Connect with us

Economía

El Congreso convalida la reforma laboral con ‘photo finish’

El texto, que no se va a tramitar como Proyecto de Ley, sale adelante por un solo voto de diferencia

La bancada socialista celebra la convalidación de la reforma laboral (Foto: Google)

Redactor de Economist & Jurist

Tiempo de lectura: 5 min



Economía

El Congreso convalida la reforma laboral con ‘photo finish’

El texto, que no se va a tramitar como Proyecto de Ley, sale adelante por un solo voto de diferencia

La bancada socialista celebra la convalidación de la reforma laboral (Foto: Google)



Hoy se ha vivido en el Congreso una tarde no apta para cardiacos. El Congreso de los Diputados ha convalidado la reforma laboral con 175 votos a favor y 174 en contra, uno de diferencia. En total han votado a favor 169 diputados presentes más nueve emitidos telemáticamente, mientras que entre los votantes del “no” había 166 presentes y nueve telemáticos.

Tan ajustada ha quedado la votación que la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, llegó a decir que el decreto quedaba derogado, lo que hizo estallar de alegría a los diputados de PP y Vox. Sin embargo, los servicios jurídicos de la Cámara informaron inmediatamente de que había quedado convalidado. La alegría pasó a los diputados que habían votado a favor, algunos de los cuales han celebrado el resultado entre gritos de «sí se puede».



Meritxell Batet, presidenta del Congreso. (Foto: Google)

Por si esto fuera poco, al final la reforma laboral ha sido convalidada porque un diputado del PP, Alberto Casero se ha equivocado al votar de forma telemática. De no hacer sido así, la reforma laboral no habría salido adelante, ya que lo dos diputados de UPN, cuyo partido les había ordenado que votaran a favor, se han saltado la disciplina de voto y han votado no.

Además, en lo que se puede considerar otra victoria para el Gobierno, el Decreto no se va a tramitar como Proyecto de Ley, tal como habían pedido algunos grupos. De haber sido así, se podrían haber incluido enmiendas en el mismo durante la tramitación parlamentaria. Esto hubiera sido problemático porque el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ya había dejado claro que no aceptaría cambio alguno en el texto pactado con los sindicatos.

Además, el texto aprobado hoy en el Congreso ya había sido enviado a Bruselas para poder recibir los fondos de recuperación de Bruselas. No está claro cómo habría sentado que el texto al que ya dieron el visto bueno hubiera sido modificado. Una de las condiciones para liberar estos fondos era que la reforma laboral hubiera sido pactada con los agentes sociales.

Finalmente han apoyado la reforma PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PdCAT, Más País, Compromís, PRC, Teruel Existe, Coalición Canaria y Nueva Canarias. En contra se han manifestado PP, VOX, PNV, Bildu, Junts, CUP, BNG, Foro Asturias, ERC, los dos diputados de UPN y Grupo Mixto.

Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso. (Foto: Google)

En el pleno ha quedado patente la profunda brecha que se ha abierto entre algunos de los llamados socios de investidura y el Ejecutivo. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha calificado de “estafa” la reforma laboral fruto «no de un proceso de negociación sino de presión».

En su intervención, Rufián ha lamentado que la reforma se haya pactado de espaldas al Congreso y, tras señalar los puntos en los que no estaba de acuerdo, ha afirmado que “la pregunta no es por qué ERC no acepta la reforma laboral, sino por qué la aceptan PSOE y Unidas Podemos junto a Ciudadanos, la CEOE y la FAES».

Por lo que respecta al PNV, su portavoz, Aitor Esteban, ha valorado los consensos como el conseguido en el ámbito del diálogo social en torno a la reforma laboral, pero ha afeado al Gobierno que haya tratado de imponerlo en el Congreso. Durante su intervención en el debate de convalidación de la reforma laboral en el pleno de la Cámara, ha justificado su voto en contra al explicar que al PNV le «gustan los consensos y valora lo que se ha hecho en diálogo social, pero los consensos no se imponen y menos en el Parlamento».

Aitor Esteban, portavoz del PNV. (Foto: Google)

EH Bildu, el otro socio de investidura que va a votar “no” ha destacado que la reforma laboral no es el resultado del pacto de los representantes de los españoles, sino de personas que no han sido votadas. Para los abertzales, la norma tiene muchas y graves carencias.

A pesar de la dureza expresada por los tres partidos que han ayudado al Gobierno a sacar adelante normas tan importantes como los Presupuestos del Estado, ninguno ha querido quemar las naves y romper las relaciones con el Ejecutivo.

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, en unas declaraciones a TV3, ha realizado este jueves un llamamiento a «rehacer» el bloque de la investidura a partir de hoy, pese a que se convalide una reforma laboral sin su apoyo en el Congreso. “No se acaba el mundo”, ha dicho gráficamente Gabriel Rufián, que ha subrayado que son «conscientes de la alternativa», en referencia a PP y Vox.

Por si quedaba alguna duda sobre la relación del Gobierno con sus socios de investidura, el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha afirmado en declaraciones a TVE que ERC, EH Bildu y el PNV continuarán siendo los socios preferentes del Gobierno porque, a su juicio, hay otras fuerzas políticas con las que es «imposible hablar».

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos. (Foto: Google)

Un grupo que ha logrado un momentáneo protagonismo con esta reforma ha sido Ciudadanos, que ha votado “sí” al texto de la reforma. Su presidenta, Inés Arrimadas, ha puesto en valor este voto y ha destacado que, gracias a los nueve diputados de su formación, EH Bildu y ERC «no han conseguido meter las zarpas» en la reforma laboral y «han perdido poder de negociación». Para evitar equívocos, Arrimadas ha dejado claro que la votación de hoy no va a suponer un cambio de estrategia de la formación naranja con respecto del Gobierno.

Por lo que respecta al PP, no ha habido ninguna sorpresa, su voto negativo estaba cantado desde el primer momento. Su portavoz, Cuca Gamarra, ha acusado a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de haber «traicionado a los suyos» porque llegó al Gobierno «como la líder de los piquetes y para todos ellos (ahora) está al frente de la troika». Para la diputada del PP, esta «traición» explica que en su intervención para la defensa de esta norma este jueves en el Congreso de los Diputados estuviera «nerviosa» y «poco segura de sí misma», ya que sus socios de Gobierno han querido que pareciera «derrotada».

Cuca Gamarra, portavoz del PP. (Foto: Google)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha centrado su intervención en destacar las ventajas que, a su juicio, tiene la reforma laboral. En este sentido, ha citado los que considera los principales cambios legales: la recuperación de la ultraactividad de los convenios colectivos. ­»solo este precepto justificaría el sí a esta norma», dijo­; la vuelta a la prioridad aplicativa del convenio sectorial en materia retributiva, que según Díaz ha sido «el mecanismo más pernicioso de devaluación salarial de la reforma de 2012» y la contratación estable de los trabajadores de las subcontratas, que tendrán como referencia el contrato del sector y no de la empresa, a no ser que este último mejore las condiciones sectoriales.

Click para comentar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments