Connect with us

Marketing Jurídico y Habilidades Abogacía

Contenidos web: cómo aprovecharlos para mejorar nuestro posicionamiento en la red



if (typeof BingeIframeRan === "undefined") {
window.addEventListener("message", receiveMessage, false);
function receiveMessage(event) {
try {
var parsed = JSON.parse(event.data)
if (parsed.context === "iframe.resize") {
var iframes = document.getElementsByClassName("binge-iframe");
for (let i = 0; i < iframes.length; ++i) { if (iframes[i].src == parsed.src || iframes[i].contentWindow === event.source) { iframes[i].height = parsed.height; } iframes[i].style.opacity = 1; } } } catch (error) { } } var BingeIframeRan = true; }

Hace apenas unos años toda web de despacho profesional que se preciara debía mostrar una presentación animada desarrollada en tecnología flash. Hablamos de aquellos logotipos animados que se mostraban justo antes de acceder a los contenidos de la página y que nos obligaban a detener nuestra navegación.
Hoy en día sabemos que las animaciones íntegramente en flash constituyen una verdadera barrera para la indexación de los contenidos de nuestra página web en los buscadores de Internet. Es decir que el flash debe dosificarse e incrustarse en el esqueleto de la página web para no interferir en la indexación.
Este es sólo uno de los muchos ejemplos que demuestran la importancia de los contenidos web para el posicionamiento de nuestro despacho en la red. Es decir, que nuestros usuarios nos encuentren depende en gran medida de la información que ofrecemos a través de nuestra página y de cómo la ofrecemos.
Veamos cuales son los puntos clave para crear y redactar unos contenidos web ‘óptimos’ desde el punto de vista del posicionamiento:
>Textos cortos y claros: Los abogados, por deformación profesional, tendemos a redactar grandes volúmenes de texto empleando un lenguaje denso y a menudo reiterativo. En el entorno web hay que ser breve y conciso. Expresar las ideas principales y plasmarlas a través de un texto esquemático para que nuestro usuario nos conceda el regalo de detenerse a leerlo y no salte hacia otra página.
>Densidad de palabras clave: Las palabras clave de nuestros contenidos son aquellas que utilizarán nuestros usuarios para encontrarnos a través de los buscadores. Por ejemplo, un bufete especializado en expropiaciones inmobiliarias tendrá como palabras clave términos como: ‘expropiación forzosa, ‘derechos de los expropiados’, ‘justiprecio’, etc. Es importante que la densidad de estas palabras entre los contenidos de nuestra página web sea elevada. Si alguien las busca en Google por ejemplo, el buscador interpretará que somos una web ‘relevante’ para la búsqueda porque estos términos aparecen con elevada frecuencia en nuestra página.
>Distribución de palabras clave: Las palabras clave no sólo deben estar referenciadas en la web de forma continua sino que su distribución también debe ayudar al posicionamiento. Incluirlas en negrita o como links internos hacia otras secciones o como títulos dentro de los contenidos nos ayudarán a mejorar nuestra posición en el ranking de resultados del buscador.
>Dinamismo de los contenidos: Los buscadores rastrean periódicamente las páginas web y detectan cualquier variación de contenidos que se haya producido. Las páginas más actualizadas y con mayor movimiento de contenidos serán las que aparezcan mejor posicionadas. Google por ejemplo utiliza su robot ‘Freshbot’, que rastrea los sitos web identificando cualquier variación y actualizando la base de datos de Google. Cuanto más ‘viva’ se nuestra página más fácilmente nos encontrarán nuestros usuarios.
>Volumen de imágenes: El contenido en formato imagen de nuestra página web (botones, fotografías, iconos, etc.) no puede ser indexado por los buscadores. Un menú formado por botones gráficos por tanto se indexará peor que un menú textual. En caso de que por razones de imagen sean necesarias las imágenes deberemos asociarles las llamadas etiquetas ALT (etiquetas dentro del código html de la página web que asocian a la imagen un texto descriptivo que es visible cuando pasamos el ratón por encima de la misma). El contenido de la etiqueta sí será indexable por parte de los buscadores.
> Links Internos: Los buscadores rastrean los distintos niveles de contenido de nuestra página web (página principal, secciones interiores, etc.). Si nuestras páginas están interrelacionadas entre sí a través de links internos, facilitaremos el camino del buscador y por tanto el proceso de indexación.

>Etiquetas Meta: Al igual que las etiquetas ‘ALT’ anteriormente mencionadas, las etiquetas Meta se encuentran incluidas en el código html de la página y proporcionan información muy relevante para ser indexada por los buscadores. Las etiquetas más importantes son las etiquetas ‘Título’ y ‘Descripción’ en las cuales se incluye el texto del título de nuestra web y la descripción breve de la misma que aparecerá en el buscador cuando un usuario realice una búsqueda. Es importante incluir también el máximo número de palabras clave en estos dos parámetros.

La redacción de los contenidos de nuestra página y el uso de las estrategias anteriores deben combinarse evidentemente con nuestro conocimiento del público target al que nos dirigimos y que en último término determinará el estilo y la oferta de contenidos que ofrezcamos.
En definitiva se trata de crear contenidos web o adaptar los que ya tenemos para potenciar de forma eficaz nuestra presencia transversal en las herramientas de búsqueda de Internet. Si no lo hacemos nosotros lo hará nuestra competencia y el usuario no dudará en elegirla con un simple clic.









Artículo elaborado por el Dpto. de Marketing de Iuris.doc.

...

¿Quieres seguir leyendo?

Aprovecha nuestra oferta estival

Suscríbete a Economist & Jurist Papel + Digital mensual por
19.99€/mes+ IVA
14.99€/mes + IVA
Lo quiero