Connect with us

Editorial

La coexistencia en España de diversos ordenamientos jurídicos

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: < 1 min

Publicado





Lo que no es pero es de desear:

  • Ante esta innegable realidad es útil esforzarse en facilitar al ciudadano un claro “saber a qué atenerse” como exige la seguridad jurídica y la paz social.
  • Cuando las diferencias consistan en diversidad de plazos para el ejercicio de acciones, prescripción o caducidad, debería tenderse a unificar tales periodos de tiempo, salvo que por excepción algo indispensable lo impida. Esta unificación de plazos generaría aquella serenidad y certeza que un Derecho serio y útil exige.
  • Las diferencias sustantivas deben ser ponderadas, tendiendo a sacrificar (salvo las indispensables que las hay) las más imperfectas o nocivas a las más perfectas o menos malas y más tendentes a la perfección y paz social. Y, por supuesto, que debe aspirarse a no mantener diferencia alguna que cree una situación peor para la autonomía que la mantenga. Mantener lo más nocivo es un injusto error.
  • Por encima de todo hay que mantener un único sistema de normas de conflicto, y fuentes del Derecho, interpretación y aplicación o determinación del derecho concreto, específico y una única Ley de Enjuiciamiento Civil y de Arbitraje.
  • Toda procedente incorporación de Derecho inspirado o promovido por la UE debe ser de aplicación en toda España.
  •  

    Y es que el Derecho es para la vida y no al revés.





     

    José Juan Pintó. Doctor en Derecho – Abogado

    ¿Quieres seguir leyendo?

    Accede a todo nuestro contenido premium por sólo 10.90€ al mes.

    Lo quiero


    Do NOT follow this link or you will be banned from the site!