Inicio » Editorial » El poder judicial y el legislativo
El poder judicial y el legislativo

El poder judicial y el legislativo

Del poder legislativo emanan las normas de conducta (“norma agendi”) de carácter general. De las sentencias firmes y ejecutorias emanan normas que valen en su caso por sí mismas y su mandato concreto es rigurosamente operativo (“res judiciata pro habetur”). Pero conviene no confundirlas. Ni una Sentencia por si sola puede ser una norma general, ni una norma general (Ley) puede resolver y comporta en si misma ejecución en casos concretos, pues en el caso concreto puede incidir algo que jurídicamente obste a la aplicación de la norma. La norma general – Ley –  procede del poder legislativo. La norma concreta del judicial – Sentencia –  resolviendo una situación específica y concreta.

De ningún modo convendría que una Sentencia, ella solo, se convirtiera en norma general, porque en el caso concreto resuelto, concurren circunstancias y elementos determinados que pueden no concurrir o ser otros en otra situación distinta.

El poder judicial, tras el proceso, determina y genera una norma concreta, apreciando todo aquello que incide en el caso con visión plena en él y sus circunstancias (art. 3 Cc) específicas.

La seguridad jurídica exige imperiosamente que se guarde este respeto. Prescindir de esta distinción podría provocar – con evidente infracción de lo dispuesto en el art. 214 de la LEC – a tener que rectificar una propia sentencia.

 

José Juan Pintó Ruiz

Doctor en Derecho – Abogado

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

El llamado testamento genético

El llamado testamento genético

El artículo 327 del vigente Código Civil dispone que las actas del Registro Civil no serán operativas cuando se suscite contienda. Y esta “contienda” sustancialmente se resuelve, en muchos casos, en función de la realidad genética. Las habituales incineraciones y también la desaparición del cadáver del fallecido (accidente, simple declaración de fallecimiento del ausente, etc.) a veces imposibilitan resolver post ... Leer Más »

La coexistencia en España de diversos ordenamientos jurídicos

La coexistencia en España de diversos ordenamientos jurídicos

Lo que no es pero es de desear: Ante esta innegable realidad es útil esforzarse en facilitar al ciudadano un claro “saber a qué atenerse” como exige la seguridad jurídica y la paz social. Cuando las diferencias consistan en diversidad de plazos para el ejercicio de acciones, prescripción o caducidad, debería tenderse a unificar tales periodos de tiempo, salvo que ... Leer Más »

QUOD NATURA NON DAT SALAMANCA NON PRESTAT

QUOD NATURA NON DAT SALAMANCA NON PRESTAT

El bien inmenso del cariño, seguridad y edificación que la convivencia  con el fuerte amor del padre y la ternura de la madre comporta para el niño (tan humanamente necesitado de protección) quiebra cuando a aquél no ya solo se le priva de este bien, sino que se descompone, ideal y pseudotécnicamente, la génesis de su generación rompiendo el nexo ... Leer Más »

Morir y renacer

Morir y renacer

“El sistema económico, como el cuerpo humano, se resiste a morir. Cuando está agónico y aparece la más mínima oportunidad la aprovecha. Así sucede, de manera natural, en economía, cuando se pasa de la depresión a la recuperación. Esto es ley de vida. Sucede de manera espontánea” (Así se afirmaba certeramente en el acto académico conjunto entre la Fundación Tres ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist