquito, salarios de tramitación y mora

Para leer el caso completo pinche aquí Documentos jurídicos Visualización de documentos: 1.  Carta de despido 2.  Papeleta de conciliación 3.  Demanda despido 4.  Sentencia FECHA DE RESOLUCIÓN DEL CASO: 28-02-2019 El caso Supuesto de hecho. Madrid, 24-07-2018 Con fecha 24-7-18 tuvo entrada al Juzgado la demanda formulada por la parte actora por el concepto de DESPIDO IMPROCEDENTE, con acumulación de reclamación ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist