Connect with us

Editorial

–ESTUDIA QUE ALGO QUEDA–

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado





 





 Afrontamos el –nuevo curso escolar– con el anuncio de retos legislativos nuevos: ley de acceso, relación laboral especial, ley de sociedades profesionales, reforma del Código Penal, reforma procesal (ahí es nada)

 

Mucho se está debatiendo  sobre si la nueva configuración de la abogacía con la laboralidad –a la cabeza– afectará  la esencia y sustancia de la profesión –matando– su tradicional carácter liberal. Y mientras grandes despachos y órganos rectores(tal y como corresponde) andan enfrascados en si, efectivamente, esto supondrá una  alteración visible de la liberalidad y de la abogacía tal y como se ha entendido desde antiguo, se nos están –escapando– otras reformas legislativas que, para empezar, nos van a poner a estudiar intensamente si no queremos perdernos en el –maremagnum– que supone nada menos que la modificación de  390 artículos, de los 827 que tiene la LEC, o de los 233 artículos, de un total de 998 en la LECR. (Es curioso que el texto procesal más moderno provoque más reforma que el centenario código criminal).

 

Seguramente estas últimas influirán más decididamente en la práctica diaria y el quehacer profesional que las primeras porque todavía hay un buen número de despachos que miran esto de la relación laboral –desde la barrera– , es decir, como si la cosa no fuera con ellos y lo que es obvio es que, por el contrario, las reformas procesales y sustantivas que se avecinan no pueden marginarse porque habrá que aplicarlas indeclinablemente cuando entren en vigor.

 

Mayor protagonismo para el Secretario Judicial, asignándole  toda la ejecución civil, ampliación de la posibilidad de oponerse en la ejecución provisional, cambio en el sistema de recursos, tanto en el proceso penal como en el civil, generalización de la doble instancia penal, grabación de los juicios penales, creación de los consejos de justicia y de los juzgados de proximidad, o responsabilidad penal de las personas jurídicas(me acucia la impaciencia por ver como puede materializarse lo último), decididamente,¡esto no ha hecho más que empezar!. No sabemos si estas nuevas leyes conseguirán mejorar el funcionamiento de la justicia pero una cosa sí es cierta: a estudiar toca y a adaptarse.

Nos espera un otoño intenso. Desde aquí, como siempre, intentaremos dar información puntual de todo lo que afecte al mundo jurídico pero ¡y lo bien que nos lo pasamos, qué!

 

callejos@difusionjuridica.es

 

¿Quieres seguir leyendo?

Accede a todo nuestro contenido premium por sólo 10.90€ al mes.

Lo quiero


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!