Connect with us

Editorial

¿¡¡Qué de qué se quejan Jueces y Secretarios!!?

AUTOR
Redacción editorial
Tiempo de lectura: 2 min

Publicado





 

¿No hemos de ir siempre al  fondo del asunto? Podríamos quedarnos en la cómoda superficie del tema y concluir que los Jueces y Secretarios “están en pie de guerra” (si se me permite la expresión ciertamente bélica pero suficientemente gráfica) porque han sancionado a un compañero. Pero esto, además de suponer una burda y malintencionada simplificación del asunto, no sería cierto. Ya que nos ponemos, menester es buscar la causa para adoptar soluciones de una vez, salvo, claro está, que sea más beneficioso vender ante la opinión pública la idea de un pretendido corporativismo, buscado a propósito para seguir permaneciendo en la comodidad y en la rentabilidad que produce, según parece,  echar la culpa del desastre de la Justicia a los profesionales de la misma, sin dotarles de medios y aprovechando la ocasión para vilipendiarles frente al ciudadano.  Como si todo se arreglara creando observatorios con cargo a los presupuestos y aumentando los delitos. Sin entrar en la tremenda  tragedia que subyace detrás del triste caso de Sevilla, podría decirse que este desgraciado episodio  no ha sido más que una gota en un océano, pero, sobre todo es, ha sido un intervencionismo torticero y manipulador lo que ha generado una reacción en cadena de todos los Jueces de España, desde el Tribunal Supremo hasta el Juez del pueblo más pequeño. De esto y, no de la sanción al compañero, se quejan exigiendo medidas de una vez por todas.
Lo llaman corporativismo quienes no quieren hacer frente a su propia responsabilidad y se limitan a transmitir al ciudadano que ha habido un juez y una secretaria judicial que no hicieron su trabajo: en un ejercicio de irresponsabilidad sin precedentes  podemos aceptar esta simplificación y dejarlo ahí. Será entonces cuestión de tiempo preguntarse cual será el nombre del próximo caso, al que le pongamos titulares. Y en esa situación de apatía, conformidad y aceptación de “esto es lo que hay”, seremos responsables todos. No, la Justicia no es cosa solamente de Jueces y Secretarios. Todos, como ciudadanos, deberíamos sentirnos ofendidos por su mal funcionamiento y por la flagrante instrumentalización política de un asunto que, de una forma u otra,  debería molestarnos a todos. ¿No lo llamaban división de poderes? Definitivamente, Montesquieu está muerto y enterrado. Y lo que es peor: parece no importarnos  lo más mínimo.
Soraya Callejo
Directora Economist & Jurist.

¿Quieres seguir leyendo?

Accede a todo nuestro contenido premium por sólo 10.90€ al mes.

Lo quiero


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!