Connect with us

Editorial

Gasto social, ¿y la Justicia qué?

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado

 

El pasado 6 de marzo se presentó en un hotel de Madrid, el ‘Manifiesto por la despolitización y la independencia judicial’, firmado, a día de hoy, por más de 1.400 Jueces y Magistrados de toda España .
Yo no sé a ustedes pero, a mí me parece gravísimo que tan alto porcentaje (y seguirá creciendo) de los Jueces españoles sientan la necesidad de plantarse y exigir a los poderes públicos que de una vez, acometan la reforma estructural que requiere una buena Justicia, ágil y eficaz, como dicen pretender  muchas exposiciones de motivos. Los Jueces españoles  están hartos de la precariedad en que vive instalada la Administración de Justicia, al tiempo que se generaliza en el colectivo judicial la idea de que no hay un verdadero interés político en que este servicio público funcione eficazmente, y si no, para muestra, la flamante nueva oficina judicial. Y es que cada vez que se espolea la conciencia del o de los responsables de turno, el resultado es siempre el mismo: “pongamos grandes leyes en el Boletín Oficial del Estado”, cual si de panacea se tratara y asunto arreglado. Cambiemos el talante y dejémoslo ahí.
Sin embargo, mucho nos tememos, una vez más, que la nueva oficina judicial no funcionará o lo hará a trompicones y con muchas deficiencias, pues sin el necesario desembolso económico y su adaptación, incluso arquitectónica, estará abocada al fracaso desde antes de ponerse en marcha. Pero esto es sólo un ejemplo: inversión en Justicia del 1% frente al 3,5 % de otros países; ratio de jueces por habitante ridícula en comparación con la existente en otros países del entorno europeo, sistemas informáticos de andar por casa, (nada que ver con los de la Agencia Tributaria), excesiva burocratización, acusada politización del CGPJ……..
En fin, todo esto ha supuesto que un colectivo tradicionalmente sumiso y descoordinado  se vea obligado a redactar un Manifiesto y presentarlo a la opinión pública en un intento por clamar contra el estado en que se encuentra sumida la Justicia y reclamar los cambios que ésta necesita. Y todo ello, propiciado espontáneamente a través del foro informático judicial. ¿De verdad que no se van a atender las reclamaciones de la Carrera Judicial?
Urge asumir los puntos incluidos en el llamado Manifiesto por la despolitización y la independencia judicial, es de sentido común; urge que el  ciudadano interiorice que una cosa es el Poder Judicial (jueces y magistrados independientes que le resuelven sus pleitos) y,  otra, el órgano de gobierno de los Jueces en cuya composición inciden directamente los políticos al repartirse el ‘pastel’ en sus nombramientos; que cuando  claman al cielo cargando contra actuaciones de ciertos Jueces o determinadas resoluciones que puedan ser incompresibles, hay, por el contrario, miles de sentencias que no se cuestionan y, sin embargo, de estas no se habla en los medios……
¿A quién beneficia verdaderamente una Justicia eficiente? La respuesta es clara: al ciudadano. Porque, como apuntan en el manifiesto más de 1.400 Jueces, no hay gasto más social que invertir en Justicia; está en juego la libertad de las personas y sus derechos fundamentales, los derechos de las víctimas, el mercado inmobiliario, el sistema bancario, la morosidad, los derechos de los trabajadores, de los inquilinos, etc.
Y si esto es así, entonces ¿no será que el Poder Judicial es precisamente lo que el Poder ejecutivo de turno quiere que sea? Lamentable.

Soraya Callejo





...

¿Quieres seguir leyendo?

Aprovecha nuestra oferta estival

Suscríbete a Economist & Jurist Papel + Digital mensual por
19.99€/mes+ IVA
14.99€/mes + IVA
Lo quiero