Connect with us

Noticias Jurídicas

Abogados y éxito.



Bajo el sugerente título de hoy el contenido del post tiene que ver una vez más, con “mi creencia y experiencia”, ( y la de otros muchos), de que paradójicamente para ser un buen abogado hay que saber más de otros campos que no son del derecho.
Con muchísima frecuencia, me encuentro en situaciones con otros abogados en las que detecto claramente que existe en la negociación o el acuerdo un problema respecto a la propia “visión” del problema, es decir, muchas veces sencillamente son “incapaces” de escapar a la visión técnico legal del problema. Muchos me objetaran que somos abogados y que para eso nos contratan, y el argumento es cierto!!!…sólo en parte.
Nos contratan para que resolvamos un problema en el que el cliente cree que la salida se la podemos proporcionar con nuestros conocimientos legales, pero eso no es una carta blanca para abstraerse de la lógica del propio problema. Pondré algunos ejemplos:
• Como abogado de un constructor tengo complicado dar un buen servicio jurídico en una reclamación de cantidad si no entiendo que una certificación de obra se obtiene por resta de lo construido desde el orígen, ( conocimiento que no tiene nada de legal, es sólo un uso negocial del mercado).
• Como abogado de matrimonial no puedo aconsejar un régimen de guarda y custodia sin explicarle al cliente/a cuales van a ser las repercusiones psicológicas que va a tener sobre los niños dicho regimen, porque eso forma parte de la solución y tampoco es un conocimiento legal.
Lo cierto, es que mi percepción es que con más frecuencia se hace así que asá. Y eso sólo lleva a un descontento oculto o no del cliente, ( que puedo asegurar que percibe claramente que no tenemos ni idea del problema, lo cual lo deduce por las 72 preguntas que le hacemos para entender algo simple para él) y una percepción de la profesión más bien “mala”.
Entender “el problema” del cliente desde todas sus perspectivas y facetas, ( y concretamente desde la de su necesidad) genera clientes contentos que se sienten respaldados y que pueden confiar en su abogado, lo cual sigue siendo desde luego una de las reglas básicas de este juego.
Lo que propongo implica estudiar más sobre materias que no enseñan en la facultad de derecho, y como en todas no se puede, por eso una vez más mi apuesta para los medianos y pequeños es la especialización o, especializaciones.
Ah!!! y a los que lo hacen así les va mejor, eso es un hecho,
Me repito un poco…ya lo sé, pero es que es así…
Por Josan Garcia. Blog de gestión de despachos de abogados.